Citar en las relaciones cuando está en problemas

La planta empieza a enfermarse, y esto es un indicador de que algo va mal en tu relación de pareja. 3. Las expresiones de afecto en tu relación de pareja son cada vez menos frecuentes. Las pocas expresiones de afecto cada vez son más frías, automáticas. Hay relaciones que progresivamente van perdiendo esa pasión de intimar, de abrazar y ... Introducción En la vida del ser humano de forma desmedida, se ha hecho presente la necesidad de tomar decisiones para la solución de algún o algunos problemas. La relación entre el liderazgo personal y la toma de decisiones está tan entremezclada que es difícil saber si el mejorar la capacidad de decisión mejora el liderazgo […] Cuando la institución tiene siglas o una abreviatura, hay que incluir el nombre completo en el texto y las siglas en el paréntesis de la cita la primera vez. En las demás ocasiones que se cite, con las siglas es suficiente: Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP, 2016) y luego OPEP (2016). Todos sabemos que las relaciones familiares son fuente de conflictos personales. Si los llevamos al ámbito empresarial, la sopa del desastre está servida.o una herramienta poderosa y vital para gestionar constructivamente los conflictos que ocurren en el seno de la empresa familiar. De hecho, cuando comenzó la pandemia de coronavirus y fue preguntado por periodista sobre cómo se protegía, el mandatario, mostró unas imágenes religiosas. Pero ahora se metió en problemas por citar al papa Francisco en un anuncio de la serie que publicó para presentar el balance de su segundo año de gobierno el 1 de septiembre. Como citar este artículo: Sánchez, María Hilda. 2013. Conversaciones terapéuticas que acompañan las transformaciones sociolingüísticas en las relaciones sociofamiliares. Revista Latinoamericana de Estudios de Familia 5: 160-185. La pareja está afectada cuando está presente la eyaculación precoz. Es importante atender el malestar de la pareja, de ahí que con frecuencia no se entreviste únicamente al varón disfuncional. El mero hecho de citar a ambos en consulta para hablar de su preocupación suele ejercer un poderoso efecto que propicia la mejora de su comunicación. Que cada uno pueda ser y expresarse sin miedos. Cuando trabajamos activamente para crear un clima que sea agradable, creamos espacios fértiles para mejorar tu relación de pareja. Esta es la base sostiene el amor. Seis: analiza muy bien por qué te molesta algo. En las relaciones de pareja a veces nos ponemos difíciles, quisquillosos y molestos. George Elton Mayo (26 de diciembre 1880, Adelaida, Australia - 7 de septiembre 1949), fue un teórico social, sociólogo y psicólogo industrial especializado en teoría de las organizaciones, las relaciones humanas y el movimiento por las relaciones humanas. Se dice que Elton Mayo es el 'Padre de los recursos humanos' Su interés primordial fue estudiar los efectos psicológicos que podían ... Problemas de Salud. Cuando en un cuerpo se presentan ciertas alteraciones en el comportamiento normal de los organismos, se sospecha que la persona está propensa a enfermarse o ya cuenta con una enfermedad crónica, lo que se define como un problema de salud que puede aliviarse o en casos extremos por falta de atención, morir la persona.

No la pones nunca? Entre todos te podemos dar una mano. Consultorio rediturro.

2020.02.15 02:20 -Salvaje- No la pones nunca? Entre todos te podemos dar una mano. Consultorio rediturro.

Hola! Escribo este post porque en estos días he leído un par de comentarios en los que se expresa cierta insatisfacción relativa a la vida sexual de sus autores, tanto en el levante como en el acto sexual en si. De hecho, estos comentarios suelen verse; hace unos días hubo un par de posts con cuestiones similares. Una vez un psicólogo me dijo que cuando las personas están psiquicamente (esto es, animica, emocionalmente) mal por un periodo considerable de tiempo pasan dos cosas; duermen mal y no garchan. El sexo requiere de una buena condición física y psíquica, porque si no podes agitarte ni 5 minutos y estas pensando en qué va a pasar con los papeles que se perdieron de la ART probablemente no garches bien. Al revés pasa un poco lo mismo. Esto lo podemos ver sus dos aspectos. De un lado, quien tiene una buena vida sexual, suele estar de buen humor. Del otro, el que no, suele sentirse bastante mal al respecto. Quiero ser claro: ser asexual, esto es; la elección de no mantener relaciones sexuales o el hecho de no sentir atracción o deseo sexual por nadie es una opción totalmente valida. Es claro que no me refiero a ese tipo de ausencia sexual. Se me ocurre que debe ser muy frustrante y un golpe a la autoestima ver que hay una enorme oferta sexual en un mercado del cual no están siendo participantes. Cuando yo paso un par de dias sin sexo, me arranca a erosionar la psiquis. Debido a eso pense que si podia, tenia que hacer lo posible para que ninguno la pase animicamente mal por falta de sexo. De todos modos, nunca se si el “no la pongo nunca” que se suele leer es literal o no. Pensaba que quizás acá, entre todos, podríamos hacer como una especie de consultorio gigante donde se aproveche el semi anonimato de reddit para ayudar a los que quieran realizar un cambio sobre su vida sexual. En realidad, creo que si se siguen unos principios generales básicos la cuestión no es tan difícil. Hace el siguiente ejercicio; parate frente a un espejo y mira un rato tu cara. Eso es lo que todos ven cuando te miran. Te gusta lo que ves? Es un rostro al que te podrias quedar mirando horas? Es un rostro al que besarías? Reduci tu vista a cosas mas especificas. Mira tu barba y tu pelo. Se ven prolijos? Si no, podrías acomodarlos. Mira tu boca. Por este punto de tu cuerpo se tienen que derrtir las mujeres. Estan las condiciones dadas para que eso ocurra? Te has cepillado los dientes recientemente? Si no, hacelo. Si tus cejas están unidas arriba de tu nariz, podes solucionarlo con 5 minutos y una pinza de depilar. Baja un poco mas la vista hacia tu cuello y tu hombro. Alli se van a apoyar muchas mujeres muy hermosas. Es digno de eso? Huele rico? O mas bien esta percudido de mugre de hace un par de días y despide olor a chivo? Revisa tus manos. Estan limpias? Te gustaria que esos nudillos recorran tus mejillas? Si la respuesta es “No”, no podes esperar que alguna mujer responda “si”. Tu ropa esta limpia? Te meterias en tus sabanas si no fueses vos? Tu baño esta en condiciones de que entre alguien ademas de vos? Cumplir con las tareas anteriores no tiene que ser nada de otro mundo, se llama “higiene personal” y con hacerlo quedas ampliamente por arriba de la gran media poblacional que no lo hace. En realidad, la cuestion es muy simple. Viste como te gusta cuando las mujeres estan lindas, bien vestidas y huelen rico? Bueno, a las mujeres les gusta lo mismo. Esto me lleva al segundo punto. Al hablar con las mujeres, evita, en la medida que puedas, hacer diferencias de genero. Ya corren con el indice de equidad de genero en su contra, lo que menos quieren es que te refieras a ellas como “minusas” (para citar al post del otro dia). Al hacerlo, no solo que vas a ser menos pajero, sino que ademas vas a poner tu granito de arena para construir un mundo más justo en el cual nacer o no con concha no es una situacion determinante. Las mujeres antes que mujeres son personas y funcionan del mismo modo que funcionan todas las personas. Si le atraes, va a querer estar con vos, si no, no. Sea hombre o mujer, ese es un punto irreductible. Recorda, tiene que surgir de su persona. Nada da mas paja que el sexo por lastima o por compromiso. Tiene que surgir enteramente de su libre voluntad y deseo. Si esto no esta, no vas a disfrutar de y con alguien en tus brazos. Cuando conozcas a alguien, no te concentres solo en quien te gusta. Charla con todo el grupo. El objetivo es caerle bien a la gente porque eso es algo que está bueno en si mismo, no solo a las mujeres con las que queres acostarte. Si encantas a la gente, en general, el sexo rápidamente va a llegar. Si no, si te tiras solo a la mina que te queres coger porque ese es tu único objetivo, es muy probable que no lo logres. Spoiler, las mujeres se dan cuenta de cosas así. Y te digo más, gente que se les tire encima no les falta. Pero capaz hace rato que no charlan con alguien que las escuche porque todos les estan mirando las tetas. Habla de lo que te guste, de lo que le guste. Socializa mas alla del sexo, como si la gente fuese gente y no “mujeres”. Escuchalos y conversa. Escuchala y preguntale sobre lo que te hablo. A las mujeres les gusta la atencion por la sencilla razon de que a la gente le gusta la atencion. Baila. Disfrutalo. Baila para vos. Solo si es necesario. El baile es la maxima expresion de la vida. Se pueden hacer muchas cosas estando triste, pero no bailar. Rebalzá de alegria, que es atractiva y mejor aún, contagiosa. Te preocupa lo que piensen de vos? Nadie te va a prestar mucha atencion de todos modos, están todos pensando en si mismos, demasiado preocupados por lo que los demas piensan de ellos como para pensar en vos. En el sexo, disfruta del erotismo. Somos una generacion educada por el porno, que inicia y termina con la penetracion y el orgasmo masculino. La penetracion no tiene que ser la cena completa, tiene que ser el postre. Previá teniendo eso en cuenta, porque a veces no hay postre. Y a veces el postre es una fruta. El cuerpo es una totalidad extremadamente erógena, explotala. Recordá que esto no se acaba hasta que todos acaben. Si vos acabaste y ella no, es injusto. Asegurate preguntandoselo. Yo lo hago después de cada encuentro y la mayoría de las chicas me dicen que soy el primero que les pregunta. Eso no puede pasar. Tenes todos los recursos para darle el mejor orgasmo de la semana, te cuesta poco hacerlo. Tocala como ella se toca a si misma, porque, spoiler, las mujeres se masturban. No conforme con eso, lo hacen de la forma exacta en la que les gusta. Si decifras eso, solo con tus manos la podes inundar de placer. El gran secreto de todo esto es que el protagonista deje de ser tu pija y pasen a ser vos y ella. No te escondas atrás de esa boludes de “regla 1 se atractivo regla 2 no seas no atractivo”. Yo soy un adefesio de 23 años y un metro 64 y si me vieses no creerias un 10% de lo que ha sido mi vida sexual. Del mismo modo, conozco chabones que son una tormenta de facha y son unos ineptos para cosas asi. Esta todo al alcance de tu mano. No depende de vos lograrlo, pero si intentarlo. Creo que con eso mi colaboración esta más que hecha. Me gustaría, si a todos les parece buena idea, que escriban en los comentarios problemas que estén teniendo en estas cuestiones y que entre todos intentemos tirarles alguna ayuda. La baja autoestima no es una boludez, te puede hacer mucho daño. Si podemos poner un granito de arena para que la gente se sienta mas feliz, ayudando como sea y en el aspecto que sea, creo que esta bueno hacerlo. Gracias por leerme, pero ahora me gustaría leerlos a ustedes.
submitted by -Salvaje- to argentina [link] [comments]


2019.12.21 20:44 4XavierMitjavila La expatriación: una oportunidad para crecer, por Xavier Mitjavila

La expatriación: una oportunidad para crecer, por Xavier Mitjavila

Xavier Mitjavila Moix
Nos llega el día. Esa promoción que estábamos esperando y por la que habíamos luchado tanto, finalmente llega. Pero esta vez, la propuesta no llega para quedarnos en casa, en una nueva posición, con mayor responsabilidad y mayor sueldo. Esta vez es para irnos al extranjero. Es nuestra primera expatriación y será la primera ocasión en la que, ante una promoción, podemos dudar.

¿Hay que aceptar? ¡Siempre!

La expatriación, sin duda alguna, nos va a sacar de nuestra “comfort zone” y nos mandará directamente hacia la “stretch zone”, el nuevo lugar en el que se pondrán a prueba todas nuestras capacidades y, sobretodo, nuestras carencias. La zona en la que, si sobrevivimos, creceremos más y más rápidamente.

A menudo, interpretamos las expatriaciones únicamente como una oportunidad profesional y, si sólo las vemos así, cometeremos un grave error.

Uno de los principales aprendizajes de haber vivido 16 años en el extranjero es que no deberíamos entender la expatriación única y exclusivamente como una oportunidad profesional. Debe ser y la tenemos que percibir siempre como una doble oportunidad. La profesiona, por supuesto, pero también la de crecimiento humano, un acelerador del proceso natural de madurez personal y, por extensión, del resto de miembros de la familia.

Vayamos por partes. En primer lugar, veamos los aspectos relacionados con la vertiente profesional.

Obviamente, la expatriación es un acelerador de la carrera del manager. Abrirse y aceptar la oportunidad de trabajar en el extranjero amplía las posibilidades de aprender y progresar en el corto plazo. Además, en el medio y el largo plazo, se convierte en una ventaja competitiva respecto a los que no tuvieron la posibilidad de vivir una experiencia internacional, cuando surgen nuevas promociones.

La experiencia internacional permite:

-trabajar con equipos internacionales que, con sus usos y costumbres, enriquecen profesionalmente
-interactuar con consumidores y clientes con distintos puntos de vista respecto a los del país de origen
-en la mayoría de los casos, aprender una nueva lengua
-integrarse en una nueva cultura con el consiguiente enriquecimiento humano

En definitiva, trabajar en el extranjero permite abrir la mente, hacer frente a los cambios adaptándote a ellos, desarrollar la creatividad y aumentar la resiliencia. CRECER en mayúsculas.

Todo positivo hasta aquí… ¿pero realmente todo lo relacionado con una expatriación es positivo?

Si entramos en la vertiente más humana de la experiencia, probablemente veremos como las expatriaciones conllevan también aspectos menos positivos que pueden pasar desapercibidos durante las primeras semanas e incluso meses.

La tendencia natural del profesional durante este periodo será concentrarse única y exclusivamente en su trabajo. Centrarse igualmente en la nueva lengua que tiene que aprender a marchas forzadas y que todavía no acaba de entender bien. Esa misma lengua que no le permite comunicar con la fluidez y claridad que tenía cuando utilizaba la suya en las oficinas y los comités de dirección de su país de origen … Una nueva lengua que, al principio, mezclada con la suya todo el día en su cerebro, le generará dolor de cabeza todas las noches llegando al hotel…

¿Hotel? ¡Claro! Ese mismo manager no estará al principio en su nueva casa… La estará buscando durante algunas semanas… y, mientras tanto, deberá vivir en los pocos metros cuadrados de su habitación de hotel con su pareja.

¿Dije pareja? ¡Claro! Ese profesional probablemente no ha llegado sólo… Cuando la expatriación se produce al principio de una carrera profesional podrá llegar con su pareja o con su esposo/a… pero, quizás, si esa expatriación se produce un poco más adelante, llegará también con sus hijos… y habrá que buscar y encontrar una buena escuela para esos hijos que tampoco entenderán la nueva lengua al principio.

Las dificultades son evidentes en este periodo inicial. Es el riesgo de no dar importancia a la parte personal y familiar, concentrando todos los esfuerzos en la parte profesional. Y si una recomendación hay que hacer para esta fase inicial de una expatriación, es que demos prioridad a la familia y a cada uno de sus miembros, nosotros incluidos, para que miedos, angustias, preguntas e incertidumbres, tengan una buena respuesta e integremos la nueva normalidad en el menor tiempo posible. Y lo llamamos “nueva” normalidad, porque en el país de destino ya nada será igual respecto a nuestro origen. No será ni mejor ni peor. Simplemente diferente.

Para esta fase, será muy importante ser conscientes de los conceptos básicos de la Pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas. Ya sabemos que en la base de esta pirámide están las necesidades más simples del ser humano (básicas -como respirar, dormir, etc.-; de seguridad y protección –la propia integridad física, la vivienda, etc.-) y conforme ascendemos en la pirámide encontraremos las necesidades de carácter social/afiliación –amistades, colegas, familia,…-; las necesidades de estima/reconocimiento –la confianza, independencia, libertad,..-; y finalmente, en la cúspide de la pirámide, encontraremos la autorealización, el estado en el que un individuo encuentra una justificación o un sentido válido a la vida a través de su plena satisfacción. Se puede acceder a este nivel cuando todos los estadios anteriores de la pirámide han sido alcanzados y completados.

Pues bien, no se le escapa a nadie, que una expatriación nos lleva normalmente desde la parte alta de la pirámide de Maslow, en la que nos situábamos en nuestra ciudad de origen, hasta la base de la pirámide en nuestro destino. Dicho de otra forma: ¡cada inicio de expatriación es duro y es una nueva vuelta a empezar! No sabes en que parte de la ciudad sería lógico alquilar tu próxima vivienda. Desconoces si el trayecto entre esa futura vivienda y tu oficina será simple o un calvario todas las mañanas. Dudas sobre la escuela a la que deberías llevar a tus hijos. Te planteas cual será tu supermercado de referencia o donde se ubicará . ¡No sabes NADA!

En ese nuevo contexto, tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas, pero el primer día no llegamos a cubrir las necesidades de seguridad y protección del segundo nivel de la pirámide. No tenemos casa, no tenemos autonomía para movernos por la ciudad porque no la conocemos y tampoco tenemos otros elementos que nos permiten sentirnos protegidos. Evidentemente, no tenemos amistades locales, ni conocemos a nuestros futuros colegas en el trabajo, ni al tendero de la esquina,…. Estamos pues lejos de la cúspide de Maslow y llegar a ese punto será un largo viaje que nos ocupará durante los primeros meses de la expatriación. Esta es la parte más dura y complicada… y, a menudo, cuando ese manager y su familia llegan nuevamente a la parte alta de la pirámide puede llegar la siguiente expatriación y, con ella, la vuelta a la base de la pirámide. En muchos casos, estas subidas y bajadas por la pirámide de Maslow se convierten en una auténtica montaña rusa y la estabilidad de la que se gozaba en la ciudad de origen, tarda años en recuperarse o forma parte de un ciclo inacabable.

Por ello, si es cierta la famosa frase “la familia unida jamás será vencida”, todavía lo será más en el caso de una familia expatriada. El manager deberá tener este factor muy en cuenta para tener éxito en su vida profesional y, sobretodo, en su vida privada. Así, hará bien priorizando a su familia al mismo nivel o incluso por encima de su trabajo. Este sería, sin duda alguna, el principal consejo que podría compartir con los profesionales que van a iniciar sus experiencias como expatriados.

Obviamente, muchos de esos profesionales, ya tienen estos conceptos muy presentes. Ahí van el resto de recomendaciones.

- En el ámbito PROFESIONAL:

El principal cambio a nivel personal, aquel que no puedes esquivar el primer día, es el hecho de que deberás entender y hablar una nueva lengua…

Hay quién se adapta y aprende la lengua local y quién, sabiendo que esta lengua es muy complicada o que su periodo en el país puede ser corto, asume que no tendrá tiempo de aprender el idioma y opta por comunicarse en inglés y pedir a sus equipos que hagan lo mismo con él.

Por mi experiencia, diría que siempre que podamos mostremos interés por aprender y expresarnos en el idioma local. El manager que consigue hacerlo, será siempre mejor recibido y más valorado. Su integración en el nuevo entorno será igualmente mucho más rápida.

Deberíamos pues invertir una parte importante del tiempo, antes de llegar, a estudiar la lengua local para tener un “soft landing”. Aunque no sepamos o podamos hablar al principio en ese idioma, si de entrada podemos entender el 50%, 60% o 70% de lo que la gente nos cuenta tendremos ya una parte muy importante del proceso de integración / aceptación en el bolsillo.

Otro aspecto importante, una vez ya instalados en el nuevo puesto de trabajo es invertir una parte importante del tiempo “profesional” a perfeccionar la lengua. Empezar y acabar los días en la oficina practicando con un profesor esa nueva lengua nos permitirá acelerar muchísimo el proceso.

El segundo factor a tener en cuenta es que el equipo y los compañeros también serán nuevos. Y a parte de su lengua, tendrán también su propia cultura, diferente a la nuestra. La recomendación en la gestión de los nuevos equipos es optar por un estilo de liderazgo en modo “soft” (democrático y participativo más que autocrático), al menos, durante los primeros meses, hasta entender la cultura y formas de trabajar del equipo local. Es clave entender, por ejemplo, lo que significa “ahora” en un entorno mexicano y lo que significa “sí” en un entorno cultural japonés, por citar dos casos en los que la traducción literal al castellano no significa lo mismo. Si no lo hacemos, cometeremos errores de bulto al principio y será difícil corregir “a posteriori” (es una expresio llatina que va sempre amb cursivas”)

También ayuda mucho el poder formarse en alguno de los múltiples cursos de “Intercultural skills” que el mercado propone. Muy recomendables, y más lo serán, cuanto mayor sea el gap entre nuestra cultura y la del país de destino.

El tercer aspecto a retener está relacionado con nuestra nueva responsabilidad en la organización. Si ya de por si una promoción puede resultar un verdadero desafío al principio, imaginad ese mismo challenge en un entorno completamente desconocido. La recomendación en este campo es la de tejer rápidamente redes de confianza con los compañeros más directos e intentar acelerar la creación de relaciones humanas de alta calidad. Para ello mostrémonos tal como somos, de forma transparente. Esto ayudará al equipo local a entendernos mejor y a apoyarnos en nuestra integración.

Un cuarto punto a considerar, relacionado igualmente con la nueva responsabilidad, son los largos horarios que a menudo se está tentado a realizar al principio. ¡Hay que evitarlos! Tendrán un impacto negativo en nosotros mismos y también, obviamente, en nuestras familias. Recordemos que el equilibrio entre la vida personal y la profesional es clave, en general, en la esa nueva etapa personal y, todavía más, para que la expatriación tenga éxito para todos. Trabajemos las mismas horas que trabajábamos en nuestra ciudad. ¡O menos!


- En el ámbito PERSONAL:

Cuando la expatriación se realiza en pareja será clave para el equilibrio y harmonía de ese periodo que nuestro esposo/a se sienta completamente realizado/a en la nueva ciudad. Para ello, deberemos tener en cuenta su situación de partida sobretodo en el aspecto profesional.

Si la “compañera/o”, trabajaban en nuestra ciudad, será importante centrar esfuerzos en la búsqueda de una nueva ocupación en el país de destino. Volviendo a la pirámide de Maslow, su autorealización puede venir por el éxito y satisfacción que obtenga en su trabajo y, por tanto, será clave que tenga acceso al mercado de trabajo de forma rápida y en un puesto que le resulte gratificante. En este campo, habrá que considerar y gestionar aspectos desconocidos al principio y muy particulares de cada geografía (i.e. acceso a la Green Card en Estados Unidos, Permisos de Trabajo fuera de la Unión Europea, etc.) que pueden tener un impacto fuerte en el timing para conseguir volver a la normalidad profesional.

Si, por contra, nuestra pareja no trabajaba antes de la expatriación, será todavía más importante pensar e imaginar en que empleará su tiempo en el nuevo país. La mayoría de actividades que realizaba en su país de origen (i.e. visitar a la familia, verse con los amigos/as, actividades en la comunidad o barrio, etc.) pueden desaparecer de la noche a la mañana y se sentirá completamente descolocado/a. Sin familia, sin amigos, sin puntos de referencia… ¡y sin conocer todavía la lengua local!

Uno de los aspectos más importantes al respecto es apoyarlo/a o ayudarlo/a a diseñar su nuevo “proyecto de vida” y su nueva “agenda”. Abrirse a la nueva realidad, mezclarse con la gente e intentar rápidamente saber “qué hacer”, serán puntos importantísimos. Y más todavía de lunes a viernes mientras su pareja esté trabajando… ¡Estar ocupado será clave!

En este sentido, cabe mencionar experiencias de éxito en el mundo de las colaboraciones altruistas con ONG locales. Dan un sentido profundo a la nueva vida y, al mismo tiempo, permiten crear una primera red de conocidos y, a partir de ellos, construir más.

En estos casos, cuando nuestra pareja no trabaje, otra de las reglas de oro para el manager, será precisamente olvidar que es manager cuando esté en casa, al atardecer y los fines de semana y dedicarse al 200% a su esposo/a y a sus hijos, dejando sus problemas profesionales en la oficina. Es un ejercicio muy complicado. Sobretodo al principio de las carreras. Pero separar radicalmente la parte profesional de la parte personal nos ayudará a equilibrar nuestras dos vidas y a darles importancia por igual. La receta en este aspecto se basa en un único y simple concepto: ¡desconectar del trabajo cuando estemos en familia!

Igualmente, de vez en cuando, deberemos desconectar de ¡todo!. Hasta ahora hemos hablado de la empresa, del nuevo puesto de trabajo, del esposo/a, de los hijos y de sus necesidades. Y no hemos hablado del manager. De esa/e manager que, enfocado a los demás para que todo fluya y funcione a su alrededor en la oficina y en casa, puede olvidarse de él mismo.

Pues bien, otro de los secretos para que toda expatriación funcione es que ese manager sea también un poco egoísta. Que piense en él. Que busque tiempo para estar con él mismo. Que se cuide. Que haga deporte. Que se olvide de todo lo “exterior” por un momento… Que se evada.

Dedicar tres o cuatro días por semana a practicar tu deporte favorito, a leer con toda tranquilidad ese libro de business (¡o mejor todavía esa novela!) o a, simplemente, el “dolce fare niente”, nos dará ese equilibrio vital que nos permitirá después preocuparnos y ocuparnos de todo el resto con fuerza y eficacia.


Por último y desde un punto de vista más global, habría un par de conceptos hasta cierto punto antagónicos pero complementarios:

- Es muy importante mantener las raíces.

Es bueno no olvidar hacia dónde vamos… pero también y sobretodo, no olvidar quienes somos y de donde venimos.

En los casos de expatriaciones de larga distancia (“non-weekend” distance) y/o de largo plazo, se corre el riesgo de perder las raíces. Un riesgo limitado en el caso de los adultos, pero muy frecuente en el caso de los niños que nos pueden llegar a preguntar “¿De dónde somos papá o mamá?”… “¿Somos argentinos porque nacimos allí?” “¿Somos americanos porque vivimos en Boston?” o “¿Somos de donde nacisteis vosotros?”

Para mantener vivas las raíces de la familia es bueno conservar nuestra lengua materna como vehicular en casa, cultivar esas tradiciones tan locales que llevamos en la “mochila” en nuestro destino (i.e. los argentinos no dejan nunca de serlo cuando están fuera porque el “mate” les permite saborear todos los días su tierra), continuar viendo y animando a nuestro equipo de futbol favorito todos los fines de semana,… y, sobretodo, verse con otros compatriotas expatriados siempre que sea posible. Con ellos compartiremos seguramente las mismas dudas y preguntas, y los más veteranos siempre podrán ayudar al recién llegado facilitándole la integración.

Las redes sociales también serán de gran ayuda en esta fase de nuestras vidas para mantenernos en contacto con padres, hermanos, amigos… y para que en “casa” vean como nos va la vida y como crecen los “enanos”… y que participen de nuestra vida, aunque sea desde la distancia

- Y tan importante como las raíces será el “Become a local”

Puede parecer contradictorio con el punto anterior, pero desde mi punto de vista es totalmente complementario.

Afirma Xavier Mitjavila Moix
Para que una expatriación sea un éxito, deberemos dejar de ser un poco de donde somos y empezar a ser también un poco de la tierra que nos acoge.

Viajemos en metro. Cojamos el autobús. Caminemos por la ciudad. Vivamos la vida que viven los locales, vayamos a “sus” sitios, escuchemos su música, vayamos a sus conciertos. Veamos su cine, su telediario por la noche… Viajemos. Pero no para conocer los 10 lugares más visitados por cualquier turista. Viajemos de verdad y conozcamos la realidad del país que nos acoge. ¡Evitemos el ghetto expat!.

Esto no permitirá conocer en profundidad la nueva realidad que nos envuelve e integrarnos mejor. La vida será también más fácil conociendo mejor esa realidad, que a la postre, también llegaremos a disfrutar.

Normalmente, siguiendo estas reflexiones y recomendaciones, pasaremos los mejores años de nuestras vidas en bonitas ciudades. Creceremos en nuestros trabajos. Maduraremos como personas y aprenderemos a valorar las cosas importantes de la vida. Prepararemos también a nuestros hijos para convertirse en ciudadanos del mundo. Un mundo cada vez más global e interconectado. El balance será, sin duda, muy positivo.

¿Y luego? ¿Cuándo volvemos que nos espera?

Nosotros volvemos casi siempre a casa. Nacimos en un país fantástico, con un clima fantástico, con gente fantástica, con una gastronomía fantástica,… y volvemos casi siempre a nuestras ciudades de origen. No es el caso de otras nacionalidades que prefieren quedarse a vivir en Brasil, en Grecia, en Italia o en España por sus claras ventajas respecto a sus países de origen.

Nosotros volvemos. Y esas vueltas a casa, sorprendentemente, son casi como una nueva expatriación. Nos damos cuenta de que después de tantos años fuera, somos de muchos sitios y somos, un poco menos, de donde nacimos.

En mi caso, después de haber pasado muchos años en Milano (Italia), mis hijos se llaman Enzo y Luca y, en casa,,en Barcelona, seguimos viendo Sky, la televisión italiana…. Ese es nuestro pequeño homenaje a una tierra y una gente que nos acogió como si fuéramos italianos desde el primer día. Si no hubiéramos sido expatriados, seguramente los chicos se llamarían Jordi y Oriol y veríamos sobretodo canales nacionales.

De vuelta a casa, nos damos cuenta de que no somos ya los mismos y que la expatriación nos ha cambiado, nos ha hecho crecer.

Nosotros volvemos. Y volviendo, volveremos a la base de la pirámide de Maslow una vez más. Volveremos a empezar de nuevo. Pero jugar en casa y con la experiencia de muchos años fuera, lo hace todo más fácil. Y volver a la punta de la pirámide será muy rápido.

_________________________

Xavier Mitjavila es un directivo barcelonés con 25 años de experiencia en multinacionales como Danone y Jacobs Douwe Egberts. Su primer trabajo en el extranjero le llegó con 27 años y acaba de aterrizar en Barcelona con 49, después de su última experiencia profesional en París. Ha pasado más de 16 años en el extranjero y ha vivido en Portugal, en Italia en dos ocasiones y en Francia en tres oportunidades.


Más información de Xavier Mitjavila Moix en las siguientes redes:

https://xaviermitjavila.wordpress.com/
https://www.linkedin.com/in/4xaviermitjavilamoix/
https://www.instagram.com/xaviermitjavila/
submitted by 4XavierMitjavila to u/4XavierMitjavila [link] [comments]


2018.02.28 19:54 nsanteliz Los Adolescentes y su Vida Secreta en Las Redes Sociales

A principios de junio del pasado año, la Universidad de Harvard anunció que le retiró la admisión a diez estudiantes que compartieron imágenes ofensivas dentro de una conversación grupal de Facebook que pensaron era privada. Los estudiantes publicaron memes e imágenes en las que se mofaban de las minorías, de ataques sexuales y del Holocausto, entre otras cosas.
A lo largo de los últimos años, los memes —por lo general imágenes o videos con textos que pretenden ser sarcásticos o graciosos— se han convertido en una de las formas de comunicación más populares utilizadas por los jóvenes dentro de las redes sociales. Parte de esa comunicación puede ser positiva, aunque también puede hacer que se metan en problemas.
He pasado casi dos décadas trabajando con adolescentes en torno a la organización y la gestión del tiempo dentro de Silicon Valley, y muchas adolescentes me han dicho que tienen un “rinsta” (su cuenta real de Instagram) para una audiencia más amplia y además crean un “finsta” (un Instagram “falso” que solo puede ver su círculo más íntimo) para sus amigos más cercanos.
Muchos adolescentes utilizan versiones abreviadas de sus nombres o alias para sus cuentas finsta, que a menudo consideran una oportunidad para compartir una versión menos editada y menos filtrada de su vida. Puede que pasen mucho tiempo intentando capturar la foto perfecta de Instagram para el rinsta, que se conecta con una audiencia general más amplia, mientras que en la cuenta finsta podrían revelar, como lo declaró una estudiante de preparatoria, sus “pensamientos más íntimos”. Como los adolescentes del grupo de Facebook de Harvard, aquellos que usan cuentas finsta pueden tener una idea falsa de la supuesta seguridad que tienen para decir y hacer cosas que no querrían admitir ante una audiencia más extensa.
Y puesto que gran parte de la vida social de los adolescentes en las redes sociales se basa en el miedo a que los descubran, muchos han llevado sus actividades en línea a distintos medios de comunicación clandestina. Los grupos cerrados y secretos de Facebook son una de las maneras en que los adolescentes (¡y adultos!) circunscriben la comunicación a un grupo selecto… un grupo cerrado se siente más privado porque permite que el administrador apruebe a nuevos usuarios y monitoree el contenido. Los grupos secretos de Facebook no pueden rastrearse y los miembros solo pueden ser añadidos o invitados por otro miembro. Otro truco es utilizar aplicaciones ocultas como Calculator% y Calculator+ que parecen calculadoras normales, pero requieren que los usuarios pongan una contraseña para revelar un área de almacenamiento oculto donde hay fotos privadas.
Entre los adolescentes que guardan secretos también son populares las aplicaciones de almacenamiento como Vaulty, con la que los usuarios ocultan fotos y videos, y también tiene una función que permite tomar una fotografía con la cámara frontal para captar a alguien que intente acceder a la aplicación utilizando una contraseña incorrecta. ¿Cuál es el truco más astuto de Vaulty? Los usuarios pueden crear dos contraseñas para una bóveda y cada contraseña está enlazada a distintos niveles de acceso. Así, si un padre insiste en que el adolescente le dé la contraseña, de cualquier modo podría tener acceso limitado. Algunos adolescentes simplemente ocultan las aplicaciones dentro de carpetas en sus celulares. Los padres que se preguntan si sus hijos están ocultando algo podrían revisar si los historiales de búsqueda se han limpiado o si hay un aumento inexplicable de uso de datos.
La pronta disponibilidad de herramientas para ocultar el uso de redes sociales de los adolescentes puede ser problemática y provoca que estos compartan demasiadas imágenes, videos y comentarios. Pero desde hace tiempo se ha demostrado que esa privacidad no es confiable, porque la información compartida dentro de un grupo privado puede guardarse fácilmente como una captura de pantalla para después compartirla con una audiencia más grande. La noción de la privacidad en línea es solo tan confiable como las relaciones que tienen los adolescentes con otros usuarios y eso, combinado con las preocupaciones generales en torno a la privacidad, brinda pocas garantías de que la información en línea se mantenga secreta. En el caso de los estudiantes de Harvard, los administradores se enteraron de las imágenes y los mensajes compartidos dentro de una conversación grupal privada, lo cual muestra con qué facilidad la información que se comparte tras muros digitales puede divulgarse rápidamente.
¿Qué motivaría a esos adolescentes, al parecer inteligentes, a comportarse de forma tan imprudente en línea? Muchas personas —tanto adultos como niños— creen que los me gusta, los comentarios y los seguidores son un barómetro de popularidad, incluso dentro de un grupo más cerrado y pequeño. Los adolescentes pueden enfrascarse rápidamente en un ciclo en el que publican y comparten imágenes y videos con los que creen que obtendrán una mayor reacción. Al paso del tiempo, los valores de los adolescentes pueden retorcerse en un mundo digital de retroalimentación instantánea y su comportamiento en línea puede basarse en sus valores para obtener me gusta y no en los de la vida real.
Hay un fundamento verdaderamente biológico para este comportamiento. La combinación de la presión en las redes sociales y el subdesarrollo del córtex prefrontal, la región del cerebro que nos ayuda a racionalizar las decisiones, controlar la impulsividad y hacer juicios, puede contribuir a las publicaciones ofensivas en línea.
En un estudio reciente, investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles descubrieron que las áreas de cerebros de adolescentes enfocadas en el procesamiento de recompensas y la cognición social se activan de manera similar cuando piensan en el dinero y el sexo que cuando ven una foto que tiene muchos me gusta: en las redes sociales. Cuando los adolescentes vieron fotos consideradas riesgosas, los investigadores encontraron que las regiones del cerebro enfocadas en el control cognitivo no se activaban tanto, lo cual sugiere que podría ser más difícil que tomen buenas decisiones al ver imágenes o videos gráficos. Los adolescentes que buscan validación externa se intoxican con la participación sensacionalista y a veces envían fotos o comentarios comprometedores. Desde luego, algunos adultos han caído en la misma trampa.
Aunque el 86 por ciento de los adolescentes dicen que sus padres los han aconsejado de manera general sobre el uso de internet, investigadores de Common Sense Media hallaron que el 30 por ciento de los adolescentes que están en línea creen que sus padres saben “poco” o “nada” acerca de qué aplicaciones de redes sociales y sitios utilizan. Sin embargo, los adolescentes dicen de cualquier manera que sus padres tienen la mayor influencia al momento de determinar qué es apropiado e inapropiado en internet.
Los adultos necesitan cambiar el diálogo en torno al uso de las redes sociales de los adolescentes; que no se trate del miedo a ser atrapados sino sobre una socialización saludable, la autorregulación efectiva y la seguridad general.
Algunos padres tratan de controlar el uso de las redes sociales de sus adolescentes con aplicaciones propias. Bark, una aplicación que monitorea las cuentas de 20 plataformas de redes sociales diferentes, junto con las cuentas de mensajes de texto y correo electrónico de iOS y Android, alerta a los padres sobre comportamientos potencialmente riesgosos. TeenSafe vincula los celulares de los adolescentes directamente con los de sus padres, y permite la supervisión completa de llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes de texto, uso de redes sociales y geolocalización.
Pero una vigilancia de alto nivel, como esa, corre el riesgo de acabar con la confianza de los adolescentes en un momento crucial de desarrollo.
Otra opción es ayudar a los jóvenes usuarios de redes sociales a darse cuenta de que sus experiencias en línea y en la vida real están más entrelazadas de lo que piensan. Los padres podrían citar sucesos actuales, por ejemplo, como el caso de Harvard, para recordarles que nada es completamente privado en línea y para entablar un diálogo sobre las formas en que la información privada puede llegar a divulgarse.
El uso de preguntas abiertas ayudará a estimular a los niños para que identifiquen y desarrollen sus propios valores y estándares en torno al comportamiento apropiado en línea. Ayudarles a pensar cómo reaccionar o comportarse en ciertos contextos puede darles la confianza necesaria para tomar mejores decisiones bajo presión. Porque, al final, las opciones de vida que los adolescentes toman en línea pueden tener resultados en el mundo real… como le sucedió a esos estudiantes que aprendieron por las malas cuando su admisión a Harvard fue cancelada. Compartir videos, imágenes y memes puede traerle a la persona algunas respuestas positivas en las redes, lo que después perpetuaría ciertas malas decisiones. En un ambiente donde los adolescentes pasan cerca de nueve horas diarias utilizando algún tipo de medio digital, es fácil que lleguen a tomar juicios de valor según el número de me gusta que recibe alguna publicación.
Fuente: http://emblogados.com.ve/?p=694
submitted by nsanteliz to espanol [link] [comments]


2016.08.14 13:57 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 2 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Pero, ¿cómo se logrará esta reducción y redistribución del trabajo doméstico? En la transición de la dictadura del proletariado al comunismo pleno, la transformación de la familia es un corolario de la expansión de la producción y el aumento de la abundancia. Su extinción o desintegración es resultado del éxito económico. En el proceso, será remplazada por nuevas formas de vivir que serán inconmensurablemente más ricas, humanas y gratificantes. Bien puede haber la necesidad de desarrollar algunas reglas en el curso de esta transformación conforme la gente busque nuevos modos de vida. En el periodo de transición, será la tarea del colectivo democrático de los obreros, el soviet, construir alternativas y guiar el proceso.
Vogel no plantea la cuestión crucial: cuando la mujer se libere de la esclavitud doméstica, ¿será libre para hacer qué? ¿La reducción del tiempo que pase en el trabajo doméstico será compensada por un aumento comparable en el tiempo que pase en su trabajo, dos horas menos lavando ropa y trapeando pisos, dos horas más en la línea de ensamblaje de la fábrica? Ésa ciertamente no es la idea marxista de la liberación de la mujer.
Remplazar el trabajo doméstico y la crianza de los niños con instituciones colectivas son aspectos de un cambio fundamental en la relación entre producción y tiempo de trabajo. Bajo una economía socialista planificada, todo tipo de actividad económica —desde la producción de acero y computadoras hasta la limpieza de la ropa, los pisos y los muebles— pasará por un constante y rápido aumento en la cantidad de producto por unidad de trabajo aplicado. Mucho antes de que se logre una sociedad comunista, es probable que la mayor parte del trabajo doméstico ya se haya automatizado. Más en general, habrá una reducción continua del tiempo de trabajo total necesario para la producción y el mantenimiento de los bienes de consumo y los medios de producción.
En una sociedad plenamente comunista, la mayor parte del tiempo será lo que ahora llamamos “tiempo libre”. El trabajo necesario absorberá una porción tan pequeña de tiempo y energía que cada individuo se lo concederá libremente al colectivo social. Todos dispondrán del tiempo y de los recursos materiales y culturales necesarios para realizar trabajo creativo y gratificante. En los Grundrisse (1857), Marx cita la composición musical como ejemplo de trabajo genuinamente libre.
Los “feministas socialistas” falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques
En 2005, Sharon Smith, figura dirigente de la ISO que se pretende una teórica, publicó un libro, Women and Socialism: Essays on Women’s Liberation (La mujer y el socialismo: Ensayos sobre la liberación de la mujer, Haymarket Books), del cual se espera una nueva edición revisada y expandida para este año [2015]. Un extracto de esta nueva edición, “Theorizing Women’s Oppression: Domestic Labor and Women’s Oppress-ion” [Teorizando sobre la opresión de la mujer: El trabajo doméstico y la opresión de la mujer], publicado en International Socialist Review (marzo de 2013), delinea lo que la ISO define como su nuevo enfoque del feminismo. La “teorización” de Smith se basa en gran medida en el concepto de que el trabajo doméstico no remunerado es el fundamento de la opresión de la mujer, como lo presenta Vogel en Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory.
Smith comienza criticando a Karl Marx y Friedrich Engels, un requisito esencial para acceder al medio feminista pequeñoburgués: “La manera en que Marx y Engels describen la opresión de la mujer presenta frecuentemente componentes contradictorios: en algunos sentidos cuestionando fundamentalmente el status quo de género, pero meramente reflejándolo en otros”. Smith critica incluso más agudamente la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, un evento que los liberales, feministas o no, consideran en el mejor de los casos un experimento utópico fallido y, en el peor, el nacimiento de un estado policiaco totalitario.
Haciéndole el juego a los prejuicios anticomunistas, Smith afirma que los bolcheviques apoyaron el papel tradicional de la mujer, haciendo de la maternidad el más alto deber social: “A pesar de los enormes logros de la Revolución Rusa de 1917 —incluyendo la legalización del aborto y el divorcio, el derecho al voto y a contender por puestos públicos y la abrogación de leyes que criminalizaban la prostitución y la sexualidad gay—, ésta no produjo una teoría capaz de enfrentar las normas naturales heterosexuales o la prioridad dada al destino maternal de las mujeres”. Smith procede a citar una declaración de John Riddell, un historiador izquierdista que frecuentemente publica en la International Socialist Review de la ISO: “Las mujeres comunistas en ese periodo veían el tener hijos como una responsabilidad social y buscaban ayudar a las ‘mujeres pobres que desean experimentar la maternidad como la más elevada felicidad’”.
Apoyándose en una cita sacada de contexto, Smith y Riddell falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques. Los bolcheviques veían el remplazo de la familia a través de métodos colectivos para la crianza de los niños no como un objetivo distante en una futura sociedad comunista, sino como un programa que estaban empezando a implementar en el estado obrero ruso soviético existente. Alexandra Kollontai, una de las dirigentes del trabajo bolchevique entre las mujeres, abogó por instituciones socializadas que asumieran completa responsabilidad por los niños y su bienestar físico y sicológico desde la infancia. En su discurso al I Congreso de Mujeres Trabajadoras de Toda Rusia en 1918, declaró:
“Gradualmente, la sociedad se hará cargo de todas aquellas obligaciones que antes recaían sobre los padres...
“Existen ya casas para los niños lactantes, guarderías infantiles, jardines de la infancia, colonias y hogares para niños, enfermerías y sanatorios para los enfermos o delicados, restaurantes, comedores gratuitos para los discípulos en escuelas, libros de estudio gratuitos, ropas de abrigo y calzado para los niños de los establecimientos de enseñanza. ¿Todo esto no demuestra suficientemente que el niño sale ya del marco estrecho de la familia, pasando la carga de su crianza y educación de los padres a la colectividad?”
—“El comunismo y la familia”, Editorial Marxista, Barcelona, 1937
En una sociedad socialista, el personal encargado del cuidado y la educación en guarderías, jardines de niños y las escuelas preescolares estará compuesto de hombres y mujeres. De este modo —y sólo de este modo—, podrá eliminarse la división ancestral del trabajo entre hombres y mujeres en el cuidado de los niños pequeños.
El punto de vista de Kollontai acerca del futuro de la familia no era inusual entre los dirigentes bolcheviques. En La mujer, el estado y la revolución: Política familiar y vida social soviéticas, 1917-1936 (Ediciones IPS, 2010), Wendy Goldman, una académica estadounidense de simpatías liberales feministas, escribe que Aleksandr Goijbarg, el principal autor del primer Código Sobre el Matrimonio, la Familia y la Tutela (1918), “alentaba a los padres a rechazar ‘su amor estrecho e irracional por sus hijos’. Según su punto de vista la crianza del estado ‘proveería resultados ampliamente superiores al abordaje privado, individual, irracional y no científico de padres individualmente “amorosos” pero “ignorantes”’”. Los bolcheviques no buscaban únicamente liberar a las mujeres del fastidio doméstico y la dominación patriarcal, sino también liberar a los niños de los efectos, frecuentemente nocivos, de la autoridad parental.
Los bolcheviques y el cuidado colectivo de los niños
Haciendo eco de Vogel, Smith escribe:
“Si la función económica de la familia obrera, tan crucial en la reproducción de la fuerza de trabajo para el sistema capitalista —y que al mismo tiempo forma la raíz social de toda la opresión de la mujer—, fuera eliminada, se sentarían las bases materiales para la liberación de la mujer. Este resultado sólo puede empezar a obtenerse mediante la eliminación del sistema capitalista y su remplazo por una sociedad socialista que colectivice el trabajo doméstico antes asignado a las mujeres”.
Aquí, el uso que hace Smith del término “trabajo doméstico” resulta ambiguo. ¿Se refiere únicamente a los quehaceres domésticos y al cuidado físico de los niños pequeños? ¿Y qué hay del “trabajo doméstico” que implica lo que se considera la tutela parental hoy día en EE.UU.? Smith no nos lo dice. Simplemente ignora la cuestión de las relaciones interpersonales entre las madres y sus hijos: escuchar y hablar con ellos de sus problemas, deseos y miedos; enseñarles los primeros pasos en el lenguaje y las bases de higiene, seguridad y otras tareas prácticas; jugar con ellos; ayudarles con su tarea. Al ignorar estas interacciones como parte del dominio colectivo, la idea del socialismo de Smith es enteramente compatible con la preservación de la familia, excluyendo los quehaceres domésticos.
¿Por qué esta ambigüedad en una cuestión tan crucial? La ISO apela a los jóvenes idealistas de la izquierda liberal promoviendo una versión del “marxismo” adaptada a sus puntos de vista y a sus prejuicios. Esta organización no toma casi nunca una posición sobre tema alguno que sea verdaderamente impopular en el medio de los radicales liberales estadounidenses. Las jóvenes feministas encontrarán muy atractiva la idea de una vida familiar sin quehaceres domésticos. Pero, ¿abandonar la perspectiva de un hogar familiar propio y la preocupación exclusiva por sus “propios” hijos? La audiencia pequeñoburguesa a la que se dirige Smith se horrorizaría ante el programa bolchevique para la transformación de la vida cotidiana a través de los métodos colectivos de vida. Como escribió Kollontai:
“La mujer, a la que invitamos a que luche por la gran causa de la liberación de los trabajadores, tiene que saber que en el nuevo estado no habrá motivo alguno para separaciones mezquinas, como ocurre ahora.
“‘Estos son mis hijos. Ellos son los únicos a quienes debo toda mi atención maternal, todo mi afecto; ésos son hijos tuyos; son los hijos del vecino. No tengo nada que ver con ellos. Tengo bastante con los míos propios’.
“Desde ahora, la madre obrera que tenga plena conciencia de su función social, se elevará a tal extremo que llegará a no establecer diferencias entre ‘los tuyos y los míos’; tendrá que recordar siempre que desde ahora no habrá más que ‘nuestros’ hijos, los del estado comunista, posesión común de todos los trabajadores”.
En 1929, el Partido Comunista (PC) ruso todavía llamaba por la extinción de la familia, a pesar del ascenso al poder político de una casta burocrática conservadora dirigida por I.V. Stalin cinco años antes. Pero como escribimos en “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”: “Para 1936-37, cuando la degeneración del PC ruso ya estaba completa, la doctrina estalinista declaró eso un ‘craso error’ y llamó por una ‘reconstrucción de la familia sobre una nueva base socialista’”.
La familia como una construcción social
Mientras que Smith y Riddell afirman falsamente que el régimen bolchevique de los primeros años apoyaba el papel tradicional de las mujeres como principales cuidadoras de sus niños pequeños, Goldman lo critica por no hacerlo:
“Los bolcheviques les adjudicaban poca importancia a los poderosos lazos emocionales entre padres e hijos. Asumían que la mayor parte del cuidado necesario de los niños, hasta de los más pequeños, podía ser relegado a empleados públicos pagos. Tendían a menospreciar el rol del lazo madre-hijo en la supervivencia infantil y el desarrollo del niño en edad temprana, por más que hasta un conocimiento rudimentario del trabajo de guarderías pre-revolucionarias hubiera revelado las tasas de supervivencia escandalosamente bajas para niños pequeños en contextos institucionales y los obstáculos para el desarrollo infantil sano”.
Esta analogía es completamente inválida. El trato y la suerte de los niños pequeños en los empobrecidos orfanatorios de la Rusia zarista no pueden ser comparados de ningún modo con el cuidado colectivo de los niños en una sociedad revolucionaria. Un estado obrero, particularmente en un país económicamente avanzando, tendría los recursos humanos y materiales para proporcionar un cuidado para los niños pequeños muy superior en todos los aspectos al de una madre en el contexto privado del hogar familiar.
Más aún, los bolcheviques pusieron gran énfasis en la salud y el bienestar de las madres y los niños. El Código Laboral de 1918 proporcionaba un descanso pagado de 30 minutos al menos cada tres horas para alimentar a un bebé. El programa de seguridad maternal implementado ese mismo año proveía una licencia por maternidad pagada de ocho semanas, recesos para el cuidado infantil e instalaciones de descanso en las fábricas para las mujeres en el trabajo, cuidado pre y postnatal gratuito y pensiones en efectivo. Con la red de clínicas de maternidad, consultorios, comedores, guarderías y hogares para las madres y los bebés, este programa probablemente fue la innovación más popular del régimen soviético entre las mujeres.
Los feministas en EE.UU. y otros lugares denuncian frecuentemente la proposición de que “la biología determina el destino” como una expresión de machismo. Y, sin embargo, Goldman asume que las mujeres, o incluso los hombres, que no tienen relación biológica con los bebés ni los niños pequeños son incapaces de desarrollar los mismos sentimientos de protección hacia ellos que sus madres biológicas. Los padres de niños adoptados probablemente tendrán algo que decir contra esta idea. Pero la práctica moderna de la adopción en EE.UU. también está basada en la idea de que sólo en el contexto de una “familia” —ya sea de madre y padre biológicos, padres adoptivos o padres gay o transgénero— los niños pueden recibir el cuidado y el amor necesarios. Lejos de ser un hecho natural, la idea de que los niños sólo pueden desarrollarse con éxito en el contexto de una familia es una construcción social.
Cuando la gente vivía como cazadores-recolectores (durante la vasta mayoría de los 200 mil años en los que ha existido nuestra especie), la banda o la tribu, no “la pareja”, era la unidad básica de la existencia humana. Un ejemplo del pasado no muy distante viene del testimonio de los misioneros jesuitas del siglo XVII entre el pueblo de cazadores naskapi de Labrador. Como lo cuenta Eleanor Burke Leacock en su magnífica introducción a El origen de la familia, la propiedad privada y el estado de Engels (International Publishers, 1972), los jesuitas se quejaban de la libertad sexual de las mujeres naskapi, señalándole a un hombre que “no estaba seguro de que su hijo, que estaba ahí presente, fuera su hijo”. La respuesta del naskapi es reveladora: “Ustedes no tienen sentido. Ustedes los franceses aman sólo a sus propios hijos; pero nosotros amamos a todos los niños de nuestra tribu”.
La desaparición de las clases y la propiedad privada bajo el comunismo conduciría inevitablemente a la completa libertad en las relaciones sexuales y a la desaparición de cualquier concepto de legitimidad e ilegitimidad. Todo el mundo tendría acceso a los beneficios completos de la sociedad por el sólo hecho de ser ciudadano del soviet internacional.
La familia como portadora de la ideología burguesa
Vogel y Smith limitan implícitamente el concepto de trabajo doméstico a las actividades físicas. De ese modo, Smith escribe: “Las actividades cotidianas de la familia aún giran alrededor de la alimentación, el vestido, la limpieza y el cuidado en general de sus miembros, y esa responsabilidad aún recae principalmente en las mujeres”. Pero criar hijos con miras a su eventual ingreso al mercado laboral no es como criar becerros y corderos para el mercado ganadero. La reproducción de la fuerza de trabajo humana no tiene sólo un componente biológico, sino también uno social, es decir ideológico. Llevar a un niño a la iglesia o a recibir educación religiosa también es una forma de trabajo doméstico, importante a su modo para la preservación del sistema capitalista; lo mismo sucede con llevar a un niño a ver una película que glorifica los “valores familiares”, el patriotismo, etc. La familia es la principal institución a través de la cual la ideología burguesa en sus distintas formas se transmite de una generación a la siguiente.
En El ABC del comunismo (1919), escrito por dos dirigentes bolcheviques, Nikolai Bujarin y Evguenii Preobrazhensky, se explica cómo la diminuta minoría de capitalistas no puede dominar a la clase obrera utilizando sólo la fuerza física y la coerción impuestas por la policía y el ejército. La preservación del sistema capitalista también requiere de la fuerza de las ideas:
“La burguesía comprende que no puede someter a la clase obrera con la sola fuerza bruta. Sabe que es necesario nublar también el cerebro... El estado capitalista educa especialistas para el acretinamiento y la doma del proletariado: maestros burgueses y profesores, curas y obispos, plumíferos y periodistas burgueses”.
Bujarin y Preobrazhensky señalaron tres instituciones fundamentales para mantener el dominio ideológico de la burguesía: el sistema educativo, la iglesia y la prensa (los medios masivos actualmente incluyen también al cine, la televisión y el Internet).
En los países capitalistas avanzados, en los que los niños son normalmente considerados propiedad de sus padres, la familia tiene relaciones distintas con cada una de esas instituciones. A partir de los cinco o seis años, los niños están legalmente obligados a asistir a la escuela (pública o privada) y los niños más chicos con frecuencia van a preescolar. Desde muy temprana edad, los niños ven televisión; algunos padres, más frecuentemente las madres, controlan lo que ven. A diferencia de los maestros y los productores de televisión, los clérigos no tienen un acceso tan automático a los niños pequeños: en EE.UU. y otros países, los padres deciden si sus hijos reciben adoctrinamiento religioso o no. Al menos al inicio, este adoctrinamiento les es impuesto a los niños en contra de sus deseos subjetivos. Probablemente no hay en el planeta un niño de cuatro o cinco años que prefiera asistir a servicios religiosos en vez de jugar con otros niños.
Tomemos el caso de un niño de diez años cuyos padres son católicos practicantes. Desde que tiene memoria lo han llevado a misa. Ha ido a una escuela católica en vez de ir a la escuela pública, o adicionalmente a ésta. En casa, ha escuchado rezos antes de cada comida y experimentado múltiples expresiones de fe religiosa en la vida doméstica cotidiana. Hay grandes probabilidades de que un niño como éste suscriba las creencias y doctrinas católicas al menos hasta una etapa posterior de su vida en la que se vea libre de la autoridad de sus padres.
Por otro lado, veamos ahora el caso de un niño de diez años cuyos padres no son religiosos. Su conocimiento de la religión está limitado a lo que ha aprendido en la escuela pública e información ocasional obtenida de programas de televisión, películas y discusiones con otros niños de mentalidad religiosa. Un niño así casi seguramente no será religioso. Pero no tener religión no inmuniza a un niño de otras formas probablemente “progresistas” de ideología burguesa. Un niño criado por padres que suscriben el “humanismo secular” muy probablemente se considerará políticamente liberal en EE.UU. o socialdemócrata en Europa, y probablemente demostrará elitismo intelectual. Así mismo, existe una corriente del libertarismo ateo (asociada con Ayn Rand) que glorifica el individualismo egoísta y el capitalismo de “libre mercado”. La religión no es la única forma de ideología burguesa reaccionaria.
La familia oprime a los niños al igual que a las mujeres, y deforma muchísimo la conciencia de los hombres también. Los feministas, liberales y “socialistas”, ignoran este hecho social fundamental, si no es que abiertamente lo niegan. Para éstos, reconocer que la opresión de los niños es intrínseca a la familia significaría (¡horror de horrores!) criticar el comportamiento socialmente condicionado de las mujeres en su papel de madres. Marxistas autoproclamados como Vogel y Smith, que promueven la tesis de que el trabajo doméstico es la base de la opresión de las mujeres, tratan implícitamente a las mujeres como si sólo hicieran bien a sus hijos.
Contra la represión sexual de los niños
Aunque la mayoría de los feministas condenarían el abuso físico de los niños, en los hechos permanecen indiferentes al abuso sicológico. Por tomar sólo un ejemplo, los hijos de padres fundamentalistas cristianos (católicos o protestantes) sufren la tortura mental de creer que irán al infierno si no se portan bien.
La represión sexual de los niños, que se extiende a la adolescencia, está bastante más extendida y causa daños sicológicos más graves. La sociedad capitalista está diseñada para penalizar la expresión de sexualidad de los niños desde el nacimiento. Incluso los padres más instruidos no pueden proteger a sus hijos de la ideología moralista y antisexo que permea la sociedad estadounidense —desde los pasillos decorados en azul y rosa en las jugueterías hasta la prohibición de desnudez en público y la demonización de la actividad sexual de los niños, incluida la masturbación—. Como principales cuidadoras de los bebés y los niños pequeños, las madres (más que los padres), inician el proceso de represión sexual, enseñándoles a los niños a sentirse avergonzados de sus cuerpos y a suprimir su curiosidad natural.
August Bebel, uno de los principales dirigentes de la socialdemocracia alemana a finales del siglo XIX y principios del XX, parece un libertario sexual radical en comparación de los “feministas socialistas” de hoy en día. En La mujer y el socialismo, insistía:
“La satisfacción del instinto sexual es asunto personal de cada uno lo mismo que la satisfacción de cualquier otro instinto natural. Nadie tendrá que dar cuentas a otro ni se entremezclará nadie a quien no se le llame... El hecho de que desaparezca esa vergüenza tonta y ese ridículo secreto para hablar de las cosas sexuales, dará al trato entre los sexos una forma mucho más natural que hoy” [énfasis en el original].
Uno puede leer cientos de páginas escritas por los “feministas socialistas” modernos sin encontrar un solo argumento de que una sociedad socialista le permitirá a todo mundo satisfacer mejor sus deseos y necesidades sexuales.
El futuro comunista
Bajo el comunismo, la gente tendrá la genuina y auténtica libertad de construir y reconstruir sus relaciones interpersonales. Desde luego, esta libertad no es absoluta. La humanidad no puede trascender sus características biológicas y su relación con el entorno natural. El hombre y la mujer comunistas también envejecerán y morirán. Tampoco es posible borrar por completo el pasado y construir la sociedad desde cero. La humanidad comunista heredará, para bien y para mal, el legado cultural acumulado de nuestra especie. No podemos s aber qué prácticas sexuales existirán en la sociedad comunista porque serán determinadas en el futuro. Cualquier proyección, y más aún una prescripción, llevaría consigo las actitudes, los valores y los prejuicios formados en una sociedad de clases represiva.
Una diferencia fundamental entre los marxistas y los feministas, ya sean liberales o supuestamente socialistas, es que nuestro objetivo final no es la equidad entre los géneros como tal, sino el desarrollo progresista de la especie humana en su conjunto. La crianza comunal de los niños bajo condiciones de abundancia material y riqueza cultural producirá seres humanos cuyas capacidades mentales y bienestar sicológico serán vastamente superiores a las de la gente en esta sociedad empobrecida, opresiva y dividida en clases. En un discurso de 1932 acerca de la Revolución Rusa, “¿Qué fue la Revolución Rusa?”, León Trotsky dijo:
“Verdad es que la humanidad ha producido más de una vez gigantes del pensamiento y de la acción que sobrepasaban a sus contemporáneos como cumbres en una cadena de montañas. El género humano tiene derecho a estar orgulloso de sus Aristóteles, Shakespeare, Darwin, Beethoven, Goethe, Marx, Edison, Lenin. ¿Pero por qué estos hombres son tan escasos? Ante todo, porque han salido, casi sin excepción, de las clases elevadas y medias. Salvo raras excepciones, los destellos del genio quedan ahogados en las entrañas oprimidas del pueblo, antes que ellas puedan incluso brotar. Pero también porque el proceso de generación, de desarrollo y de educación del hombre permaneció y permanece siendo en su esencia obra del azar; no esclarecido por la teoría y la práctica; no sometido a la conciencia y a la voluntad...
“Cuando haya terminado con las fuerzas anárquicas de su propia sociedad, el hombre trabajará sobre sí mismo en los morteros, con las herramientas del químico. Por primera vez, la humanidad se considerará a sí misma como una materia prima y, en el mejor de los casos, como un producto semiacabado físico y psíquico. El socialismo significará un salto del reino de la necesidad al reino de la libertad. También es en este sentido que el hombre de hoy, lleno de contradicciones y sin armonía, franqueará la vía hacia una nueva especie más feliz”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to communismo [link] [comments]


2016.06.07 04:08 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 2 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Pero, ¿cómo se logrará esta reducción y redistribución del trabajo doméstico? En la transición de la dictadura del proletariado al comunismo pleno, la transformación de la familia es un corolario de la expansión de la producción y el aumento de la abundancia. Su extinción o desintegración es resultado del éxito económico. En el proceso, será remplazada por nuevas formas de vivir que serán inconmensurablemente más ricas, humanas y gratificantes. Bien puede haber la necesidad de desarrollar algunas reglas en el curso de esta transformación conforme la gente busque nuevos modos de vida. En el periodo de transición, será la tarea del colectivo democrático de los obreros, el soviet, construir alternativas y guiar el proceso.
Vogel no plantea la cuestión crucial: cuando la mujer se libere de la esclavitud doméstica, ¿será libre para hacer qué? ¿La reducción del tiempo que pase en el trabajo doméstico será compensada por un aumento comparable en el tiempo que pase en su trabajo, dos horas menos lavando ropa y trapeando pisos, dos horas más en la línea de ensamblaje de la fábrica? Ésa ciertamente no es la idea marxista de la liberación de la mujer.
Remplazar el trabajo doméstico y la crianza de los niños con instituciones colectivas son aspectos de un cambio fundamental en la relación entre producción y tiempo de trabajo. Bajo una economía socialista planificada, todo tipo de actividad económica —desde la producción de acero y computadoras hasta la limpieza de la ropa, los pisos y los muebles— pasará por un constante y rápido aumento en la cantidad de producto por unidad de trabajo aplicado. Mucho antes de que se logre una sociedad comunista, es probable que la mayor parte del trabajo doméstico ya se haya automatizado. Más en general, habrá una reducción continua del tiempo de trabajo total necesario para la producción y el mantenimiento de los bienes de consumo y los medios de producción.
En una sociedad plenamente comunista, la mayor parte del tiempo será lo que ahora llamamos “tiempo libre”. El trabajo necesario absorberá una porción tan pequeña de tiempo y energía que cada individuo se lo concederá libremente al colectivo social. Todos dispondrán del tiempo y de los recursos materiales y culturales necesarios para realizar trabajo creativo y gratificante. En los Grundrisse (1857), Marx cita la composición musical como ejemplo de trabajo genuinamente libre.
Los “feministas socialistas” falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques
En 2005, Sharon Smith, figura dirigente de la ISO que se pretende una teórica, publicó un libro, Women and Socialism: Essays on Women’s Liberation (La mujer y el socialismo: Ensayos sobre la liberación de la mujer, Haymarket Books), del cual se espera una nueva edición revisada y expandida para este año [2015]. Un extracto de esta nueva edición, “Theorizing Women’s Oppression: Domestic Labor and Women’s Oppress-ion” [Teorizando sobre la opresión de la mujer: El trabajo doméstico y la opresión de la mujer], publicado en International Socialist Review (marzo de 2013), delinea lo que la ISO define como su nuevo enfoque del feminismo. La “teorización” de Smith se basa en gran medida en el concepto de que el trabajo doméstico no remunerado es el fundamento de la opresión de la mujer, como lo presenta Vogel en Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory.
Smith comienza criticando a Karl Marx y Friedrich Engels, un requisito esencial para acceder al medio feminista pequeñoburgués: “La manera en que Marx y Engels describen la opresión de la mujer presenta frecuentemente componentes contradictorios: en algunos sentidos cuestionando fundamentalmente el status quo de género, pero meramente reflejándolo en otros”. Smith critica incluso más agudamente la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia, un evento que los liberales, feministas o no, consideran en el mejor de los casos un experimento utópico fallido y, en el peor, el nacimiento de un estado policiaco totalitario.
Haciéndole el juego a los prejuicios anticomunistas, Smith afirma que los bolcheviques apoyaron el papel tradicional de la mujer, haciendo de la maternidad el más alto deber social: “A pesar de los enormes logros de la Revolución Rusa de 1917 —incluyendo la legalización del aborto y el divorcio, el derecho al voto y a contender por puestos públicos y la abrogación de leyes que criminalizaban la prostitución y la sexualidad gay—, ésta no produjo una teoría capaz de enfrentar las normas naturales heterosexuales o la prioridad dada al destino maternal de las mujeres”. Smith procede a citar una declaración de John Riddell, un historiador izquierdista que frecuentemente publica en la International Socialist Review de la ISO: “Las mujeres comunistas en ese periodo veían el tener hijos como una responsabilidad social y buscaban ayudar a las ‘mujeres pobres que desean experimentar la maternidad como la más elevada felicidad’”.
Apoyándose en una cita sacada de contexto, Smith y Riddell falsifican la doctrina y la práctica bolcheviques. Los bolcheviques veían el remplazo de la familia a través de métodos colectivos para la crianza de los niños no como un objetivo distante en una futura sociedad comunista, sino como un programa que estaban empezando a implementar en el estado obrero ruso soviético existente. Alexandra Kollontai, una de las dirigentes del trabajo bolchevique entre las mujeres, abogó por instituciones socializadas que asumieran completa responsabilidad por los niños y su bienestar físico y sicológico desde la infancia. En su discurso al I Congreso de Mujeres Trabajadoras de Toda Rusia en 1918, declaró:
“Gradualmente, la sociedad se hará cargo de todas aquellas obligaciones que antes recaían sobre los padres...
“Existen ya casas para los niños lactantes, guarderías infantiles, jardines de la infancia, colonias y hogares para niños, enfermerías y sanatorios para los enfermos o delicados, restaurantes, comedores gratuitos para los discípulos en escuelas, libros de estudio gratuitos, ropas de abrigo y calzado para los niños de los establecimientos de enseñanza. ¿Todo esto no demuestra suficientemente que el niño sale ya del marco estrecho de la familia, pasando la carga de su crianza y educación de los padres a la colectividad?”
—“El comunismo y la familia”, Editorial Marxista, Barcelona, 1937
En una sociedad socialista, el personal encargado del cuidado y la educación en guarderías, jardines de niños y las escuelas preescolares estará compuesto de hombres y mujeres. De este modo —y sólo de este modo—, podrá eliminarse la división ancestral del trabajo entre hombres y mujeres en el cuidado de los niños pequeños.
El punto de vista de Kollontai acerca del futuro de la familia no era inusual entre los dirigentes bolcheviques. En La mujer, el estado y la revolución: Política familiar y vida social soviéticas, 1917-1936 (Ediciones IPS, 2010), Wendy Goldman, una académica estadounidense de simpatías liberales feministas, escribe que Aleksandr Goijbarg, el principal autor del primer Código Sobre el Matrimonio, la Familia y la Tutela (1918), “alentaba a los padres a rechazar ‘su amor estrecho e irracional por sus hijos’. Según su punto de vista la crianza del estado ‘proveería resultados ampliamente superiores al abordaje privado, individual, irracional y no científico de padres individualmente “amorosos” pero “ignorantes”’”. Los bolcheviques no buscaban únicamente liberar a las mujeres del fastidio doméstico y la dominación patriarcal, sino también liberar a los niños de los efectos, frecuentemente nocivos, de la autoridad parental.
Los bolcheviques y el cuidado colectivo de los niños
Haciendo eco de Vogel, Smith escribe:
“Si la función económica de la familia obrera, tan crucial en la reproducción de la fuerza de trabajo para el sistema capitalista —y que al mismo tiempo forma la raíz social de toda la opresión de la mujer—, fuera eliminada, se sentarían las bases materiales para la liberación de la mujer. Este resultado sólo puede empezar a obtenerse mediante la eliminación del sistema capitalista y su remplazo por una sociedad socialista que colectivice el trabajo doméstico antes asignado a las mujeres”.
Aquí, el uso que hace Smith del término “trabajo doméstico” resulta ambiguo. ¿Se refiere únicamente a los quehaceres domésticos y al cuidado físico de los niños pequeños? ¿Y qué hay del “trabajo doméstico” que implica lo que se considera la tutela parental hoy día en EE.UU.? Smith no nos lo dice. Simplemente ignora la cuestión de las relaciones interpersonales entre las madres y sus hijos: escuchar y hablar con ellos de sus problemas, deseos y miedos; enseñarles los primeros pasos en el lenguaje y las bases de higiene, seguridad y otras tareas prácticas; jugar con ellos; ayudarles con su tarea. Al ignorar estas interacciones como parte del dominio colectivo, la idea del socialismo de Smith es enteramente compatible con la preservación de la familia, excluyendo los quehaceres domésticos.
¿Por qué esta ambigüedad en una cuestión tan crucial? La ISO apela a los jóvenes idealistas de la izquierda liberal promoviendo una versión del “marxismo” adaptada a sus puntos de vista y a sus prejuicios. Esta organización no toma casi nunca una posición sobre tema alguno que sea verdaderamente impopular en el medio de los radicales liberales estadounidenses. Las jóvenes feministas encontrarán muy atractiva la idea de una vida familiar sin quehaceres domésticos. Pero, ¿abandonar la perspectiva de un hogar familiar propio y la preocupación exclusiva por sus “propios” hijos? La audiencia pequeñoburguesa a la que se dirige Smith se horrorizaría ante el programa bolchevique para la transformación de la vida cotidiana a través de los métodos colectivos de vida. Como escribió Kollontai:
“La mujer, a la que invitamos a que luche por la gran causa de la liberación de los trabajadores, tiene que saber que en el nuevo estado no habrá motivo alguno para separaciones mezquinas, como ocurre ahora.
“‘Estos son mis hijos. Ellos son los únicos a quienes debo toda mi atención maternal, todo mi afecto; ésos son hijos tuyos; son los hijos del vecino. No tengo nada que ver con ellos. Tengo bastante con los míos propios’.
“Desde ahora, la madre obrera que tenga plena conciencia de su función social, se elevará a tal extremo que llegará a no establecer diferencias entre ‘los tuyos y los míos’; tendrá que recordar siempre que desde ahora no habrá más que ‘nuestros’ hijos, los del estado comunista, posesión común de todos los trabajadores”.
En 1929, el Partido Comunista (PC) ruso todavía llamaba por la extinción de la familia, a pesar del ascenso al poder político de una casta burocrática conservadora dirigida por I.V. Stalin cinco años antes. Pero como escribimos en “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”: “Para 1936-37, cuando la degeneración del PC ruso ya estaba completa, la doctrina estalinista declaró eso un ‘craso error’ y llamó por una ‘reconstrucción de la familia sobre una nueva base socialista’”.
La familia como una construcción social
Mientras que Smith y Riddell afirman falsamente que el régimen bolchevique de los primeros años apoyaba el papel tradicional de las mujeres como principales cuidadoras de sus niños pequeños, Goldman lo critica por no hacerlo:
“Los bolcheviques les adjudicaban poca importancia a los poderosos lazos emocionales entre padres e hijos. Asumían que la mayor parte del cuidado necesario de los niños, hasta de los más pequeños, podía ser relegado a empleados públicos pagos. Tendían a menospreciar el rol del lazo madre-hijo en la supervivencia infantil y el desarrollo del niño en edad temprana, por más que hasta un conocimiento rudimentario del trabajo de guarderías pre-revolucionarias hubiera revelado las tasas de supervivencia escandalosamente bajas para niños pequeños en contextos institucionales y los obstáculos para el desarrollo infantil sano”.
Esta analogía es completamente inválida. El trato y la suerte de los niños pequeños en los empobrecidos orfanatorios de la Rusia zarista no pueden ser comparados de ningún modo con el cuidado colectivo de los niños en una sociedad revolucionaria. Un estado obrero, particularmente en un país económicamente avanzando, tendría los recursos humanos y materiales para proporcionar un cuidado para los niños pequeños muy superior en todos los aspectos al de una madre en el contexto privado del hogar familiar.
Más aún, los bolcheviques pusieron gran énfasis en la salud y el bienestar de las madres y los niños. El Código Laboral de 1918 proporcionaba un descanso pagado de 30 minutos al menos cada tres horas para alimentar a un bebé. El programa de seguridad maternal implementado ese mismo año proveía una licencia por maternidad pagada de ocho semanas, recesos para el cuidado infantil e instalaciones de descanso en las fábricas para las mujeres en el trabajo, cuidado pre y postnatal gratuito y pensiones en efectivo. Con la red de clínicas de maternidad, consultorios, comedores, guarderías y hogares para las madres y los bebés, este programa probablemente fue la innovación más popular del régimen soviético entre las mujeres.
Los feministas en EE.UU. y otros lugares denuncian frecuentemente la proposición de que “la biología determina el destino” como una expresión de machismo. Y, sin embargo, Goldman asume que las mujeres, o incluso los hombres, que no tienen relación biológica con los bebés ni los niños pequeños son incapaces de desarrollar los mismos sentimientos de protección hacia ellos que sus madres biológicas. Los padres de niños adoptados probablemente tendrán algo que decir contra esta idea. Pero la práctica moderna de la adopción en EE.UU. también está basada en la idea de que sólo en el contexto de una “familia” —ya sea de madre y padre biológicos, padres adoptivos o padres gay o transgénero— los niños pueden recibir el cuidado y el amor necesarios. Lejos de ser un hecho natural, la idea de que los niños sólo pueden desarrollarse con éxito en el contexto de una familia es una construcción social.
Cuando la gente vivía como cazadores-recolectores (durante la vasta mayoría de los 200 mil años en los que ha existido nuestra especie), la banda o la tribu, no “la pareja”, era la unidad básica de la existencia humana. Un ejemplo del pasado no muy distante viene del testimonio de los misioneros jesuitas del siglo XVII entre el pueblo de cazadores naskapi de Labrador. Como lo cuenta Eleanor Burke Leacock en su magnífica introducción a El origen de la familia, la propiedad privada y el estado de Engels (International Publishers, 1972), los jesuitas se quejaban de la libertad sexual de las mujeres naskapi, señalándole a un hombre que “no estaba seguro de que su hijo, que estaba ahí presente, fuera su hijo”. La respuesta del naskapi es reveladora: “Ustedes no tienen sentido. Ustedes los franceses aman sólo a sus propios hijos; pero nosotros amamos a todos los niños de nuestra tribu”.
La desaparición de las clases y la propiedad privada bajo el comunismo conduciría inevitablemente a la completa libertad en las relaciones sexuales y a la desaparición de cualquier concepto de legitimidad e ilegitimidad. Todo el mundo tendría acceso a los beneficios completos de la sociedad por el sólo hecho de ser ciudadano del soviet internacional.
La familia como portadora de la ideología burguesa
Vogel y Smith limitan implícitamente el concepto de trabajo doméstico a las actividades físicas. De ese modo, Smith escribe: “Las actividades cotidianas de la familia aún giran alrededor de la alimentación, el vestido, la limpieza y el cuidado en general de sus miembros, y esa responsabilidad aún recae principalmente en las mujeres”. Pero criar hijos con miras a su eventual ingreso al mercado laboral no es como criar becerros y corderos para el mercado ganadero. La reproducción de la fuerza de trabajo humana no tiene sólo un componente biológico, sino también uno social, es decir ideológico. Llevar a un niño a la iglesia o a recibir educación religiosa también es una forma de trabajo doméstico, importante a su modo para la preservación del sistema capitalista; lo mismo sucede con llevar a un niño a ver una película que glorifica los “valores familiares”, el patriotismo, etc. La familia es la principal institución a través de la cual la ideología burguesa en sus distintas formas se transmite de una generación a la siguiente.
En El ABC del comunismo (1919), escrito por dos dirigentes bolcheviques, Nikolai Bujarin y Evguenii Preobrazhensky, se explica cómo la diminuta minoría de capitalistas no puede dominar a la clase obrera utilizando sólo la fuerza física y la coerción impuestas por la policía y el ejército. La preservación del sistema capitalista también requiere de la fuerza de las ideas:
“La burguesía comprende que no puede someter a la clase obrera con la sola fuerza bruta. Sabe que es necesario nublar también el cerebro... El estado capitalista educa especialistas para el acretinamiento y la doma del proletariado: maestros burgueses y profesores, curas y obispos, plumíferos y periodistas burgueses”.
Bujarin y Preobrazhensky señalaron tres instituciones fundamentales para mantener el dominio ideológico de la burguesía: el sistema educativo, la iglesia y la prensa (los medios masivos actualmente incluyen también al cine, la televisión y el Internet).
En los países capitalistas avanzados, en los que los niños son normalmente considerados propiedad de sus padres, la familia tiene relaciones distintas con cada una de esas instituciones. A partir de los cinco o seis años, los niños están legalmente obligados a asistir a la escuela (pública o privada) y los niños más chicos con frecuencia van a preescolar. Desde muy temprana edad, los niños ven televisión; algunos padres, más frecuentemente las madres, controlan lo que ven. A diferencia de los maestros y los productores de televisión, los clérigos no tienen un acceso tan automático a los niños pequeños: en EE.UU. y otros países, los padres deciden si sus hijos reciben adoctrinamiento religioso o no. Al menos al inicio, este adoctrinamiento les es impuesto a los niños en contra de sus deseos subjetivos. Probablemente no hay en el planeta un niño de cuatro o cinco años que prefiera asistir a servicios religiosos en vez de jugar con otros niños.
Tomemos el caso de un niño de diez años cuyos padres son católicos practicantes. Desde que tiene memoria lo han llevado a misa. Ha ido a una escuela católica en vez de ir a la escuela pública, o adicionalmente a ésta. En casa, ha escuchado rezos antes de cada comida y experimentado múltiples expresiones de fe religiosa en la vida doméstica cotidiana. Hay grandes probabilidades de que un niño como éste suscriba las creencias y doctrinas católicas al menos hasta una etapa posterior de su vida en la que se vea libre de la autoridad de sus padres.
Por otro lado, veamos ahora el caso de un niño de diez años cuyos padres no son religiosos. Su conocimiento de la religión está limitado a lo que ha aprendido en la escuela pública e información ocasional obtenida de programas de televisión, películas y discusiones con otros niños de mentalidad religiosa. Un niño así casi seguramente no será religioso. Pero no tener religión no inmuniza a un niño de otras formas probablemente “progresistas” de ideología burguesa. Un niño criado por padres que suscriben el “humanismo secular” muy probablemente se considerará políticamente liberal en EE.UU. o socialdemócrata en Europa, y probablemente demostrará elitismo intelectual. Así mismo, existe una corriente del libertarismo ateo (asociada con Ayn Rand) que glorifica el individualismo egoísta y el capitalismo de “libre mercado”. La religión no es la única forma de ideología burguesa reaccionaria.
La familia oprime a los niños al igual que a las mujeres, y deforma muchísimo la conciencia de los hombres también. Los feministas, liberales y “socialistas”, ignoran este hecho social fundamental, si no es que abiertamente lo niegan. Para éstos, reconocer que la opresión de los niños es intrínseca a la familia significaría (¡horror de horrores!) criticar el comportamiento socialmente condicionado de las mujeres en su papel de madres. Marxistas autoproclamados como Vogel y Smith, que promueven la tesis de que el trabajo doméstico es la base de la opresión de las mujeres, tratan implícitamente a las mujeres como si sólo hicieran bien a sus hijos.
Contra la represión sexual de los niños
Aunque la mayoría de los feministas condenarían el abuso físico de los niños, en los hechos permanecen indiferentes al abuso sicológico. Por tomar sólo un ejemplo, los hijos de padres fundamentalistas cristianos (católicos o protestantes) sufren la tortura mental de creer que irán al infierno si no se portan bien.
La represión sexual de los niños, que se extiende a la adolescencia, está bastante más extendida y causa daños sicológicos más graves. La sociedad capitalista está diseñada para penalizar la expresión de sexualidad de los niños desde el nacimiento. Incluso los padres más instruidos no pueden proteger a sus hijos de la ideología moralista y antisexo que permea la sociedad estadounidense —desde los pasillos decorados en azul y rosa en las jugueterías hasta la prohibición de desnudez en público y la demonización de la actividad sexual de los niños, incluida la masturbación—. Como principales cuidadoras de los bebés y los niños pequeños, las madres (más que los padres), inician el proceso de represión sexual, enseñándoles a los niños a sentirse avergonzados de sus cuerpos y a suprimir su curiosidad natural.
August Bebel, uno de los principales dirigentes de la socialdemocracia alemana a finales del siglo XIX y principios del XX, parece un libertario sexual radical en comparación de los “feministas socialistas” de hoy en día. En La mujer y el socialismo, insistía:
“La satisfacción del instinto sexual es asunto personal de cada uno lo mismo que la satisfacción de cualquier otro instinto natural. Nadie tendrá que dar cuentas a otro ni se entremezclará nadie a quien no se le llame... El hecho de que desaparezca esa vergüenza tonta y ese ridículo secreto para hablar de las cosas sexuales, dará al trato entre los sexos una forma mucho más natural que hoy” [énfasis en el original].
Uno puede leer cientos de páginas escritas por los “feministas socialistas” modernos sin encontrar un solo argumento de que una sociedad socialista le permitirá a todo mundo satisfacer mejor sus deseos y necesidades sexuales.
El futuro comunista
Bajo el comunismo, la gente tendrá la genuina y auténtica libertad de construir y reconstruir sus relaciones interpersonales. Desde luego, esta libertad no es absoluta. La humanidad no puede trascender sus características biológicas y su relación con el entorno natural. El hombre y la mujer comunistas también envejecerán y morirán. Tampoco es posible borrar por completo el pasado y construir la sociedad desde cero. La humanidad comunista heredará, para bien y para mal, el legado cultural acumulado de nuestra especie. No podemos s aber qué prácticas sexuales existirán en la sociedad comunista porque serán determinadas en el futuro. Cualquier proyección, y más aún una prescripción, llevaría consigo las actitudes, los valores y los prejuicios formados en una sociedad de clases represiva.
Una diferencia fundamental entre los marxistas y los feministas, ya sean liberales o supuestamente socialistas, es que nuestro objetivo final no es la equidad entre los géneros como tal, sino el desarrollo progresista de la especie humana en su conjunto. La crianza comunal de los niños bajo condiciones de abundancia material y riqueza cultural producirá seres humanos cuyas capacidades mentales y bienestar sicológico serán vastamente superiores a las de la gente en esta sociedad empobrecida, opresiva y dividida en clases. En un discurso de 1932 acerca de la Revolución Rusa, “¿Qué fue la Revolución Rusa?”, León Trotsky dijo:
“Verdad es que la humanidad ha producido más de una vez gigantes del pensamiento y de la acción que sobrepasaban a sus contemporáneos como cumbres en una cadena de montañas. El género humano tiene derecho a estar orgulloso de sus Aristóteles, Shakespeare, Darwin, Beethoven, Goethe, Marx, Edison, Lenin. ¿Pero por qué estos hombres son tan escasos? Ante todo, porque han salido, casi sin excepción, de las clases elevadas y medias. Salvo raras excepciones, los destellos del genio quedan ahogados en las entrañas oprimidas del pueblo, antes que ellas puedan incluso brotar. Pero también porque el proceso de generación, de desarrollo y de educación del hombre permaneció y permanece siendo en su esencia obra del azar; no esclarecido por la teoría y la práctica; no sometido a la conciencia y a la voluntad...
“Cuando haya terminado con las fuerzas anárquicas de su propia sociedad, el hombre trabajará sobre sí mismo en los morteros, con las herramientas del químico. Por primera vez, la humanidad se considerará a sí misma como una materia prima y, en el mejor de los casos, como un producto semiacabado físico y psíquico. El socialismo significará un salto del reino de la necesidad al reino de la libertad. También es en este sentido que el hombre de hoy, lleno de contradicciones y sin armonía, franqueará la vía hacia una nueva especie más feliz”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 23:15 ShaunaDorothy Los ataques derechistas de Fox y las tareas de la clase obrera: ¡Romper con AMLO y el PRD! ¡Forjar un partido obrero! (2 - 2) (verano de 2005)

https://archive.is/XBIt5
Un proyecto alternativo de subordinación
En su libro Un proyecto alternativo de nación, que en realidad es poco más que una gran colección de lugares comunes y sueños de opio sobre cómo México se convertirá en un paraíso de justicia social una vez que el PRD dirija sus destinos, AMLO presenta una serie de propuestas para resolver uno de los problemas más añejos y candentes del país: la tierra. Pero su programa para “reactivar el campo” es una burda broma. El objetivo es “armonizar y apoyar, al mismo tiempo, la producción de autoconsumo, la producción para el mercado interno y la producción para exportar”. ¿Cómo lograrlo?:
“Habría que promover el fortalecimiento de la economía de autoconsumo en las comunidades. El propósito es que, con pequeños apoyos, se fomenten las actividades productivas tradicionales...
“Hay casos excepcionales en comunidades indígenas donde todavía se produce casi todo lo que se consume. Está también, por ejemplo, lo que históricamente ha sucedido en pueblos como los de Tlaxcala donde los campesinos, en pequeñas porciones de tierra, cultivan maíz, con buena productividad, y tienen en sus patios borregos, chivos, vacas y el telar dentro de la casa.”
¡A los campesinos tlaxcaltecas les va tan bien que arriesgan su vida para emigrar en masa a EE.UU.! Además, AMLO dice: “La acción gubernamental que proponemos debe orientarse al otorgamiento de créditos a la palabra, para la compra de animales, granos y semillas, materiales de trabajo, insumos y todo aquello destinado a fortalecer las actividades productivas y las tecnologías tradicionales.” ¿Qué significa “tecnologías tradicionales”? ¿Bueyes famélicos para jalar arados? ¿Lodo para construir chinampas?
La agricultura mexicana, en gran parte de autoconsumo, no puede competir con las grandes plantaciones industrializadas estadounidenses, que además abarcan inmensas extensiones de tierra fértil que simplemente no existen en México. Para dar un ejemplo de las enormes diferencias, aquí hay un tractor por cada 100 personas involucradas en la agricultura, mientras que en Estados Unidos hay 1.5 tractores por cada trabajador rural. Hacer productivo al campo mexicano no requiere “tecnología tradicional” sino tecnología moderna: tractores, sistemas de riego, plantas procesadoras, fertilizantes y educación científica para los campesinos. Pero ésta es una meta imposible en el marco del capitalismo subdesarrollado; para hacerla realidad se necesita una revolución obrera apoyada por la guerra campesina, expropiando a la burguesía y a los latifundistas. Esta perspectiva no puede estar separada de la lucha por la extensión de la revolución al coloso del Norte, que haría posible obtener la tecnología necesaria para sacar al campo y sus habitantes del atraso y la miseria.
La emancipación nacional que las masas añoran y AMLO promete supone una economía industrial moderna. Pero el capitalismo mexicano no puede desembarazarse del imperialismo. En cuanto a la industria maquiladora, AMLO sostiene:
“Proponemos un trato directo con empresarios para detener la emigración de las maquiladoras. Es cierto que en China o en otras partes del mundo hay más ventajas comparativas, sobre todo por el bajo costo que representa la mano de obra, pero es posible ofrecer otros incentivos y revalorar la importancia que reviste la cercanía de nuestro país con el mercado más grande del mundo.”
La única forma de hacer competitiva la industria maquiladora es abaratar aún más la mano de obra, ofrecer mayores ventajas fiscales a los inversionistas chupasangre y continuar el régimen laboral draconiano establecido por los llamados “contratos de protección”.
¡Por la revolución obrera!
Las políticas reaccionarias del PRD no son el resultado de una traición encubierta ni de la corrupción de tal o cual dirigente, sino la consecuencia lógica e ineludible de su carácter de clase. En un país capitalista atrasado y dependiente como México —en el que la clase dominante nacional depende abrumadoramente de los créditos y la inversión de sus amos en Estados Unidos— toda alternativa política que, como el PRD, plantee la conservación del capitalismo mexicano, es decir, que defienda en última instancia el dominio y los intereses de algún ala de la burguesía nacional, se verá obligada a rechazar en los hechos las reivindicaciones democráticas que promete. Así, enfrentando en su propio territorio un proletariado moderno y socialmente poderoso y un vasto campesinado descontento, en última instancia la burguesía nacional es mucho más hostil a “sus propias” masas que a sus amos estadounidenses. Independientemente de su retórica, no existe un ala antiimperialista de la burguesía. Lo único que pueden plantear los nacionalistas burgueses es negociar de mejor manera los términos de su propia subordinación al imperialismo y de la consecuente cancelación de los derechos democráticos de su población. El PRD ni siquiera se opone al TLCAN, que por naturaleza es un “tratado” para la rapiña unilateral de la economía mexicana por los imperialistas, sino que sólo lo quiere “renegociar”.
La vinculación inseparable de las amplias reivindicaciones democráticas no resueltas con la lucha internacional y socialista del proletariado está en el centro de la teoría de la revolución permanente de León Trotsky. En una de sus “Tesis Fundamentales” de la revolución permanente, explicó:
“Con respecto a los países de desarrollo burgués retrasado, y en particular de los coloniales y semicoloniales, la teoría de la revolución permanente significa que la resolución íntegra y efectiva de sus fines democráticos y de su emancipación nacional tan sólo puede concebirse por medio de la dictadura del proletariado, empuñando éste el Poder, como caudillo de la nación oprimida y, ante todo, de sus masas campesinas.”
El campesinado, sumido en las regiones más remotas y atrasadas, es parte de la heterogénea capa que los marxistas llamamos pequeña burguesía. Los campesinos sin tierras se encuentran reducidos, en el mejor de los casos, a la producción de autoconsumo y carecen de poder social. Los minifundistas compiten entre sí por colocar sus productos en el mercado. Su interés se encuentra en la propiedad privada de la tierra. Por ello, el campesinado es incapaz de reorganizar la sociedad, de desempeñar un papel revolucionario independiente. El campesinado actual es producto del rezago inherente al capitalismo tercermundista; lucha contra las grandes plantaciones mecanizadas, cuyo avance convierte a muchos campesinos en proletarios rurales. Los comunistas tomamos lado con los campesinos en sus luchas contra los latifundistas y el gobierno y buscamos ganar su apoyo a la revolución socialista, pero entendemos que, en tanto que lucha por mantener su existencia contra el capitalismo industrial moderno, el campesinado pretende echar atrás la rueda de la historia. El campesinado pobre, todavía compuesto por millones de personas, puede desempeñar un papel importante en la revolución, pero éste estará necesariamente subordinado a la dirección del proletariado industrial urbano.
La clase obrera o proletariado es la encargada de echar a andar, colectivamente, todos los engranajes de la economía industrial moderna —las fábricas, las comunicaciones, los transportes—. Al no poseer más que su propia fuerza de trabajo, la clase obrera no tiene interés en la continuidad del régimen de la propiedad privada; su interés histórico está en la abolición de la propiedad privada de los medios de producción, la cual pondría la economía entera al servicio de las necesidades humanas y sentaría la base fundamental para erradicar la explotación, la opresión y la miseria. Por ello, la clase obrera es la única clase genuinamente revolucionaria de nuestra época capaz de dirigir a los campesinos, las masas urbanas empobrecidas y todos los oprimidos en la lucha por su emancipación.
La Revolución Rusa señala el camino hacia adelante en México. En efecto, la perspectiva trotskista fue confirmada en la práctica por la Revolución Bolchevique de Octubre de 1917. En esa fecha la clase obrera rusa tomó en sus manos las tareas de la revolución democrática que el régimen burgués no había podido resolver: liberó a su país del yugo imperialista al desconocer la deuda externa contraída por el zar y la burguesía, sentó las bases para la emancipación de la mujer y dictó leyes prohibiendo todo tipo de discriminación contra homosexuales y minorías étnicas. También abolió la propiedad privada sobre la tierra y llamó al campesino pobre a emprender una revolución agraria que destruyera el latifundio y los restos del peonaje feudal. Pero para hacer esto realidad fue necesario emprender la expropiación de los medios de producción y establecer una economía colectivizada y planificada, así como el monopolio estatal del comercio exterior. En lugar del parlamentarismo burgués, la Revolución Rusa instauró la democracia obrera a través de los soviets, consejos de diputados obreros y soldados encargados de dirigir la economía y la sociedad entera. Esto es lo que significó un gobierno obrero: el gobierno basado en el proletariado y apoyado por el campesinado. Estas medidas sentaron las primeras bases para la reorganización socialista de la sociedad. Ciertamente, con el grado de interpenetración de la economía moderna, y como lo mostró el ejemplo de la Unión Soviética, ningún país puede crecer aislado del intercambio mundial. Así, desde su nacimiento mismo, un partido revolucionario victorioso en un país atrasado —y más en uno que comparte una frontera con EE.UU.— tendría que luchar, como parte de un solo partido internacional, por la revolución proletaria dentro del monstruo imperialista estadounidense y a escala internacional. De hecho, sólo el triunfo de la revolución obrera en EE.UU. podría asegurar la genuina emancipación nacional de México. La clase obrera multirracial estadounidense, en particular su estratégico componente negro, es potencialmente el aliado más poderoso de los obreros mexicanos. Como escribieron recientemente nuestros camaradas estadounidenses en un artículo denunciando las atrocidades racistas de los paramilitares “Minutemen” y exigiendo plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes:
“Una defensa efectiva de la clase obrera requiere un programa internacionalista que exprese los intereses de clase comunes en ambos lados de la frontera trazada cuando EE.UU. robó de México en 1848 gran parte del actual suroeste estadounidense. La lucha por los derechos de los inmigrantes debe verse como parte de la lucha contra todas las formas de opresión. En EE.UU. esto significa una lucha contra la opresión de los negros, la piedra angular del capitalismo estadounidense. Los obreros deben luchar contra los intentos de los gobernantes capitalistas de enfrentar a un grupo oprimido contra otro, como la reciente declaración grotesca del presidente derechista mexicano Vicente Fox de que los trabajadores mexicanos ‘hacen el trabajo que ni siquiera los negros quieren hacer en EE.UU.’”
Los millones de obreros y campesinos mexicanos y centroamericanos que emigran “ilegalmente” a EE.UU., sorteando toda clase de peligros, carecen de derechos y se ven obligados a tomar los trabajos más arduos y peor pagados. Pero al racista e hipócrita Fox no podrían importarle menos los trabajadores mexicanos y los negros. ¡Por lucha de clases conjunta en México y EE.UU. contra los gobernantes capitalistas!
La LTS: Reformismo “Libre y Soberano”
Dentro de los que se reclaman “trotskistas”, la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) se opuso a los ataques antidemocráticos del PAN y el PRI sin dejar de enfatizar correctamente su denuncia tanto del PRD como partido burgués como de los grupos “socialistas” que colaboran con éste (Estrategia Obrera No. 43, 16 de abril de 2005). Sin embargo, el fin estratégico al que la LTS vincula su posición sobre el desafuero es explícitamente reformista y no revolucionario: que las masas mexicanas se movilicen para “imponer una Asamblea Constituyente Libre y Soberana en la que se discutan las grandes demandas de las mayorías obreras y campesinas del país”. Esta asamblea constituyente estaría abierta “no sólo al PRD y a AMLO sino también al conjunto de las organizaciones sociales, sindicales y de izquierda”, y “discutiría” cuestiones democráticas candentes como la “reforma agraria radical”, “empleo y salarios dignos”, el dejar de pagar la deuda externa y la cancelación de “todos los tratados, como el TLC, que nos subordinan al imperialismo norteamericano” (Ibíd.). La LTS asigna a una asamblea constituyente, es decir, un cuerpo parlamentario burgués —¡prometiendo de antemano que incluiría al PRD!—, la tarea de resolver las justas aspiraciones de las masas. Echando por la borda la revolución permanente, el plan de la LTS no menciona ni de pasada que la solución de estas cuestiones requiere la revolución socialista: la implantación de una economía colectivizada y planificada y la lucha por extender el poder obrero a nivel internacional.
Para los comunistas, el llamado por una asamblea constituyente —es decir, una asamblea legislativa dentro del marco de la democracia burguesa— se justifica en situaciones en las que las leyes vigentes no formalizan ni siquiera las libertades democráticas más básicas (como es el caso de las dictaduras militares o bajo gobiernos democrático-burgueses no consolidados como el “Gobierno Provisional” ruso de febrero de 1917). En esos casos, este llamado puede usarse para vincular las aspiraciones concretas e inmediatas de la gente con la necesidad de la lucha por la revolución socialista: es, pues, una “consigna de transición” de la conciencia espontánea de las masas a la conciencia revolucionaria. Sin embargo, si este llamado se usa, como lo hace la LTS, como un medio para simplemente “mejorar” la democracia capitalista existente en un país atrasado, funciona exactamente como lo opuesto, consolidando la ilusión de que la democracia capitalista es susceptible a mejorías cualitativas. Vincular las aspiraciones de las masas a una democracia más plena no con la lucha por la revolución socialista sino con una “Asamblea Constituyente Libre y Soberana” implica un programa “de transición” de la lucha espontánea de las masas...al reformismo consciente.
El GI: De la ruptura con el trotskismo a la ruptura con la realidad
Pero sin duda el más pintoresco de los grupos seudotrotskistas es el (mal) llamado Grupo Internacionalista (GI), cuyo núcleo dirigente está formado por antiguos miembros de nuestra organización. Durante años nos han acusado estridentemente de “abstencionismo” y “propagandismo abstracto”, mientras que ellos prometen encontrar el camino hacia las masas. Habiendo roto, en los hechos, con el marxismo revolucionario, para justificar su existencia el GI se deshizo primero de la honestidad básica, pero ahora también ha tenido que romper con la realidad.
En su más reciente publicación en español (El Internacionalista No. 5, mayo de 2005) este grupúsculo se jacta de la más absoluta indiferencia frente a la campaña jurídica contra López Obrador. Lo extraordinario del caso es que, en el mismo artículo, el propio GI asegura que defiende “el elemental derecho democrático de que cualquier partido político se presente en las elecciones con los candidatos que decida” y reconoce que:
“Lo que [el gobierno de Fox y el PRI] quieren es que, una vez que esté sujeto a proceso penal, según Artículo [sic] 111 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, ‘AMLO’ carezca del derecho a participar en las elecciones.”
¿Cómo explican esa contradicción evidente? Pues con este absurdo argumento, que dan inmediatamente después:
“Pero pasarán meses hasta que esto se concrete. En este momento, [López Obrador] ni siquiera es candidato del PRD (hay otros, incluyendo el sempiterno candidato perredista Cuauhtémoc Cárdenas, que disputan la candidatura), y ningún partido ha presentado, ni mucho menos inscrito, a su abanderado... En caso de que Fox y el PRI se atrevan a realizar su locura...entonces defenderíamos el derecho de López Obrador a presentarse como candidato presidencial...
“...hasta ahora no se ha negado el derecho de AMLO de presentar su candidatura. Pretender lo contrario es entrar de plano en la jugada electorera del PRD...”
¿O sea que el GI sólo defendería los derechos democráticos de un candidato oficial del PRD? ¡Vaya criterio marxista! En realidad, la “locura” de Fox y el PRI que el artículo del GI situaba en un futuro hipotético (“en caso de que se atrevan...”) ya llevaba más de quince días de haber llegado a su punto culminante (el desafuero) para cuando el GI fechó este artículo (25 de abril de 2005). No deja de ser cómico que apenas dos días después de la fecha de este artículo, y tres días antes de la fecha del periódico en que aparece por primera vez, el propio Fox reconoció implícitamente que sí estaba atentando contra los derechos políticos de López Obrador, y dio marcha atrás. Al negar que el ataque a los derechos democráticos era ya una realidad vigente, los charlatanes del GI hubieran entrado en un bloque de facto con el gobierno foxista...de no ser porque llegaron demasiado tarde. Pero tal vez el depuesto procurador, el general Macedo de la Concha, todavía aprecie sus argumentos.
El GI nos regaña también por oponernos al desafuero de AMLO porque el fuero de funcionarios del poder ejecutivo, sostiene, es una “medida antidemocrática”. Para justificar su negativa a defender un derecho democrático elemental en lo concreto, el GI recurre a abstracciones democráticas. Nosotros tomamos posición contra el desafuero de López Obrador con base en los intereses de la clase obrera en el caso concreto, no en generalizaciones sobre formalidades de la ley burguesa tales como si debería o no la cámara de diputados votar para que se procese a un funcionario cualquiera con base en cualquier acusación. La cuestión es bastante simple: 1) expropiar un predio para construir un acceso a un hospital no es ningún crimen contra el proletariado; 2) la acusación no era más que una patraña antidemocrática del clerical Fox y cía. para deshacerse del nacionalista burgués AMLO como contendiente a la presidencia.
Entendiblemente, muchos jóvenes izquierdistas que están hartos del lodazal de la política capitalista sienten que los revolucionarios nunca deben tomar lado en rencillas “interburguesas” ni oponerse a las injusticias estatales cuando sus víctimas sean políticos capitalistas, ya que, desde el punto de vista moral, estos tipos “se lo merecen”. Estos son los sentimientos a los que el GI apela. Sin embargo, este criterio no ha sido nunca el del marxismo. La labor de los comunistas no es adaptarse a la conciencia existente, sino elevarla, diciendo la verdad con toda su complejidad. La polarización en la sociedad a raíz de la maniobra foxista planteó a quemarropa la aplicación concreta de la revolución permanente. El GI podrá citar al derecho y al revés los escritos de Trotsky pero, al rehusarse a oponerse al ataque de Fox, renuncia a la esencia de la perspectiva trotskista: la lucha por las demandas democráticas de la población en los países subdesarrollados es una fuerza motriz de la revolución socialista. En los hechos, este grupo le da la espalda a los millones de obreros que luchan por sus derechos democráticos.
El GI afirma: “Lejos de que la embestida contra AMLO sea resultado de un complot entre Fox y los imperialistas norteamericanos (como afirman falsamente los seudomarxistas de Militante), en su visita a principios de marzo la mismísima secretaria de estado de EE.UU., la halcona Condoleezza Rice, afirmó que el gobierno de EE.UU. aceptaría con beneplácito un gobierno de izquierda en México. Según reportó Reforma (10 de marzo), ‘Rice descartó que a Estados Unidos le generen preocupación los triunfos electorales y los gobiernos encabezados por políticos de izquierda.’” ¡Que fe tan conmovedora muestra el GI en las promesas del gobierno de Bush! No sabemos qué negociaciones secretas sucedieron entre Fox y sus amos imperialistas. Si por ahora los imperialistas estadounidenses encuentran expedito restringir a Fox por preocupación de que su campaña por el desafuero podría desestabilizar México, sólo alguien muy inocente concluiría que los imperialistas han renunciado a su práctica de muchas décadas de usar a la CIA y otras fuerzas para fomentar las intervenciones militares en América Latina contra regímenes que les displacen.
La poca importancia que el GI da a los muy reales peligros planteados por las provocaciones del gobierno derechista de Fox recuerdan el gentil trato que este grupo dio a los dirigentes de la federación sindical venezolana CTV, quienes están estrechamente ligados a la CIA y han desempeñado un papel activo en los fallidos golpes de estado patrocinados por los imperialistas contra el populista-bonapartista Hugo Chávez. En un artículo de noviembre de 2000, el GI minimizó los peligros de la intervención imperialista en Venezuela y las conexiones entre la CTV y los imperialistas. Su doble discurso es evidente en el hecho de que el GI considera que la corporativista CTV es una federación sindical genuina, mientras que afirma que la igualmente corporativista CTM mexicana (que en ocasiones lleva a cabo huelgas contra los patrones) “representa al enemigo de clase” (El Internacionalista/Edición México, mayo de 2001). Según las concepciones del GI, los únicos sindicatos verdaderos en México son los “independientes”, dirigidos por burócratas afines al PRD. (Ver “El Grupo Internacionalista sobre Venezuela: El oportunismo une las parejas más extrañas”, Espartaco No. 19, otoño-invierno de 2002.) Al tropezar a menudo con la línea de clases y oscilar entre la conciliación de nacionalistas burgueses de izquierda del PRD y la ceguera ante provocaciones derechistas, el GI es incapaz de defender la independencia de clase del proletariado.
El GI también nos acusa de repetir “la propaganda electoral del PRD y unirse a su campaña” por haber escrito en Workers Vanguard (No. 846, 15 de abril), en la introducción a una traducción de nuestro volante del 7 de abril, que Fox es un “añejo aliado de Bush y un favorito de los imperialistas estadounidenses”. El que el GI arremeta contra una afirmación tan obvia es un testimonio de su alejamiento de la realidad. No hace falta ser un marxista para darse cuenta de que Fox es un lamebotas del imperialismo estadounidense, y sus políticas económicas derechistas y atraso religioso oscurantista se identifican con los de la actual administración republicana. El PRD denuncia estos hechos demagógicamente para apuntalar su propia popularidad al tiempo que deja claro a sus amos en el norte que AMLO no es un “Chávez mexicano”, como sostienen sus oponentes en la derecha.
Polemizando contra nosotros, el GI también escribe:
“Tomar partido por López Obrador en contra del ataque de Fox, no importan las salvedades que añaden aparte, es darle apoyo político. Pensamos en casos paralelos: ‘¡Abajo con el ataque de los republicanos contra el presidente Clinton!’ durante el impeachment, por ejemplo. O, ‘¡Abajo con el ataque de Bush contra Gore!’ luego de las elecciones de 2000 cuando la presidencia de EE.UU. fue decidida por un derechista Tribunal Supremo. No importaría cuántas veces se dijera ‘Romper con el Partido Demócrata!’ [sic] esto habría implicado indiscutiblemente dar apoyo político a un sector de la burguesía.”
El GI implica, en retrospectiva, que fue indiferente al ataque derechista de los republicanos contra Clinton. En 1998 los republicanos sometieron a Clinton a un impeachment, similar a un juicio político, por haber mentido sobre sus relaciones sexuales con Monica Lewinsky. Este juicio fue parte de una cruzada moralista reaccionaria —que Clinton mismo había promovido ampliamente— para apuntalar los “valores familiares”. Como escribieron nuestros camaradas estadounidenses entonces en un artículo titulado “La campaña del impeachment amenaza el derecho de todos a la privacía”:
“La campaña para destituir a Bill Clinton de la presidencia por su relación sexual consensual con la antigua empleada de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, plantea una amenaza para cada uno de nosotros. Lo que está en entredicho es uno de los más elementales derechos democráticos, el derecho a la privacía, que en la práctica se reduce al derecho a tener una vida sexual privada sin que las autoridades estatales y eclesiásticas se entrometan o espíen. Los políticos y medios de comunicación están persiguiendo a Clinton por la única cosa que ha hecho que no es un crimen desde el punto de vista de la clase obrera.”
—Workers Vanguard No. 697, 25 de septiembre de 1998
En general, una de las marcas más distintivas y únicas del comunismo es la capacidad de distinguir entre la oposición a ataques reaccionarios y el apoyo político a las víctimas de estos ataques. Pero el GI encuentra muy difícil hacer esta distinción.
Norden vs. Norden
El GI tiene en verdad mucho que explicar para justificar su línea. En julio de 1988, ante el evidente fraude electoral que llevó a Salinas a la presidencia por encima de Cuauhtémoc Cárdenas, incluso antes de que se diera a conocer el resultado de las elecciones escribimos en Workers Vanguard, cuyo editor era nada menos que Jan Norden, hoy el principal dirigente internacional del GI:
“Si Cárdenas fue elegido presidente, los marxistas defendemos su derecho a asumir el cargo. Pero no sumamos nuestras fuerzas al bloque político cardenista burgués, sino que defendemos los derechos democráticos de los obreros por medios proletarios.”
—“México: Erupción sobre elecciones”, Spartacist No. 21, octubre de 1988
Ésta fue una posición genuinamente trotskista en contradicción con la actual indiferencia del GI a los mismos derechos democráticos. Los pretextos absurdos que el GI presenta hoy para justificar su posición agnóstica respecto a la intentona de fraude foxista sólo sirven para ocultar deshonestamente su ruptura con esta tradición.
En un caso similar, en 1984 ofrecimos contribuir con un equipo de seguridad compuesto de sindicalistas y partidarios de la Spartacist League para defender la Convención Nacional Demócrata contra crecientes amenazas de ataques por parte de los republicanos del beligerante lunático Reagan. Entonces escribimos: “La profunda diferencia política y de clase entre la Spartacist League y el Partido Demócrata en ninguna manera contradice nuestra posición de que el Partido Demócrata tiene el derecho de reunirse y nominar a sus candidatos” (ver Workers Vanguard No. 358, 6 de julio de 1984). ¿Norden ha cambiado de parecer? Irónicamente, nuestros oponentes seudotrotskistas en aquel entonces nos acusaron de capitular a los demócratas al inventar una “amenaza ficticia” a la Convención Demócrata, como hoy el GI declara inexistente el ataque bonapartista de Fox.
Si bien el caso de AMLO se trata de un ataque jurídico y no un golpe militar, nuestra posición en defensa de derechos democráticos bajo un ataque derechista tiene un precedente fundamental en la lucha de los bolcheviques contra Kornílov en agosto-septiembre de 1917, en la víspera de la Revolución Rusa. En ese entonces Rusia era aún gobernada por el Gobierno Provisional burgués encabezado por Aleksandr Kerensky. El gobierno de Kerensky, carente de una base social, trataba de balancearse entre el proletariado y la burguesía autocrática. El descontento creciente entre los obreros y la oposición de los soviets obreros maniataba al Gobierno Provisional. La burguesía y los monarquistas estaban también hartos de la “inestabilidad” social y la debilidad del gobierno, incapaz de aplastar a los obreros. Bajo estas circunstancias, el general Kornílov —un Pinochet antiguo— se aventuró en un intento de golpe de estado para derrocar al gobierno de Kerensky y aplastar a los soviets. Lenin argumentó por un cambio de táctica: había que luchar con las tropas de Kerensky contra Kornílov, sin dar ningún apoyo político al primero y sin dejar de denunciar el carácter burgués de su gobierno, pues el ataque de Kornílov estaba dirigido, a fin de cuentas, contra las masas. Lenin escribió:
“¿En qué consiste, pues, nuestro cambio de táctica después de la rebelión de Kornílov?
“En que cambiamos la forma de nuestra lucha contra Kerenski. Sin aflojar un ápice nuestra hostilidad hacia él, sin renunciar a la tarea de derrocar a Kerenski, decimos: hay que tener en cuenta la situación actual. No vamos a derrocar a Kerenski ahora. Encararemos de otra manera la tarea de luchar contra él, o más precisamente, señalaremos al pueblo (que lucha contra Kornílov) la debilidad y las vacilaciones de Kerenski. Eso también se hacía antes. Pero ahora pasa a ser lo fundamental; en esto consiste el cambio.”
Según la nueva línea del GI, Lenin estaba dándole apoyo político a Kerensky, “no importa las salvedades que añaden aparte”.
¡Por un partido obrero revolucionario!
Como lo demuestra toda la historia del movimiento obrero, ninguna generación aislada de militantes obreros puede, por sí sola, acumular en carne propia la experiencia suficiente para construir una política propia plenamente desarrollada, y por muy combativa que sea su conciencia espontánea no cuestionará el dominio social de la burguesía y necesariamente tenderá a buscar su complemento político en uno u otro partido capitalista.
Es urgentemente necesario que los obreros más avanzados y los intelectuales radicalizados dispuestos a tomar el lado del proletariado sobre la base de un programa marxista se organicen como tendencia independiente y disciplinada, es decir, como partido. Sólo así podrán combatir al colaboracionismo de clases, al nacionalismo y a todos los demás medios ideológicos con los que la clase dominante encadena y desarma al proletariado. Sólo el marxismo, que encarna la combinación de la más alta cultura de la humanidad con la experiencia de más de un siglo de lucha en el movimiento obrero, puede armar al proletariado con la capacidad de defender sus intereses históricos en el plano político. Por eso, hablar de independencia política de la clase obrera implica necesariamente hablar de forjar un partido obrero revolucionario.
Por ahora, las ilusiones en el burgués López Obrador son dominantes en las conciencias de las masas en lucha, incluyendo a la clase obrera, y mientras eso siga así, por masiva que sea su movilización, estarán condenadas a mantenerse dentro de los marcos estériles de una gigantesca campaña electoral. Sabemos que hoy en día nuestra política revolucionaria no será la más popular en el movimiento de masas, pero cuando en un futuro no tan lejano las masas obreras mexicanas, en lucha por sus propios intereses, encuentren frente a ellas la oposición clasista del PRD burgués y empiecen a considerar alternativas de izquierda, los obreros más conscientes recordarán quiénes defendieron sus derechos democráticos básicos cuando la derecha los tenía bajo ataque en 2005, pero también y sobre todo quiénes se atrevieron a denunciar la naturaleza reaccionaria de López Obrador cuando éste estaba en la cima de su popularidad. Por eso hoy invitamos a los jóvenes y a los trabajadores izquierdistas más conscientes a que consideren seriamente estos argumentos y a que se unan a la lucha del Grupo Espartaquista por construir un partido obrero y revolucionario.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/24/amlo.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.09.23 11:27 jason-molina Sé ruega MÁXIMA DIFUSIÓN dé nuestro compañero, el Juez Sr. Villarejo.

POR FAVOR MÁXIMA DIFUSIÓN EN TODOS LOS MEDIOS A NUESTRO ALCANCE. Carlos Jiménez Villarejo, ex jefe de la Fiscalía Anticorrupción y unos de nuestros 6 primeros eurodiputados de Podemos me ha hecho llegar un artículo que la prensa no quiere publicarle por tratarse de un artículo contra la corrupción de los Pujol y de CiU y me pide, y nos pide máxima difusión.
¿A la independencia por la corrupción?
''Hace unos días, el President Mas, en una entrevista en un canal televisivo, se escurría ante las preguntas que le formulaban sobre el alcance de la corrupción en su partido,CDC; alegaba, con tanta frialdad como cinismo, que se trataba de problemas personales o familiares de los implicados en dichos delitos. Y ocultaba que en el Informe del Tribunal de Cuentas respecto a 2013, el partido y la Fundación Forum Barcelona habían recibido ingresos por 1.183.325 Euros por unos supuestos servicios que no estaban acreditados. Por supuesto, no reconoció que su autonomía política está gravemente limitada si, en 2013, debía a las entidades de crédito 4.496.631 Euros. Es difícil concebir en un máximo dirigente político tanta capacidad para negar la evidencia de los procesos judiciales que atenazan al partido que preside. Salvo que esa especie de caudillaje que ahora ejerce le haga creer que está por encima de las leyes o legitimado para incumplirlas. Porque el Estatuto vigente le obliga “a servir con objetividad los intereses generales y actuar con sumisión plena a las leyes y el derecho”.
La reiterada infracción de este deber representa, además, una traición a la confianza depositada en CDC por los electores. Traición que es una constante en la trayectoria política de CDC desde que fue fundada y dirigida por quien, el ex President Pujol, ahora ha reconocido que ha defraudado antes y después de su dedicación política y por las constantes “trampas y trapacerías” de sus gobiernos, como las calificaba Margarita Riviere.?Problemas personales¿. En absoluto. Basta citar como ejemplo lo que decía el Tribunal Superior de Justicia(TSJ) en relación a la actividad presuntamente delictiva sobre las adjudicaciones de Servicios de ITV por Oriol Pujol: que la llevó a cabo “gracias a su peso político, como Secretario General de CDC y, sobre todo, como Presidente de su Grupo Parlamentario…”.Fue una expresión mas del “entramado de negocios y relaciones” que describía con gran acierto ICV en sus Conclusiones a la reciente Comisión de Investigación sobre la corrupción del Parlament. Documento que ahora cobra una gran actualidad al afirmar que la corrupción “socava la democracia porque distorsiona el proceso electoral” como, en efecto, está ocurriendo. Lo que está facilitado cuando Romeva- subordinado a Mas- sustituye a los ciudadanos conscientes y libres como protagonistas del actual proceso por ese concepto, de raíces tan oscuras, como la “sociedad movilizada”.Porque esa “sociedad” guiada por su Jefe es difícil que perciba la suciedad que envuelve al principal partido que la dirige.
Numerosos dirigentes y altos cargos de CDC han utilizado las instituciones y entidades públicas para maniobrar y obtener pingües beneficios, mientras Cataluña se sumergía en la desigualdad económica y social y en la carencia o debilitamiento de servicios públicos básicos.
Ahí están los diversos procesos penales en curso que lo atestiguan.El del expolio del Palau de la Música,que ha acreditado la financiación ilícita de CDC y la imputación de su extesorero, por el que este partido tiene embargadas sus sedes sociales en garantía de una fianza judicial de 3.297.079 euros.Al que siguen los casos Adigsa que instruye el Juzgado de Instrucción nº 3 de Barcelona,el caso Innova contra ex altos cargos del Departament de Salut, del Ayuntamiento de Reus y contra el alcalde de Vila-Seca Josep Poblet- actual Presidente de la Diputación de Tarragona-, que investiga el Juzgado de Instrucción nº 3 de Reus, el proceso a la Associació Catalana de Municipis (ACM) por el Juzgado de Instrucción nº 17 de Barcelona,el del TSJ contra el ex alcalde de Lloret de Mar y ex Diputado, Xavier Crespo, por su relación con empresarios rusos, pendiente de sentencia, el que se sigue por el caso Iberpotash en el Juzgado de Instrucción nº 5 de Manresa, el que se tramita contra dirigentes de la Agencia Catalana del Agua por el Juzgado de Instrucción nº 8 de Barcelona y, entre otros, el proceso contra altos cargos del Ayuntamiento de Torredembarra(Tarragona) por el Juzgado de Instrucción nº 1 de El Vendrell, causa que ha motivado las recientes investigaciones y registros judiciales.Los delitos investigados son los propios de la corrupción como malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias,cohecho, falsedades,etc.
Procesos que reflejan lo que quiere ocultarse, modos de gobernar presididos por la desviación de poder, la arbitrariedad, el favoritismo y el enriquecimiento ilícito. Los ciudadanos catalanes deben saberlo porque el derecho a la información es un derecho fundamental que CDC les escamotea''.
Carlos Jiménez Villarejo PODEMOS
submitted by jason-molina to podemos [link] [comments]


2015.03.30 23:39 qryq "El Gobierno griego tendrá que decidir entre austeridad o impago de la dedua" (y 2)

EL ¿Qué formato adoptará esta Comisión? ¿Se tomará algún referente, por ejemplos, la auditoría de las deudas realizadas en Ecuador y Argentina?
SC Sí, Ecuador será un referente claro. Éric Toussaint, María Lucía Fatorelli o el Observatorio de la Deuda en la Globalización son algunos de los actores que ya participaron en la CAIC de Ecuador y participarán también en la auditoría de la deuda griega. El objetivo es realizar una auditoría integral como en Ecuador.
La Comisión la crea la presidenta del Parlamento Zoe Konstantopoulou. En esta semana nos reuniremos e iniciaremos el trabajo. En unos días la cosa irá tomando forma.
EL ¿Qué importancia tienen las "reparaciones de guerra" que el Gobierno griego exige a Alemania por la ocupación producida durante la Segunda Guerra Mundial? ¿Están cuantificadas?
SC El profesor Vicenç Navarro escribió la semana pasada un artículo recomendable sobre el tema, basándose en datos extraídos del trabajo de Conn Hallinan: "Greece: Memory and Debt" (Znet Magazine, 18/03/2015). En estos textos se menciona que la estimación en euros de hoy día de los daños no retribuidos sería de unos 677.000 millones de euros. Esto equivale al doble de la deuda pública de Grecia. Estas cifras son muy abultadas y parecen una provocación por parte de Grecia después de los años que ha pasado. Pero si uno toma de referencia la doctrina noeliberal del ´no perdonar ni un céntimo´ que se aplica a Grecia, Grecia está en su total derecho, moral y legal, de exigir que se le paque por estos daños.
EL ¿Ha contribuido el gasto militar del país heleno, por su importancia comparativa en el contexto europeo y de los países de la OTAN, a que la deuda se disparara? ¿Es susceptible de declararse ilegítima una parte de ese endeudamiento?
SC En efecto, desde hace décadas, muchos préstamos permitieron financiar la compra de material militar, principalmente a Francia, Alemania y Estados Unidos.
Numerosos contratos firmados entre las autoridades griegas y las grandes empresas privadas extranjeras provocan el escándalo desde hace varios años en Grecia. Estos contratos implicaron un aumento de la deuda. Podemos citar varios ejemplos que saltaron a los titulares en Grecia:
Por ejemplo, como ha escrito Éric Toussaint, hay varios contratos sospechosos firmados en la transnacional Siemens, acusada -tanto por la justicia alemana como por la griega- de haber pagado comisiones y otros sobornos al personal político, militar y administrativo griego por un monto de cerca de 1.000 millones de euros. El principal dirigente de la firma Siemens-Hellas, que reconoció haber <> a los grandes partidos griegos, huyó en 2010 a Alemania, y la justicia alemana rechazó el pedido de extradición realizado por la justicia griega. Estos escándalos incluyen la venta, por Siemens y sus asociados internacionales, del sistema antimisil Patriot (en 1999, con 10 millones de euros de sobornos), el sistema de seguridad <<(4I)>> comprado con ocasión de los JJOO de 2004 y que nunca funcionó, la venta de material a los ferrrocarriles griegos (SEK), la venta del sistema de telecomunicaciones Hermes al ejército griego y equipamientos costosos a los hospitales del ese país.
Otro caso escandaloso es el de los submarinos alemanes (producidos por HDW, que fue absorbida por Thyssen) por un valor global de 5.000 millones de euros -submarinos que desde el comienzo mostraron varios sistemas defectuosos. Una investigación judicial sobre las eventuales responsabilidades (corrupción) de ex ministros de Defensa está en curso.
Como también ha escrito Toussaint, después del estallido de la crisis, el lobby militar-industrial respaldado por los Gobiernos alemanes, francés y por la Comisión Europea consiguió que el presupuesto de Defensa apenas estuviera tocado, al mismo tiempo que el Gobierno del PASOK comenzó a recortar los gastos sociales. Sin embargo, en plena crisis griega, a comienzos de 2010, Recept Tayyip Erdogan, el primer ministro turco, país que mantiene unas tensas relaciones con su vecino griego, fue a Atenas y propuso una reducción del 20% en el presupuesto militar de ambos países. El Gobierno griego no se acogió al salvavidas que le echaron. Se sentía presionado por las autoridades francesas y alemanas que deseaban garantizar sus exportaciones de armas.
En proporción, Grecia gasta muchísmo más en armamento que los otros países de la Unión Europea. Los gastos militares representan el 4% del PIB griego frente al 2,7% del Reino Unido, para Francia, 2,4%, 2% para Portugal, 1,4% para Alemania, 1,3% para España, 1,1% para Bélgica. En 2010, Grecia compró a Francia 6 fragatas de guerra (2.500 millones de euros) y dos helicópteros de combate (400 millones de eruos). A Alemania le compró 6 submarinos por 5.000 millones de euros. Grecia fue uno de los cinco más grande importandores de armas en Europa entre 2005 y 2009. La compra de aviones de combate representó el 38% del volumen de las importaciones, en particular con la compra de 26 F-16 (a Estados Unidos) 25 mirages (a Francia), este último contrato por un valor de 1.600 millones de euros. La lista de equipamientos francesa vendidos a Grecia no acaba aquí: también se compraron vehículos blindados (70 VBL), helicópteros NH 90, misiles MICA, Exocet, Scalp y <> Spewer. Las compras de Grecia la convirtieron en el tercer cliente de la industria armamentística.
EL Además de la sangría en términos sociales, sobre la economía griega se ceban problemas como la fuga de capitales (20.000 millones de euros desde diciembre); vencimientos de la deuda pública, presiones del Banco Central Europeo (BCE) acerca de una posible salida del euro. ¿Cuál es el margen de maniobra?
SC Es pequeño. Nos llega información de que el Estado griego tiene serios problemas de caja, y de que en las próximas semanas se le va acabar el dinero para afrontar sus pagos. Se le exigen reformas neoliberales que no quiere llevar a cabo, por supuesto, pero a la vez necesita el dinero que sólo le pueden proporcionar las "instituciones" (antes la Troika), a no ser que rompa con el euro. Parece que la UE ya estudia la implatación de controles de capitales en el país. Grecia no debe dejar que la tutelen, y su Gobierno luchar por su soberanía. Si esto supone implementar los controles de capitales y el impago de la deuda de forma unilateral, que así sea. Eso será mejor que aplicar la austeridad como le exigen.
Esperemos que la auditoría de la deuda se permita llevar a cabo con el apoyo de la opinión pública occidental, cosa que lo haría más fácil, ya que estos argumentos facilitarán que el proceso fuera negociado y más ordenado, evitando así el daño que puede suponer dentro y fuera de Grecia. Pero como hemos visto, la buena voluntad del Gobierno no está sirviendo para que la otra parte ceda en nada. Las cosas no dependen solo del Gobierno griego.
EL ¿Tiene razón el Gobierno griego cuando esgrime que las quitas sobre la deuda de las que históricamente se ha beneficiado Alemania tras dos guerra mundiales? si es así, ¿Qué importancia tuvieron? ¿Explican el "milagro" alemán porterior a la Segunda Guerra Mundial?
Sí, tiene toda la razón. A Alemania se le perdonó la mayor parte de su deuda por razones geopolíticas. Los Estados Unidos necesitaban un país, aliado fuerte, desde el que poder gestionar el bloque capitalista en la Europa continental, y así mantener a raya a la Unión soviética.
Como han explicado los compañeros y compañeras del CADTM, la deuda reclamada a Alemania correspondiente al período anterior de la guerra se elevaba a 22.600 millones de marcos incluidos los intereses. La deuda de posguerra se estimaba en 16.200 millones de marcos. Por un acuerdo alcanzado en Londres el 27 de febrero de 1953, estos montos se redujeron a 7.500 y 7.000 millones de marcos, respectivamente. Lo que representó una reducción del 62,2%.
El acuerdo establecía la posibilidad de suspender los pagos y renegociar las condiciones de éstos si se presentaba un cambio sustancial que limitara la disponibilidad de recursos.
Para garantizar que la economía de Alemania occidental realmente se relanzara y constituyera un elemento estable y central en el bloque atlántico frente al bloque del Este, los aliados acreedores hicieron grandes concesiones a las autoridades y empresas alemanas, que fueron mucho más allá de la reducción de la deuda. Se partía del principio de que Alemania debía estar en condiciones de reembolsar la deuda manteniendo un alto nivel de crecimiento y una mejora de las condiciones de vida de la población. Pagar sin empobrecerse. con este fin, los acreedores acordaron:
1.- que Alemania reenvolsara en su monenda nacional, el marco alemán, lo esencial de la parte que se le reclamaba.
2.- que al comienzo de los años cincuenta, mientras que el país todavía tenía una balanza comercial negativa (el valor de las importanciones mayor que las exportaciones), las potencias acreedoras aceptan que Alemania redujera sus importaciones puesto que podía producir muchos bienes que antes importaba. Al permitir que Alemania sustituyera importaciones por bienes de produción propia, los acreedores aceptaban reducir sus importaciones hacia este país. En el período de 1950-1951, el 41% de las importaciones provenían del Reino Unido, de Francia y Estados Unidos. Si se suma a esta cifra la parte de las importaciones provenientes de otros países acreedores participantes de la conferencia (Bélgica, Países Bajos, Suecia y Suiza), la suma total llegaba hasta el 66%.
3.- que los acreedores autorizaban que Alemania vendiera productos en el extranjero, estimulando incluso sus exportaciones con el fin de conseguir una balanza comercial positiva. Estos diferentes elementos estaban consignados en la declaración antes mencionada. < EL Por último, ¿tiene la batalla por la auditoría de la deuda un carácter erminentemente político? ¿Cómo explicarías estos procesos de endeudamiento en términos sencillos, para que pudieran contar con apoyo popular?
SC Cuando hablamos de deuda o de economía no hablamos de cosas raras, de extraterrestres, las relaciones económicas son relaciones humanas, que son más sencillas de lo que nos hacen creer. El vocabulario y las matemáticas hacen que todo parezca muy complicado, pero en realidad no lo es. Se reduce a un tema de poder. Son tratos o compromisos tomados en situaciones de desigualdad y coacción. Como hay miedo a que me hagan daño, cumplo y pago, aunque yo y mis hijos dejemos de comer.
Si tengo el poder puedo usar los recursos de todos y beneficiarme, porque puedo hacer que se hagan leyes a mi favor, tengo a la policía y a los jueces que defienden mis propiedaes, etc. Y cuando estas propiedaes están en peligro por una crisis, movilizo mis influencias y el poder para que el bien común sirva de paraguas para los que ven peligrar sus fortunas. Esto hace que las crisis hagan que incluso los poderosos acumulen más poder con ellas.
Para transimitir esto de forma sencilla, acabamos de estrenar un cortometraje es el que usamos la metáfora del bullying (acoso escolar) entre adolescentes para presentar el abuso que se lleva a cabo con la deuda y las finanzas. Está hecho en Barcelona, por lo que el rodaje se hizo en catalán, pero tiene subtítulos en castellano, italiano, portugués e inglés. Mucha gente nos felicita por lo claro que es el mensaje y lo bien que se identifica el problema de la deuda. Es sencillo, es bullying, de los matones a los menos poderosos. Pero viendo el cortometraje veréis que hay esperanza, y que estamos en camino de liberarnos de la Deudocracia.
http://www.emdeus3000entrepans.org/
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


Mi sanidad sexual está en la cruz - Andrés Corson - 9 ... Problemas con razones, La edad de dos personas está en la ... Profesora enviada a la cárcel por tener relaciones sexuales con dos de sus estudiantes OBSTÁCULOS DE LAS RELACIONES  PROBLEMAS DE CHICAS ... 'Solucionando problemas en las relaciones' - Jaime ... Como solucionar problemas de pareja con EFT Las Redes Sociales ¿Realmente nos conectan? La La Amor – problemas en las relaciones - YouTube 14 Errores En Las Relaciones / Cómo Perder A Un Hombre En ...

Toma de decisiones y solución de problemas en ...

  1. Mi sanidad sexual está en la cruz - Andrés Corson - 9 ...
  2. Problemas con razones, La edad de dos personas está en la ...
  3. Profesora enviada a la cárcel por tener relaciones sexuales con dos de sus estudiantes
  4. OBSTÁCULOS DE LAS RELACIONES PROBLEMAS DE CHICAS ...
  5. 'Solucionando problemas en las relaciones' - Jaime ...
  6. Como solucionar problemas de pareja con EFT
  7. Las Redes Sociales ¿Realmente nos conectan?
  8. La La Amor – problemas en las relaciones - YouTube
  9. 14 Errores En Las Relaciones / Cómo Perder A Un Hombre En ...
  10. Señales que da una mujer para terminar una relación

En tiempos bíblicos, las personas eras crucificadas desnudas, el cuerpo desnudo de Jesús fue expuesto públicamente para sanar la vergüenza de aquellos que ha... Una profesora de gimnasia en Las Plumas High School está en problemas con la ley después de algunas sesiones de entrenamiento personalizadas con dos de sus estudiantes. Lindsay Himmelspach, de ... Fuimos hasta metro Baquedano, lugar en el cual circula una enorme cantidad de personas diariamente para consultar la opinión de los transeúntes sobre las redes sociales. Si quieres tener más información sobre este tema, puedes seguirnos en nuestras redes sociales. Twitter: @doctor_angulo Facebook: Dr. Tomás Angulo Oficial Lin... Breve explicación de cómo ayudar a solucionar situaciones difíciles en las relaciones personales, por jaime Fernández Garrido http://www.jaimefernandezgarrid... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Subscríbete aquí: https://www.youtube.com/channel/UCwmVv-CvbNdhlnPQ4SyWzkg?sub_confirmation=1 21 Situaciones Incómodas Que Todos Vivimos / Trucos para Supera... Las personas bajitas siempre tienen algunos problemas. Pero ¿y si tu novio fuera mucho más alto que tú? O en otras palabras, ¿si tú fueras mucho más bajita q... La edad de dos personas está en la relación de 2 a 5. ¿Calcular la edades si suman 35 años? Si el vídeo te sirvió comparte, comenta y suscríbete eso nos ayud... Si usted no maneja su rabia, la misma va a destruir su relación. Si usted tiene problemas de rabia con su pareja debe dejar de ignorarlo y enfrentarlo. Tapee en el punto de karate y repita las ...