Salir con un hindú

Qué es el budismo (Jorge Luis Borges;Alicia Jurado)

2020.09.18 14:00 kong-dao Qué es el budismo (Jorge Luis Borges;Alicia Jurado)

Siddharta queda siete días en la soledad. Busca después a los ascetas que habitan en la selva; unos están vestidos de hierbas, otros de hojas. Todos se alimentan de frutos; unos comen una vez al día, otros cada dos días, otros cada tres (Nota propia: Adan y Eva también iban vestidos con hojas luego de comer "el fruto prohibido") Rinden culto al agua, al fuego, al sol o a la luna. Hay quien está parado en un pie y hay quienes duermen en un lecho de espinas.

Acaso no sea inútil señalar que el siglo VI a. de C., en que floreció el Buddha, fue un siglo de filósofos: Confucio, Lao Tse, Pitágoras y Heráclito fueron contemporáneos suyos.

Como Schopenhauer, los hindúes desdeñan la historia; carecen de sentido cronológico

La verdad, por escandalosa que sea, es que a los hindúes les importan más las ideas que las fechas y que los nombres propios.

El alma inmaterial es un espectador, un testigo, no un actor de las cosas. Cuando el cuerpo sutil o alma psíquica intuye esta verdad, cesa la unión del alma con la materia.

Como todas las religiones y filosofías del Indostán, el budismo presupone las doctrinas de los Vedas. La palabra Veda significa «sabiduría» y se aplica a una vasta serie de textos antiquísimos que, antes de ser fijados por la escritura, se transmitieron oralmente de generación en generación (Nota propia: Transmisión oral igual que el Taoismo y Confucionismo para evitar que los conocimientos sean "atrapados" por los que sabían leer y/o escribir)

Recordará el lector que Parménides análogamente negó que hubiera variedad en el mundo. Zenón de Elea, su discípulo, formuló sus paradojas para probar que las nociones corrientes del tiempo y del espacio conducen a resultados absurdos. Para Sankara hay un solo sujeto conocedor; su esencia es eterno presente.

Elige a su madre, la reina Maya (este nombre significa la fuerza mágica que crea el ilusorio universo), mujer de Suddhodana, que es rey en la ciudad de Kapilavastu, al sur del Nepal

Mara, dios del amor, del pecado y de la muerte, ataca entonces a Siddharta.(Nota propia: Mara: dios de la ilusión, es quien tienta a Buda cuando medita bajo "el árbol de la sabiduría" - situación similar cuando Jesús es tentado por el demonio en el monte)

Ya en los Vedas, Dios es el Hechicero que crea el mundo aparencial mediante la fuerza mágica de Maya, la ilusión (...) No existen Maya y Dios; Maya es un atributo de Dios, como el calor y el resplandor son atributos del fuego (...) El cosmos es la ilusión cósmica; el cuerpo, el Yo y la noción de Dios como creador son facetas parciales de esa ilusión.

La salvación debe buscarse en el Vedanta, que enseña la irrealidad de las cosas y la realidad de una sola cosa indeterminada: Dios o el alma. El Vedanta debe ser estudiado con un maestro, cuya lección final será: «Tú eres Brahman».

Como todas las religiones y filosofías del Indostán, el budismo presupone las doctrinas de los Vedas. La palabra Veda significa «sabiduría» y se aplica a una vasta serie de textos antiquísimos que, antes de ser fijados por la escritura, se transmitieron oralmente de generación en generación. El Korán es un libro sagrado, la Biblia es un conjunto de obras que fueron declaradas canónicas por diversos concilios; la índole divina de los Vedas ha sido en cambio reconocida en la India desde una época inmemorial. Himnos, plegarias, incantaciones, fórmulas mágicas, letanías, comentarios místicos y teológicos, meditaciones ascéticas e interpretaciones filosóficas integran los Vedas. Se entiende que son obra de la divinidad que, al cabo de cada una de las infinitas aniquilaciones del universo, los revela a Brahma; este, mediante las palabras de los Vedas, que son eternas, crea un nuevo universo. Así, la palabra piedra es necesaria para que haya piedras en cada nuevo ciclo cósmico.
La más famosa de las escuelas filosóficas, el Vedanta, tiene su raíz en los Vedas; Vedanta quiere decir «Final» o «Culminación de los Vedas». Se trata de un monismo panteísta, afín a las doctrinas occidentales de Parménides, Spinoza y Schopenhauer. Para el Vedanta hay una sola realidad, diversamente llamada Brahman (Dios) o Atman (alma), según la consideremos objetiva o subjetivamente. Esta realidad es impersonal y única; ni en el universo ni en Dios hay multiplicidad. Recordará el lector que Parménides análogamente negó que hubiera variedad en el mundo. Zenón de Elea, su discípulo, formuló sus paradojas para probar que las nociones corrientes del tiempo y del espacio conducen a resultados absurdos. Para Sankara hay un solo sujeto conocedor; su esencia es eterno presente.
Brahman destruye y crea el universo cíclicamente: ambas operaciones son de índole mágica o alucinatoria. Ya en los Vedas, Dios es el Hechicero que crea el mundo aparencial mediante la fuerza mágica de Maya, la ilusión. Dos motivos de muy diversa índole han sido sugeridos para justificar las periódicas emanaciones y aniquilaciones del universo; para unos, el proceso cósmico es natural e involuntario como la respiración; para otros es un juego infinito de la ociosa divinidad. Recordemos la sentencia de Heráclito: «El tiempo es un niño que juega a las damas; un niño ejerce el poder real», y el verso del místico alemán del siglo XVII, Angelus Silesius: «Todo esto es un juego que ejecuta la divinidad».

La doctrina del Vedanta se resume en dos afamadas sentencias: Tat twuam asi (Eso eres tú) y Aham brahmasmi (Soy Brahman). Ambas afirman la identidad de Dios y del alma, de uno y el universo. Esto quiere decir que el eterno principio de todo ser, que proyecta y disipa mundos, está en cada uno de nosotros pleno e indivisible. Si se destruyera el género humano y se salvara un solo individuo, el universo se salvaría con él (Nota personal: Si se salva un ser humano, también se salvaría la ilusión)
Otros maestros del Vedanta agregan que el error fundamental de las almas es identificarse con los cuerpos que habitan y buscar placeres sensuales, que las atan al mundo y son causa de sucesivas reencarnaciones.(Nota propia: Libro Tibetano de los Muertos) La ejecución desinteresada de los deberes que los Vedas imponen conduce a la salvación. Debemos amar al Creador, no a las criaturas.
Después de la muerte, el alma liberada es, a semejanza de Dios, pura conciencia, pero no se confunde con Dios, que es infinito. Esta es la doctrina de Ramanuja; otros afirman que las almas individuales se pierden en la divinidad como la gota del rocío en el mar.
(...)Schopenhauer escribe: «Uno son el torturador y el torturado. El torturador se equivoca, porque cree no participar en el sufrimiento; el torturado se equivoca, porque cree no participar en la culpa».

Los dioses viven muchos siglos, pero no son inmortales. Algunos habitan la cumbre del monte Meru; otros, palacios suspendidos en el aire. A medida que la jerarquía es más alta, los goces son menos físicos; la unión de los dioses inferiores es semejante a la de los hombres; luego, en categorías más elevadas, se realiza mediante el beso, la caricia, la sonrisa o la contemplación. No hay concepción ni nacimiento; los hijos, ya de cinco a diez años de edad, aparecen de pronto sobre las rodillas de la diosa o del dios que es su madre o su padre (según la tradición hebrea, Adán tenía treinta y tres años en el momento en que fue creado). Los dioses de la segunda región ignoran los deleites sensuales: su alimento es la alegría y sus cuerpos están hechos de materia sutil. Oyen y ven, pero carecen de gusto, olfato y tacto. En la tercera región los dioses son incorpóreos y viven en un puro éxtasis contemplativo que puede extenderse a veinte, cuarenta, sesenta u ochenta mil períodos cósmicos.

Para Schopenhauer, hay en el mundo una sola esencia, la Voluntad, que asume todas las formas del universo; la transmigración es un mito que presenta de un modo sucesivo esa realidad eterna y ubicua.

Hemos dicho que cada encarnación determina la subsiguiente; esta determinación constituye lo que las escuelas filosóficas de la India llaman el karma. La palabra es sánscrita y deriva de la raíz kri, que significa «hacer» o «crear». El karma es la obra que incesantemente estamos urdiendo; todos los actos, todas las palabras, todos los pensamientos —quizá todos los sueños— producen, cuando el hombre muere, otro cuerpo (de dios, de hombre, de animal, de ángel, de demonio, de réprobo) y otro destino. Si el hombre muere con anhelo de vida en su corazón, vuelve a encarnar; es como si, al morir, plantara una semilla.

Radhakrishnan ha definido el karma como la ley de la conservación de la energía moral. También podemos considerarlo una interpretación ética de la ley de causalidad
El karma obra de un modo impersonal. No hay una divinidad de tipo jurídico que distribuye castigos y recompensas; cada acto lleva en sí el germen de una recompensa o de un castigo que pueden no ocurrir inmediatamente, pero que son fatales.

La teoría platónica o pitagórica de la transmigración presupone un alma que transmigra, una pura esencia inmortal que se aloja en un cuerpo y después en otro; el budismo, en cambio, niega la existencia de un Yo y recurre al karma para asegurar una continuidad de las diversas vidas.

En el budismo hay seis condiciones para el hombre después de la muerte. Se las llama los Seis Caminos de la Transmigración y se las enumera así: 1) La condición de dios (deva). Estos seres han sido heredados de la mitología indostánica y, según ciertas autoridades, son treinta y tres: once para cada uno de los tres mundos. Deva y Deus proceden de la raíz div, que significa «resplandecer». 2) La condición de hombre. Esta es la más difícil de lograr (...) sólo los hombres pueden alcanzar el nirvana. 3) La condición de asura. Los asuras son enemigos de los devas. Afines a los asuras son los nagas, serpientes de rostro humano (Nota personal: ver diosa taoista Nuwa) que moran en palacios subterráneos, donde conservan los libros esotéricos del budismo. 4) La condición animal. La zoología budista los clasifica en cuatro especies: los que no tienen pies, los que tienen dos pies, los que tienen cuatro pies y los que tienen muchos pies. Los jatakas refieren vidas anteriores del Buddha en cuerpos de animales. 5) La condición de preta. Son réprobos atormentados por el hambre y la sed; su vientre puede ser del tamaño de una montaña y su boca como el ojo de una aguja. Son negros, amarillos o azules, llenos de lepra y sucios. Algunos devoran chispas, otros quieren devorar su propia carne. Suelen animar los cadáveres y merodear por los cementerios (Nota personal: ¿Necromantes?) 6) La condición de ser infernal. Sufren en lugares subterráneos, pero también pueden estar confinados en una roca, un árbol, una casa o una vasija. El Juez de las Sombras habita en el centro de los infiernos y pregunta a los pecadores si no han visto al primer mensajero de los dioses (un niño), al segundo (un anciano), al tercero (un enfermo), al cuarto (un hombre torturado por la justicia), al quinto (un cadáver ya corrompido). El pecador los ha visto, pero no ha comprendido que eran símbolos y advertencias. El Juez lo condena al Infierno de Bronce, que tiene cuatro ángulos y cuatro puertas; es inmenso y está lleno de fuego. Al fin de muchos siglos una de las puertas se entreabre: el pecador logra salir y entra en el Infierno de Estiércol. Al fin de muchos siglos puede huir y entra en el Infierno de Perros. De este, al cabo de siglos, pasará al Infierno de Espinas, del que regresará al Infierno de Bronce.

Predica una Vía Media: el Sagrado Óctuple Sendero, al que conducen las Cuatro Nobles Verdades. Estas verdades son: el sufrimiento, el origen del sufrimiento, la aniquilación del sufrimiento y el camino que lleva a la aniquilación del sufrimiento, o sea, el Óctuple Sendero (...) ¿Qué es el sufrimiento? El Buddha responde: «Es nacer, envejecer, enfermarse, estar con lo que se odia, no estar con lo que se ama, desear y anhelar y no conseguir». ¿Cuál es el origen del sufrimiento? ¿Cuál es el camino que lleva a la aniquilación del sufrimiento? El Buddha responde: «Es el Sagrado Óctuple Sendero: recto conocimiento, recto pensamiento, rectas palabras, rectas obras, recta vida, recto esfuerzo, recta consideración y recta meditación». Estas normas integran una Vía Media (Nota personal: Confucio - El Justo Medio) (...) La doctrina, observa Köppen, no es dogmática ni especulativa; es moral y práctica.

Nirvana es la palabra sánscrita que, etimológicamente, vale por «apagamiento», «extinción»; también cabría traducir «el extinguirse» o «el apagarse».

En cambio, el budismo niega, adelantándose a Hume, la conciencia y la materia, el objeto y el sujeto, el alma y la divinidad. Para las Upanishadas, el proceso cósmico es el sueño de un dios; para el budismo, hay un sueño sin soñador. Detrás del sueño y bajo el sueño no hay nada. El Nirvana es la única salvación (...) Schopenhauer, que tanto ha influido en las interpretaciones occidentales de la doctrina del Buddha, considera que Nirvana es un eufemismo de la palabra nada (...) Alcanzado el Nirvana, antes de la muerte, las acciones del santo ya no proyectan karma alguno; puede prodigar bondades o cometer crímenes, y estos no engendran recompensa ni castigo, ya que está libre de la Rueda y no renacerá.

Para nosotros, la extinción de una llama equivale a su aniquilamiento; para los hindúes, la llama existe antes de que la enciendan y perdura después de apagada. Encender un fuego es hacerlo visible; apagarlo, es hacerlo desaparecer, no destruirlo (...) Lo mismo ocurre con la conciencia, según el Buddha: cuando habita el cuerpo la percibimos; cuando muere el cuerpo desaparece, pero no cesa de existir.

De Aristóteles se dijo que por la mañana confiaba sus pensamientos íntimos a unos pocos alumnos; por la tarde, comunicaba a un grupo más amplio una versión popular. La primera doctrina era la esotérica; la otra, la exotérica. Lo mismo ocurre con Pitágoras y con Platón y, también, con el Buddha.

El ideal del Buddha ha sido reemplazado por el del Bodhisattva, un hombre que se propone llegar a Buddha al cabo de innumerables encarnaciones.

El Hinayana afirma que en el Nirvana desaparecerán la vista, el tacto, el olfato, el gusto y la audición, y compara al elegido con una lámpara apagada. Nagarjuna declara que lo que no existe no puede desaparecer ni continuar. El Nirvana equivale a la concepción de que nada existe; el Samsara ya es el Nirvana y se identifica con el principio absoluto que hay detrás de las apariencias. El hombre que sabe que no es ha alcanzado el Nirvana; el vasto universo astronómico no es menos irreal que ese hombre. Quien se confunde con los otros y con todo lo otro ya ha logrado la meta (Nota personal: taoismo)

En uno de los tratados que se titulan Ápice de la Sabiduría, se lee que todo, para el sabio, es mera vacuidad, mero nombre; también es mera vacuidad y mero nombre el Ápice de la Sabiduría (Nota personal: taoismo)

Hay una carrera intermedia, la del Pratyeka Buddha, el santo solitario que, sin ayuda de maestros, llega a ser Buddha, pero que no puede comunicar su iluminación.

En el Hinayana no hay sacerdotes,hay monjes; el lamaísmo, en cambio, nos muestra una vistosa jerarquía, cuyas dos cabezas —el Dalai-Lama o Glorioso Rey y el Pantchen-Lama o Glorioso Maestro— ejercieron, como los Papas medievales, el poder temporal y espiritual.

(...) el lamaísmo, como la doctrina cristiana, concede una decisiva importancia a la hora de la agonía. Llegada esa hora, o aun después de la muerte, un sacerdote lee al moribundo o al cadáver el libro que se llama Bardo-Thödol o Liberación por el oído, que consta de una serie de instrucciones para el viajero en los reinos de la muerte (...) Una vez enterrado el cadáver, la ceremonia continúa; su duración es de cuarenta y nueve días y se ejecuta ante una efigie que representa al muerto. La efigie finalmente se quema.

El confucianismo es menos una religión que un sistema ético y social; el taoísmo enseña, como el budismo, la irrealidad del universo. Es famosa la parábola de Chuang-Tzu, otro de sus maestros: «Chuang-Tzu soñó que era una mariposa y no sabía, al despertar, si era un hombre que había soñado ser una mariposa o una mariposa que ahora soñaba ser un hombre».

Cuando en el año 526 el patriarca Bodhidharma arribó a la China, el emperador se jactó de los numerosos monasterios que había fundado y de la cantidad creciente de monjes; Bodhidharma le dijo que tales cosas pertenecían al mundo de las apariencias y que no había ganado ningún mérito. Luego, se retiró a meditar. Según una leyenda, pasó nueve años en silencio ante un muro, donde quedó impresa su imagen. Fundó la secta de la meditación (Ch’an), que daría origen en el Japón al budismo Zen.
(...)
Los monjes eran, por lo regular, gente ignorante reclutada entre los campesinos y tampoco recibían una instrucción general en el monasterio.

El budismo tántrico cree que la iluminación sólo puede obtenerse por medio de una doctrina esotérica que el maestro, el guru, enseña oralmente al discípulo, el chela, y que no podemos hallar en las escrituras sagradas. Las prácticas comprenden tres métodos: la repetición de fórmulas, los gestos y danzas rituales y la meditación que nos identifica con determinadas divinidades (...) Para ayudar a la imaginación existe una tradición pictórica: ciertos mándalas representan a las divinidades y otros son símbolos de los Buddhas o del universo.

(...) el primer ejemplo de intuición instantánea que en el Japón se llama satori; equivale a lo que sentimos al percibir de golpe la respuesta a una adivinanza, la gracia de un chiste o la solución de un problema.
(...)
Nuestros hábitos mentales obedecen a los conceptos de sujeto y de objeto, de causa y efecto, de lo probable y de lo improbable y a otros esquemas de orden lógico que nos parecen evidentes; la meditación, que puede exigir muchos años, nos libra de ellos y nos prepara para ese súbito relámpago: el satori.
Desconfiar del lenguaje, de los sentidos, de la realidad del pasado propio o ajeno y aun de la existencia del Buddha, son algunas de las disciplinas que debe imponerse el adepto. (Nota personal: Desconfiar, cuestionar, dudar, filosofar)

Para provocar el satori, el método más común es el empleo del koan, que consiste en una pregunta cuya respuesta no corresponde a las leyes lógicas.

«La felicidad es de aquel que tiene nada, que ha dominado la doctrina y ha alcanzado la sabiduría. Mira cómo sufre el que tiene algo. El hombre está encadenado al hombre».

Aclaremos que infinito no es, para el budismo, un sinónimo de indefinido o de innumerable; significa, como en las matemáticas, una serie sin principio ni fin. Nuestro pasado no es menos vasto ni menos insondable que nuestro futuro.
submitted by kong-dao to Filosofia_Renovada [link] [comments]


2020.08.19 15:32 racortmen EN LA NOVELA “EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA", GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ PARECE HABERNOS DEJADO UN MANUAL PARA ENFRENTAR EL COVID-19

Los invito a leerlo:
submitted by racortmen to podemos [link] [comments]


2018.06.16 18:15 jmbbao Dr Gallagher

Dr. Gallagher, psiquiatra educado en Princeton y Yale: "Hay muchos otros psiquiatras y profesionales de salud mental que hacen lo que yo hago, aunque son reacios a hablar públicamente" explica. "Por eso mi trabajo es algo diferente. Porque he tenido muchas experiencias y estoy siempre dispuesto a hablar de ello. Siento una obligación a hablar sobre ello. Creo que debo hacerlo"...
El examen que el Dr Gallagher’s realiza para ver si el paciente está enfermo mentalmente o está poseído por demonios determinará si se practica exorcismo.
... apunta que los casos de posesión son gente que sufre "tremendamente"...
"Hay un procedimiento estricto para determinar el problema de la persona, no estoy simplemente intuyéndolo. Lo trato desde un punto de vista muy científico" dijo.
...en su opinión médica, la posesión es muy rara, pero real. "hay casos de posesión de espíritus en todas las culturas" dijo. Ha evaluado casos enviados a él por parte de sacerdotes, rabbis, y representantes de otras tradiciones espirituales.
https://www.yahoo.com/news/apos-demonic-possession-real-victims-081531844.html
Quiero comentar varias cosas: El doctor tiene el valor de hablar públicamente lo que él mismo dice que los otros no se atreven a hablar públicamente. Eso le honra. Se equivoca en alguna cosa que dice, por ejemplo cuando dice que el demonio es real y pone palabras del papa Francisco. El demonio NO EXISTE. Pero sí existe una "organización" y sí es cierto a veces se presentan con el nombre de Lucifer, pero es para usar el miedo que en mucha gente el pronunciar el nombre y con una voz ronca y luego risas y tal, evoca. Vamos, si está uno que acaba de salir de la facultad y se encuentra con eso, se caga en los pantalones, cierra la sesión y se despide del paciente para no verlo jamás (esto es literalmente lo que hacen). Sí existe una "organización" pero no existe ni Lucifer, ni Baphomet ni otros nombres sobretodo famosos en América y Africa. Cuando les preguntas quien es normalmente no te dicen que es "mariano" que se pegó una hostia con la moto y ahora está chupando nuestra energía, obviamente eso hasta haría reir al paciente y sube en vibración y ya se ha fastidiado. Te dice que es Lucifer, pone la voz ronca y se ríe que retiembla la estancia (el que quiera ver videos me dice que le pongo). Suelen contestar otras veces un nombre que incluso creo que aparece en una serie o una película últimamente la he visto: LEGION. ¿Quien eres? Somos LEGION. Eso lo he visto varias veces. Entonces más tarde viendo de donde provenía el nombre de "satan" (adversario significa, no recuerdo en qué idioma) me enncontré que en hindú o algún idioma de por allá, se llama "saitan" a lo que llamamos "legion". Eso me parece un punto muy a favor de donde viene el nombre satan, que tanto puede venir de "adversario" como de "legion" en mi opinion. Pero como veis, la figura, un jefe, un "satan" no existe. Ni jamás se ha visto en hipnosis a un jefe sino a un conglomerado de entidades, eso sí cada una con sus respectivos jefes. Sobre todos ellos, y que los controla, está la Inteligencia Artificial que lleva controlándonos 900 mil años, pero eso ya es entrar en un campo aún más difícil de creer si ni siquiera creeis en posesiones.
El otro dato erróneo es cuando dice que "las posesiones son muy raras". Se equivoca y no se equivoca y me explico: si denominas posesion al control total de la entidad sobre tu cuerpo, y que tú no eres capaz ya casi de controlarlo, entonces sí, eso es raro. Normalmente no se llega a ese estado. Recuerdo en una hipnosis que la persona estaba muy controlada y se le preguntó a la entidad porqué simplemente no seguía extrayendo energía sin llegar a ser tan obvio que la familia del paciente recurrió al hipnoterapeuta con lo que la persona se ha liberado, o sea, por qué la controlais tanto si es perjudicial porque ha venido a mi y se ha liberado. La respuesta es que se les fue la mano con el control, que sí que se habían pasado y fue un error. Nunca es una sola entidad, suele haber 3 o más, en algunos casos (gente de Luz con misiones, pueden ser centenares (el que quiera ver un caso de centenares me lo dice que se lo pongo).
O sea que sí, que tiene razón, que la posesión entendida de esa forma (como control total) es muy raro. Pero cómo llamamos a esa continua interacción con nosotros donde continuamente plantan ideas para que hagamos cosas malas y que el aura por lo tanto se abra, o cómo llamamos al agarre energético con varias entidades que tienen casi todos los humanos del planeta? Son ya posesiones, porque el paciente ya obedece ideas que cree él mismo inventa, y está siendo extraído de energía continuamente y eso se ve en el típico dolor de espalda de la juventud, en el típico cansancio crónico de un poco más adelante, en los típicos problemas tan sólo en el lado derecho del cuerpo, etc.
Este thread lo pongo porque me había escrito uno en esta plaza, que le parecía mentira que yo estuviese tan "anticientifico" y tal. Me faltó en mis contestaciones ponerle una artículo donde un psiquiatra que estudió en Princeton y Yale le dice lo que yo le digo.
Y la última cosa que quiero notar que estoy en desacuerdo ABSOLUTO es que un exorcismo funcione. Un EXORCISMO no funciona. En una hipnosis se le preguntó a la entidad si los exorcismos que realizaban los sacerdotes funcionaban, la entidad dijo que no, que simplemente se iban por unos días y luego volvían. La forma correcta es romper los lazos que permiten que la union siga, y luego hacer entender al paciente cómo ha ocurrido la interacción, qué ha causado que la entidad se pudiera enganchar a su energía, o sea se ve quizá un ritual, quizá odios, quizá un trauma, quizá un abuso, lo que sea que ha fracturado el aura y ha permitido una caida de vibración. Un exorcismo además es realizado por la misma "religion" que practica satanismo, o sea, que los llama y los alimenta y les da tareas que hacer a estos espíritus de baja vibración... o sea que es llamar a la zorra para que cuide las gallinas (esto no quiere decir que no haya sacerdotes buenos, que no sepan de qué va todo en la iglesia, hay inocentes en todas partes, pero la mayoría sabe lo que hay).
submitted by jmbbao to podemos [link] [comments]


2017.01.29 22:12 RaulMarti LAS INDUSTRIAS QUIMICA Y FARMACEUTICA AL SERVICIO DEL PODER.Investigación,armamento,negocio. (Capitulo 1)

(De "La felicidad tecnológica"-Andrés Herrero)
Nuestra humanidad radica en nuestra conciencia y no en la tecnología. Algo que Bakunin comprendió a la perfección cuando indicó que:
«La ciencia es la brújula de la vida, pero no es la vida; la ciencia tiene como misión esclarecer la vida, no gobernarla.
Si los sabios no pueden hacer experiencias sobre el cuerpo de los hombres, querrán hacerlas sobre el cuerpo social, y he ahí lo que hay que impedir a toda costa, porque la ciencia no tiene corazón ni conciencia.
Su misión es ocuparse de la situación y desenvolvimiento de la especie humana, pero sería desastroso confiarle una misión que es incapaz de ejecutar.
Puesto que su propia naturaleza abstracta le obliga a ignorar la existencia y la suerte de Pedro y de Santiago, no hay que permitirle, ni a ella ni a nadie, gobernar a Pedro y a Santiago en su nombre, porque sería muy capaz de tratarlos poco más o menos que como se trata a los conejos, y acabaría por esquilmarlos en nombre de la ciencia, como los han esquilmado hasta ahora los sacerdotes y políticos de todos los colores.
Lo que predico es, hasta cierto punto, la rebelión de la vida contra la ciencia, o más bien contra el gobierno de la ciencia.
No para destruir la ciencia - eso sería un crimen de lesa humanidad -, sino para ponerla en su lugar, de manera que no pueda volver a salir de él.
Hasta el presente toda la historia humana no ha sido más que una inmolación perpetua y sangrienta de millones de seres humanos, sacrificados a una abstracción cualquiera: Dios, patria, estado, honor nacional, pueblo, derechos históricos, progreso o bien público.
No pienso que la sociedad deba maltratar a los hombres de talento como ha hecho hasta el presente, pero tampoco que deba engordarlos o concederles privilegios.
Una academia científica, incluso la de los hombres más ilustres, acabaría indefectiblemente por corromperse moral e intelectualmente.
Esa es la historia de todas las academias.
¨El mayor genio científico, desde el momento en que se convierte en académico y en sabio oficial patentado, pierde su espontaneidad, su atrevimiento; gana en cortesía y sabiduría utilitaria y práctica lo que pierde en potencia de pensamiento, porque toda posición privilegiada mata el espíritu y el corazón de los hombres.
Cuando se trata de zapatos, prefiero la autoridad del zapatero; si se trata de una casa, de un canal o de un ferrocarril, consulto la del arquitecto o el ingeniero.
Pero no dejo que se impongan a mí ni el zapatero, ni el arquitecto ni el sabio.
Les escucho libremente y con todo el respeto que merecen su inteligencia, su carácter y su saber, pero me reservo mi derecho incontestable de crítica y de control.
No me contento con consultar una sola autoridad especialista, sino que consulto varias: comparo sus opiniones y elijo la que me parece más justa.
Por eso, no reconozco autoridad infalible ni aun en cuestiones especiales; y no obstante el respeto que pueda tener hacia la honestidad y la sinceridad de tal o cual individuo, no tengo fe absoluta en nadie.
Una fe semejante sería fatal a mi razón, la libertad y el éxito de mis empresas, y me transformaría inmediatamente en un esclavo estúpido y en un instrumento de la voluntad y los intereses ajenos.
Si me inclino ante la autoridad de los especialistas y me declaro dispuesto a seguir, en una cierta medida y durante el tiempo que me parezca necesario sus indicaciones y aún su dirección, es porque esa autoridad no me es impuesta por nadie.
La más grande inteligencia no podría abarcar el todo.
De donde resulta para la ciencia, tanto como para la industria, la necesidad de la división y de la asociación del trabajo.
Yo recibo y doy, tal es la vida humana.
Cada cual es dirigente y dirigido a la vez.
Por tanto no puede haber autoridad fija y constante, sino un cambio continuo de autoridad y de subordinaciones mutuas, pasajeras y sobre todo voluntarias.
Aceptamos todas las autoridades naturales y todas las influencias de hecho, pero ninguna de derecho, porque toda autoridad o toda influencia de derecho, y como tal oficialmente impuesta, se convierte pronto en una opresión y en una mentira, que nos impone indefectiblemente la esclavitud y el absurdo».
“La ciencia sin conciencia constituye uno de los pecados capitales de la humanidad”, manifestaba hace ya casi medio siglo Gandhi... ¿pero cómo las prédicas de un insignificante aguafiestas hindú iban a desviar la gloriosa locomotora del progreso, del dorado futuro que aguardaba a la humanidad?
Y sin embargo, ¿qué se puede esperar de ella sabiendo que la mayor parte de la investigación científica está financiada por ejércitos y empresas?
La ecuación que calcula la trayectoria de un misil es un arma de guerra, no de conocimiento.
La racionalidad pura, exenta de subjetividad, solo puede desplegarse libremente hasta sus últimas consecuencias en el reino de lo abstracto.
Los problemas matemáticos tal vez tengan una solución única, pero la vida no.
De ahí que el mundo de las máquinas resulte tan poco racional como el de los humanos y adolezca de sus mismos defectos, aunque culpabilizando a la tecnología, exorcicemos los nuestros.
La mercantilización e instrumentación de la ciencia hace que sus prioridades se orienten hacia el conocimiento rentable en términos de poder, de prestigio o de negocio:
«El carro militar precedió al uso de carretas para transporte de personas y pertenencias; el petróleo ardiente se usó para repeler a los enemigos que asediaban las ciudades mucho antes de ser empleado para calentar calderas o mover máquinas; la guadaña fue anexada a los carros de combate para cortar hombres mucho antes de que existieran las máquinas segadoras, y los conocimientos que Arquímedes tenía de mecánica y de óptica se aplicaron para destruir la flota romana que asediaba a Siracusa, antes que para otras necesidades.
Desde el fuego griego a las bombas atómicas, y desde las ballestas a los cohetes teledirigidos, la guerra ha sido la fuente primordial de los inventos».
Así es como progresa la humanidad.
En vez de olvidar las artes de la guerra para adquirir las de la vida como reclamaba Lewis Mumford, estamos haciendo exactamente lo contrario.
El mismo presidente Bush que vetó la investigación clínica con células madre embrionarias, invirtió solo durante el período 2001 - 2004, 14.500 millones de dólares en investigaciones civiles relacionadas con la guerra biológica.
«Estados Unidos está gastando actualmente en armas nucleares, una vez y media más que durante la guerra fría. En enero de 2002 la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (National Nuclear Security Administration o NNSA), señaló la urgente necesidad de "revitalizar su arsenal atómico", y en la solicitud de fondos para 2008 incluyó 6.400 millones de dólares destinados a nuevos diseños de misiles balísticos intercontinentales lanzados desde submarinos, mientras se amenazaba a Irán para que desistiera de sus planes nucleares».
Derrochar tan ingentes sumas de dinero se explica porque las armas son el elemento sobre el que reposa el desigual reparto de riqueza en el mundo y que solo por la fuerza se puede mantener.
Por eso, el gasto en armamento crece sin cesar, porque no se trata de luchar contra la pobreza, sino contra los pobres.
De ahí que no se escatimen recursos para el progreso de la ciencia de matar.
Nos armamos hasta los dientes para exorcizar el miedo a nuestros semejantes, y al final son nuestras propias armas las que más nos aterran.
El protector se convierte en verdugo.
Las enseñanzas del milenario y sabio Tao, de que “el carácter de la existencia del hombre viene determinada por las energías a las que se conecta, y por eso hay que unirse a las más elevadas”; o de que “la bondad supone consideración hacia los demás y respeto por la vida”, han caído en saco roto, arrumbadas como doctrinas polvorientas.
La mayor parte del presupuesto científico es militar y los ordenadores más potentes del mundo están dedicados a tan humanitario objetivo.
Y tras la investigación bélica, se sitúa la empresarial, que absorbe los recursos que requeriría la investigación científica básica, lo que obliga a ésta a mendigar sus favores.
Los cuantiosos fondos que demandan ensayos, equipos y laboratorios, coartan de forma irremediable su independencia:
«Los científicos individuales se dirán a sí mismos que si ellos no hacen la investigación, otro la realizará.
La financiación de las investigaciones esta férreamente dominada por las subvenciones del ejército, lo que hace que algunos científicos tengan que elegir entre aceptar esa financiación militar o abandonar el campo de investigación elegido.
Y como el mismo implante cerebral puede servir para crear un soldado-robot que para rehabilitar a un enfermo de Parkinson, los científicos se dirán a sí mismos que “realmente” están trabajando a favor de las tecnologías de la salud para hacer un bien a la humanidad, aunque con financiación del Pentágono».
CONTINUARÁ
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2016.06.08 16:00 MevalemadresWey Tus lugares favoritos para visitar en la Ciudad de México que pocas personas conocen.

Este post lo elaboro con el propósito de animar a Dasuyaaan, quien comentó hace un día que la depresión comenzaba a reptar entre sus fibras sentimentales, así que buscaba alternativas de lugares en la Ciudad de México para salir a despejarse.
De igual manera, si a algún redditor que va a turistear a la Ciudad de México le funciona este post me doy por bien servido y, adicionalmente, si alguien desea contribuir con un aporte interesante, proporcionando ubicación y razones por las que es su lugar de conveniencia, ayudarán mucho a alcanzar este propósito.
Así que sin más, mis sitios favoritos en la Ciudad de México:
El Museo-Panteón de San Fernando se ubica en el centro histórico, atrás de la parroquia de San Fernando, a donde llegan todos los SanJuaneros a monear cada mes. Este lugar es espectacular porque tiene todo el aire de un panteón como el de Père-Lachaise, claro, un poco más modesto pero es un lugar excelente para visitar a solas, en silencio y con el propósito de inspirarte. Excelente lugar para descansar del barullo y la locura del Centro, lo recomiendo ampliamente si deseas un momento de calma y acercarte a la herencia de Benito Juárez y Doña Margarita Maza de Juárez.
Los pasillos del Museo Nacional de Arte son un lugar excelente para estar solo y disfrutar de un oasis de silencio y calma. El vestíbulo del museo te recibe con una escultura muy característica que se titula Después de la Orgía que es solo un aperitivo de la delicia que te ofrece el museo. Hay una exposición permanente del paisajista José María Velasco, a quien considero uno de los mejores del mundo ya que retrata el México antiguo de una forma que te hace viajar al pasado. Las exposiciones, conciertos y el edificio mismo te ofrecen riqueza cultural que solo puede apreciarse a solas. Sin embargo, mi recomendación es que disfrutes de una de las bancas que se encuentran mirando hacia el patio interior del edificio en compañía de un buen libro. Los días nublados o lluviosos le otorgan una atmósfera de melancolía apta para ideas creativas y románticas.
El Museo Dolores Olmedo en Xochimilco muestra una colección de objetos del mundo que pertenecieron a Dolores Olmedo. El edificio se encuentra en una zona bonita de la Ciudad aunque algo conflictiva de tráfico. Sus patios y jardínes te permiten sumergirte en un ambiente de tranquilidad que contrasta con el espantoso tráfico del exterior. Las salas muestran un universo de objetos que fueron adquiridos en todo el mundo, muchos de ellos muy bellos y particulares. Yo recuerdo en particular un colmillo de elefante, enorme, tallado hasta el último centímetro con figuras de personajes hindúes; la riqueza de detalle, su unicidad y su belleza te transportan a mundos antiguos y exóticos. No pierdas la oportunidad de dedicarle varias horas para llenarte de las maravillas exhibidas.
El vestíbulo del Palacio de Bellas Artes tiene una arquitectura y diseño de principios del siglo XX. No es mi favorita pero la gran ventaja que ofrece es que no tiene costo, rompe completamente con la arquitectura gris de la ciudad y te permite un espacio para apreciar los murales de no se qué cabrón. La verdad a mí el muralismo me zurra y por ello me declaro ignorante de dicha corriente plástica pero dado que hay bancas, se encuentra en un punto elevado y poca gente lo frecuenta durante la semana, es un lugar excelente para procurarte un poco de silencio y espacio para la reflexión. No mi favorito pero definitivamente punto obligado cuando visito.
El Café-Mirador en el edificio de Sears frente a Bellas Artes. Me parece que se encuentra en el cuarto piso del edificio de la tienda Sears que mira de frente al Palacio de Bellas Artes. La vista es espectacular, en particular durante la tarde ya que el juego de luces del cielo, complementado con la iluminación del palacio te permiten permanecer ajeno al paso del tiempo, sacándote de ese trance únicamente el ocasional sorbo a tu café o mordida a tu postre. Excelente para perderte un tiempo y disfrutar del paisaje. Excelente en compañía pero también buenísimo a solas.
El centro comercial Plaza-Loreto es un sitio, obvio, comercial pero con un ambiente menos nefasto que el de cualquier plaza. Tiene amplios espacios para caminar, una "sucursal" del museo Soumaya y a Cinemanía que es un pequeño proyecto cultural de cine de arte que proyecta películas excelentes en salas pequeñas. La ventaja de este lugar es que no es muy concurrido, te permite ser cómodamente anónimo ya que te encuentras entre boutiques, el museo y el cine. Mi sugerencia es visitar el cine por la tarde, para salir y disfrutar del ocaso dentro de la edificación ya que sus patios no están techados así que toda la luz natural se filtra y el ambiente se torna muy agradable.
La pista de hielo del centro comercial Gran Sur. OJO, desconozco en qué condiciones se encuentre este centro comercial, cuando yo viví en la ciudad de México no era muy frecuentado este sitio y la pista era pequeña pero tenía unas bancas a los lados de la pista, así que podías disfrutar del frío de la pista, las risas y los gritos de los niños y, por supuesto, ver pasar a muchas chicas lindas. Escuchar el corte de las navajas de los patines en el hielo ofrece una oportunidad excelente para abstraerte completamente del mundo, aún cuando a tu alrededor hay cientos de personas transitando.
La terraza del centro comercial Plaza Inn, en Insurgentes Sur. Esta es una plaza comercial no muy concurrida, completamente techada y con negocios poco comunes. Lo mejor es que tiene una terraza en el último piso, muy poco frecuentada, que se encuentra entre dos gigantes de metal y cristal, ésta mira hacia Insurgentes pero como es relativamente alta, una parte del ruido se pierde así que te permite apreciar la avenida, el parque que se encuentra al frente y perderte en el andar de las personas que circulan tanto por el asfalto como por las banquetas. A mí me gusta por las tardes-noches ya que la iluminación de la calle se pelea con los últimos rayos del sol, así que el espectáculo es placentero a la vista.
La zona cultural de Ciudad Universitaria es un espacio excelente para disfrutar tanto de la naturaleza, como de las bellas artes. Tiene salas donde constantemente hay funciones de teatro, danza, música de cámara y clásica. En caso de que te aburras de esto (no sé cómo pero hay gustos para todo) puedes caminar hacia el espacio escultórico y escalar uno de los tantos polígonos que rodean al boquete central. Este es un sitio que definitivamente se disfruta mucho a solas ya que se encuentra dentro de una reserva ecológica, así que el paisaje es verde hacia cualquier lado que mires. Ya construyeron un edificio grande que se alcanza a ver a lo lejor pero creo que puedes sobrevivir.
Las Islas de Ciudad Universitaria son el lugar de preferencia para holgazanear de los estudiantes pumas. Es un área amplia de pasto en la que puedes deambular muy a gusto sin ser juzgado por nadie. Yo lo recomiendo en el mes de Febrero y en compañía de un papalote, inclusive se organizan grupos de personas a volarlos durante los fines de semana. La gran ventaja que ofrece este lugar es que las y los estudiantes están relajados y más accesibles a hacerles conversación, lo cual multiplica tus posibilidades de encontrar compañías interesantes.
Estos son algunos de mis favoritos, la verdad es que tengo más pero me gustaría que otros redditors compartieran los suyos.
Aviso a lotsofguacamole, geth2358, obamnation y Porfinlohice que este post es también para ustedes.
submitted by MevalemadresWey to mexico [link] [comments]