Salir con pechos enormes reales

La usuaria se quitó el abrigo y de súbito emergieron en mi espejo dos enormes tetas (cubiertas, eso sí, por un fino jersey de cuello vuelto). A simple vista me fue imposible discernir si ... La primera menstruación en las chicas en la pubertad es con frecuencia utilizada como indicador de madurez biológica, tanto de modo simple, como asociada a otras variables del desarrollo. Desarrollo de los pechos de la niñas Fase 1: Se corresponde con el desarrollo preadolescente. Sólo se observa la elevación del pezón. No hay diferencia ... Todas las partes y agujeros de las muñecas de adultos están diseñadas haciéndolas coincidir con mujeres reales y es por ello que parecen auténticas mujeres de verdad. Aunque su historia se remonta a más atrás, la industria de las muñecas sexuales realistas tal como la conocemos hoy en día comenzó en la década de 1990. La Muñeca de Plata es la tienda española de The Silver Doll Group, empresa de venta de muñecas realistas leader en Europa. Fundado en 2015, The Silver Doll Group cuenta actualmente con cinco tiendas electrónicas en Europa y las Américas. A menudo, en la publicidad vemos cientos de mujeres con senos perfectos, sin embargo, a continuación, 100 mujeres nos muestran cómo son y se ven los renos reales. La fotógrafa Laura Dodsworth, además, les preguntó qué sienten respecto a ellos. Aunque confiesa que su padre fue una influencia positiva en su formación, lo describe como un hombre con problemas de adicción al sexo. “En el carro tenía un cojín rosa de satín con la imagen de una chica sexy, sonriente, con pechos enormes; un tótem de la feminidad idealizada. La usuaria se quitó el abrigo y de súbito emergieron en mi espejo dos enormes tetas (cubiertas, eso sí, por un fino jersey de cuello vuelto). A simple vista me fue imposible discernir si ... Hacía cuatro años que mi suegra, Julia, había enviudado, poco a poco había ido recuperándose del golpe. Su hijo Rafael de dieciocho años, vivía con ella y fue su mayor apoyo en momentos de decaimiento. Siempre que nuestro trabajo nos lo permitía, íbamos a verlos, sobre todo en las fiestas y celebraciones más señaladas. Ese… Infección: que puede curarse con la administración de antibióticos, o evolucionar a un absceso (bolsa de pus) que debe ser drenado y limpiado con cirugía. Hematoma: (bolsa de sangre) que si es ... Brie comenzó a salir con el actor Dave Franco en 2012.7 El 25 de agosto de 2015, se informó de que los dos estaban comprometidos.7 8 Se casaron en marzo de 2017.9 ...

RWBY: sin titulo fijo a un.

2020.07.07 18:52 nomes678 RWBY: sin titulo fijo a un.

Una pequeña caja.
En la culmine de una antigua ciudad de Vacuo que fue tallada en la misma roca de una enorme montaña. Los locales cercanos la llaman Arganta, la ciudad más vieja, guardando sus misterios solo para aquellos capases desentrañarlos.
Y ahí estaban un pequeño grupo de personas excavando en la sima hurgando sus arcaicas paredes y pisos.
Entre tantos caminos artefactos y otras piezas había una pequeña cueva, alejada del campamento descubierta ase unos meses y dentro de ella iluminada como antaño, una fila de antorchas que culminaban con la presencia de un hombre de mediana edad que examinaba y limpiaba una estatua, una pieza de arte desgradada por el paso del tiempo.
Ese hombre era Michell y su curiosidad por aquella pieza que desentonaba con el resto de la arquitectura de la ciudad, era algo que resaltar en él, por sus años de experiencia cosas así siempre al saba su fascinación por los misterios. Entre los posibles orígenes que pensaba, era que podía ser de algunas antiguas regiones de Mytral una de las conclusiones que llego por las pequeñas líneas encontradas en las manos de la figura y algunos trozos de los adornos de la cabeza, eran muy orientales para este reino.
Pero lo que mas le llamaba la atención. Era las manos que sujetaban una pequeña caja negras con bordes dorados, era la cosa más curiosa de todas era como si la estuviera protegiendo, apretándola en su pecho.
Ligeras suaves cepilladas pasaron por esa zona para intentar revelar un poco más el artefacto era como si las eras apenas hubieran pasado sobre la pequeña figura geométrica en comparación con la estatua.
Pero una voz le sacudió sus pensamientos.
_ ¡Seño Michell, venga rápido! - dijo un hombre más joven, un fauno de 23 años, con el rasgo de tener orejas de conejo saliendo de su casco de minero.
Sucio por el polvo del desierto se inclina, posando en sus rodillas, recuperando algo de aliento.
_ Están de vueeelta- jadeo- Y lo están esperan en la tienda… y el jefe pare un poco molesto.
_Y hora que quiere ese ricachón- dijo rezongando las palabras desde su nariz con un gesto de malhumor - mal paso dale prisa, Frodo- dijo mientras se levantaba y estira su cuerpo de mediana edad.
Ambos salieron de la cueva, la luz del medio día segó fácilmente a Michell, algo que solo duro un par de segundos, cuando aclaro su mirada la dirigió hacía la pequeña carpa que era su oficina, seguía al joven Frodo, el cual parecía bastante nervioso.
Sin perder nada de tiempo se encamino asta llegar a la carpa de color beis. Donde a dentro se encontraba El Director de La Academia de ciencia e historia de Atlas, Raúl Septen.
_Joven señor Septen- pronuncio el veterano arqueólogo - que debemos a esta insólita visita.
El muchacho frente a él solo debe tener unos 27 años, ojos verde pelo negro vistiendo un elegante esmoquin de color azul marino.
_ Maestro, Roal quiero ser lo más rápido y conciso posible, no sé cómo usted puede aguantar tal calor, para poder salir de aquí- Pronuncio en seco el joven- Muy pronto se acerca el cumpleaños de la heredera de la familia Schnee, Mi padre pensó en regalare algo único y exótico, las piedras preciosas y joyería de Atlas están sobre valorada. Asi que…
_ ¡¡¡Así que piensas dale algo de la excavación para una niña mimada!!!- Frodo expresa sorprendido- eso es inaudito … es una locura esta cosa no son para vender, ho ho ho… regalar.
_ Puedes callar a este insolente fauno- dijo dirigiéndose sus palabras a Michell -esto asunto es entre nosotros…
El hombre de mediana edad suspiro, da una pequeña sonrisa forzada algo que molesta a Frodo.
_Frodo lo siento… -expresa- por aquí señor - con un pequeño ademan levanta la cortina de la carpa para indicar el camino.
_Jeje- se jacta el joven director del museo- algunos saben cual es su lugar. Y bien Señor Roal que es lo que me quiere mostrar.?
No paso mucho, cuando ambos llegaron a la cueva que solo estaba Iluminada por antorchas, eso fue algo curioso no avía ningún tendido eléctrico solo anti cuadas antorchas era algo que pensaba Raúl Septen, que guiaban el camino, hasta llegar a una arruinada y vieja estatua que sobresalía de la pared, vagamente iluminada.
Michell avía pasado días en pulir y limpiar la pequeña sección de los dedos de la estatua cuando lo encontró, una pequeña caja negra de bordes dorados, a diferencia del resto del grupo que paseaban por otra área y asiendo otros trabajos. Esto para Michell era un proyecto personal y lo que estaba por hacer le dolería.
_Esta pequeña pieza de aquí puede ser que sea de su interés -presento Michell. -solo necesito unos días para poder extraerla.
_ ¿lLa estatua? - Pregunto Septen.
_ No, lo que esta entre sus dedos, es algo simple y muy conservado a pesar del tiempo, un pequeño cubo de oro negro y hasta donde se ve bordeado con juntas doradas, simple, llamativo y perfecto para una familia que predomina el color blanco.
_ Y así me quieres vender esta pisa insípida- dijo escéptico -la estatua es mejor… es bastante más icónico e impresionante, un claro icono de Vacuo.
La inexperiencia, sea avía echo presente rápidamente, algo que parecía divertí al arqueólogo.
_ Real mente quieres explicar donde sacaste tal figura, sé muy bien que algunos comerciantes del reino se hacen presente en las fiestas se Schee. Como colegas del museo sé que la señorita Moana FaWay estará presente.
La mirada del director se ensancho bastante a escuchar aquel nombre.
_Está bien tienes 4 días para traerme esa joyita- dijo sin muchas palabras para luego ser el primero en salir de la caverna.
Un poco después los pasos de Michell lo siguieron, al salir da un pequeño suspiro de alivio.
El joven director no dijo ni una palabra más, no dirigió su mirada a nadie asta llegar a su aeronave un DYAV (Despegue Y Aterrizaje Vertical) común mente llamado cabeza de toro Bullhead en otras lenguas. Bastante elegante pintado un marrón y verde, los propulsores en las puntas de las alas. Septen se arregló la vestimenta y procede a subir a la maquina y con un último vistazo al campamento da la orden al piloto de comenzar a despegar.
Cuando todo se avía calmado. El joven fauno de orejas de conejo se acerca molesto.
_ ¡Señor Michell! - replico – ¿Por qué, izo tal cosa ?, acaso esto solo… piensas en el dinero
Michell solo lo miro con calma y dijo.
_ Ese hombre es el jefe del museo piensa que pasaría a nuestra expedición, esto tampoco me gusta, pero a veces hay que hacer sacrificios, para seguir descubriendo. Además, este viejo tiene muchos trucos y amigos en atlas, que me pueden dar una mano o dos - dijo con una sonrisa en su rostro, volviendo de vuelta a su trabajo.
El joven Frodo solo se quedó pensativo, frotando su cabeza, estaba claro había mucho que no conocía del señor Michell.
Quería saber que opinan. gracias por favor comentarios constructibo pero si binen a inchar las partes nobles vallen a la ___ censurado__ y su Viejas. gracias por su comprecion
submitted by nomes678 to RWBY [link] [comments]


2020.04.24 18:45 DacilTheBettinger Lean Back Remix letra

[Saying: Ozuna]
Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang
Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang
La corta la guardo en el M6
Te la pongo en la cara como Scarface
Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang
Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang, Gucci gang
Yo nunca le bajo, pa' ustede' no hay break
Y con el AK te hacemo' el fade
[Verse 1: Ozuna]
Hoy se viste Gucci to' la banda
Y hay un pa'l de loco' que hay que darle una parranda
Yo los dejo, dicen que ello' mandan
Pero me ven de frente y se me ablandan
Porque tú puede' frontear lo que tú quiera'
Hasta los panas mío' visten Gucci allá adentro en la nevera
Veinte pa' los topo' 'e las escalera'
Tú le' preguntaste y te dijeron: "Ozu', el nene 'e la disquera"
Gucci gang, los mío' es pa' alante, nunca se van
Dos cincuenta el Richard Mille, la cubana en diaman-
Que me vieron las babys y se moja'n
Yo les canto bonito y si hay que darle', se le da, tú lo sabe' que
[Intro 1: Nicky Jam]
Yo! Yo! (Yo!, Yo!)
"Vida Escante"!
Este es Nicky Jam!
Para ti!
Jajaja...
Que tu pensabas? Que yo me iba a quedar callao'?
Nah, estas bien loco, oistes!
Ay, Dios mio!
Eso es lo que estaba esperando yo!
Que te esbocaras!
Loco por salir asi como estoy ahora mismo!
Jajaja...
Ay...
Dice!
[Verso 2: Nicky Jam]
Mi valentia salio de una pastilla, cabron?
Si cuando hice lo que hice no existia ese noton, mamon
Sigue hablando mierda en vano
Que cuando te metas en problemas llamas al bobo de tu hermano
Y voy a decirte una cosa que es la realidad
Nicky Jam te enseñó a cantar
Diablo, pana, esto te voy a decir
Tu eras tan charro que tu no sabias ni vestir
Tratastes de hacer un disco, bien y te salio alrevez
Es tan basura que hasta hicistes una cancion en inglés
De cuando aca tu eres bilingue, jodio lambón
Con ese ingles que tu aprendistes en la televisión
Las mierdas que tu siempre hablas te las estas tragando
Despues que Tempo te aplastó ahora se lo esta mamando
Tu te pegas a los cantantes cuando estan pegao's
Y cuando menos se dan cuenta ya te los haz chupao'
Empezastes con Pucho, le sacastes el jugo a el
Y terminastes con tus socios de Wisin y Yandel
[Puente: Don Chezina]
Oye el beat para que tu entiendas a mi si
Oye el beat para que tu entiendas a mi si
Oye el beat para que tu entiendas a mi si
Oye el beat para-
[Coro: Daddy Yankee]
(So!)
Me quieren ver muertos todos ellos en mi funeral
[Verso 3: María Mc. Conkey]
Recuerden qué?
"Cerca de nuestro Jesús, quédate"
Te ayudara este es donde estes
Su gran amor
Vela por ti
Eres su hijo
Y hoy te quieres ir!
(Jajajaja…)
[Intro 2: Daddy Yankee]
Yeah (Yo) (Yo)
This is Daddy!
The Real...
King of the Jungle (Platino)
El Cangri (Yeah)
You know how we do man (Make way)
[Verso 4: Daddy Yankee]
De cuando aqui tu vuelas y llevas una S en el pecho
Miles bravo' como tu los e visto cagando pelos
Manso' como palomas
Astuto' como serpientes pa'
Asi navego yo en la isla de la muerte
You know me man
Daddy Yankee alias el Cangri man
Con un record bendecido amen
De 6 producciones
70 apariciones
Promedio sin igual de 130 canciones
Lean back man
Cause your flow is wack
Te voa dejar mas chupao que la pipa de crack
Lean back man
[Conversacion: María Mc. Conkey]
La Biblia dice:
"Grande es el Señor, y digno de ser alabado
Mereces ser alabado, porque es el Rey de Todo"
(Wow!) Mira las estrellas, que hermosas son o? (Si!)
Tal vez se identifican como una de esas de estrellitas
Y piensas, (Ah) no creo que las alabanzas sean tan importantes
O quizá mis oraciones no importan mucho?
O quizás yo no le importó mucho a Dios?
Al fin y al cabo no soy más que una criatura en medio de toda esta gente
Es tan importante:
Además con enorme que es el universo como vas a ver
Dios que quito tijeras para él no seré más que una hormiguita en obligantes cordillera
Puede que nosotros no sepamos con exactitud cuántas estrellas hay
Pero Dios, y él sólo conoce las estrellas
Lo que es mejor, nos conoce a cada uno
Jesús nos conoce a cada uno
Por nuestro nombre
"Fantástico genial!"
[Interlude: Hector El Father & Notty Play]
(Jajajajajaja)
No se asusten
Notty! (Yeah)
Matalo'
(Aja) (N.O.TT) (Yo)
[Verso 5: Notty Play]
Cauteloso Poderoso
Quien Son
No pueden Frontiar con nosotros
Gangsteroso Babilloso
Quien Son
No pueden Frontiar con nosotros
Esto es de nosotros
No te pongas potro
Aqui no te la juegues papi
No te pongas bruto
Mucho corillaje
No te vuelvas loco
Vete por humilde
Tranquilito
Baja Moco'
Yo! Tu! Tu! y Tu!
No me creyeron
Y las cinquenta se vendieron
Ahora me toca echar un poco 'e fiero
Estos fekeros que conmigo
Bastante jodieron
(N.O.T.T.Y)
Money machine son las grandes ligas
Rifo, Castro, Cartiel y Pleyo
No vamos a parar te lo dije collo
Lean back, papi que llego mi tiempo
Manos arriba ahora tengo el control
Lean back, papi que llego mi tiempo
Manos arriba
Sepan que llego mi tiempo
(Hey)
submitted by DacilTheBettinger to u/DacilTheBettinger [link] [comments]


2020.01.24 21:18 Cookiedemon24 La casa de la Muerte, cartas en español y modificaciones del escape traducidas (segun la guia en ingles de DragnaCarta)

Usando la guia en ingles:
Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Dejo acá ciertos apuntes y traducciones de esta (en realidad una traducción de las cartas y la escena del escape) para facilitar a los hispanos hablantes y leerlas de forma directa en mitad de la partida.
Empezaré con esta aventura esta semana y he juntado varios archivos, mejoras y pequeños cambios para mejorar la experiencia de mis jugadores. Cabe destacar que el contenido no es original, yo solo traduje y modifiqué levemente algunas partes. La traducción fue rápida y a modo de apunte por lo que a veces puede sonar raro o incompleto. La idea para aprovecharlo al máximo es usarlo junto a la guia en ingles de DragnaCarta + la aventura original de la 5e que se encuentra en la Maldición de Strahd.
Espero que sea una ayuda =)
(pd: el titulo es "la casa de polvo" porque decirle "la casa de la muerte" es demasiado omnioso para los jugadores al momento de invitarlos a jugar).
(pd2: en el escape en cursiva son las tiradas de habilidad sugeribles en cada sala (aunque si algún jugador propone algo diferente o mejor lo ideal es dejarlo e improvisar) y en negrita los textos que se leen textuales al entrar a las salas)

La casa de polvo 5e (acompañamiento doc en ingles)

Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Anexos a abrir:
Música: Ambiente https://rpg.ambient-mixer.com/curse-of-strahd--death-house
Clásica balls: https://www.youtube.com/watch?v=uxGI-x4-nt8
Reglas graplling: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Combat#toc_42 https://i.redd.it/lhod1i1l3lk21.png
Hechizos del diario: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Mending#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Light#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Shocking%20Grasp#content
Cloack of protection https://www.google.com/search?q=cloak+of+protection+5e&rlz=1C1CHBD_esCL824CL824&oq=cloack+of+p&aqs=chrome.1.69i57j0l7.4194j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8
Monstruo (mrs durst) : Ghast https://roll20.net/compendium/dnd5e/Ghast#content
pelear https://www.improved-initiative.com/e/

Carta 1

Mi querido Dimov,
Debo confesar que mis noches en los últimos tiempos han sido insomnes. Los gemidos del niño en las últimas noches me han mantenido en vela, paeseando estos pasillos como un fantasma. Margaret hace su mejor esfuerzo, pero otras nubes aún perturban mis sueños.
Mi amada Elisabeth, estoy segura, también lo siente, porque se da vuelta y se da vuelta en nuestra cama y se despierta con la frente manchada de sudor. En las últimas congregaciones, he sospechado de las ambiciones de los demás. Sus oscuros murmullos me preocupan, y aunque sé que una sombra no debería temer a una noche más oscura, no puedo sino temer por el alcance de su complot.
Si sucede algo, tu seras el nuevo dueño de esta casa heredada de nuestros padres y el cuidador de mis hijos. Mantenga a Rose y Thorn a salvo, y al querido Walter cerca de su pecho. Si ocurriera lo peor, serás todo lo que les queda.
Tu querido hermano
Gustav

Carta 2

Mi querida señora Petrovna,
Su consejo para tratar con ese pequeño demonio no deseado en mi casa es un buen consejo. La ceremonia de esta noche continuará según lo planeado cuando la luna esté en su punto más alto, sin, por supuesto, la asistencia del Sr. Durst. Debo estar de acuerdo con usted en que, con el agregado de un ingrediente tan notablemente inocente, los resultados de nuestros procedimientos pueden mejorar mucho. "Inocente", por supuesto, no es exactamente el término que usaría.
Por lo menos, me alivia saber que pronto ya no tendré que sufrir la insufrible presencia de la ramera cada vez que pasemos por sus habitaciones hasta nuestro espacio de reunión. Nos libraremos de ella de verdad.
Mis agradecimientos,
Sra. Elisabeth Durst

Carta 3

Mis amados hijos,
Desearía poder hacer lo que hacen todos los padres y decirles que los monstruos no son reales. Pero no sería cierto.
La vida puede crear cosas de exquisita belleza. Pero también puede convertirlos en seres horribles. Egoístas. Violentos. Grotescos. Monstruosso. Me duele decir que tu madre se ha convertido en uno de esos monstruos, por dentro y por fuera. Y me temo que la enfermedad que afligió su mente también se apoderó de mí.
Me enferma pensar en lo que los hemos hecho pasar. No hay excusas. Solo lespido, aunque sé que no tengo derecho a hacerlo, a intentar perdonarnos. Desprecio en lo que se ha convertido tu madre, pero la amo y me compadezco de todos modos.
Rose, desearía poder verte florecer en una mujer fuerte y hermosa. Thorn , desearía poder estar allí para ti. Pero no puedo. Walter lo siento mucho por llegar tarde, fuiste una bendición para mi vida aunque allá durado poco. Esta es la única manera, espero verte pronto.
Adiós.
Escape
Los PC deben acumular 4 éxitos antes de 3 fracasos para escapar de Death House con éxito.
Una vez que comienza el desafío, enjambres de gusanos comienzan a sangrar de las paredes, el piso y el techo de cualquier habitación en la que los PC se refugian, llenando la habitación completamente en rondas 3d4. Tenga en cuenta que solo las entradas a las Áreas 12 y 15 tienen las guadañas mencionadas en el módulo.
Lanza la iniciativa al comenzar el desafío de habilidad; en 3 fallas, el aventurero más lento queda atrás. En 5 fallas, los dos aventureros más lentos quedan atrapados mientras sus compañeros llegan a un lugar seguro. Si los personajes lograron 4 éxitos antes de 3 fracasos, todos lo superan, agotados por el desgaste, y se ven obligados a llevar en sus corazones esta noche infernal para siempre.
El desafío de habilidad comienza tan pronto como el grupo derrota o decide huir del Montículo en el sótano. Las habitaciones de la casa se modifican de las siguientes maneras:
38. CÁMARA DE LOS RITUALES
Cuando las PC se mueven para huir, el rastrillo se cierra de golpe. En un fracaso, los aventureros se revuelcan en la indecisión o luchan por forzarlo a abrir, escapando eventualmente a costa de 1 cheque fallido.
Se sugieren las siguientes habilidades para superar este obstáculo:
-El atletismo se puede usar para forzar la apertura del portcullis o destrabar la rueda. (DC moderado) 15
-Las herramientas de Thieves 'o Tinker se pueden usar para evaluar el daño a la rueda y manipular sus engranajes para desatascar el portcullis. (DC moderado) 15
-La prespicacia o la investigación se pueden utilizar para recordar o racionalizar que el corredor cercano al Área 36, la Prisión, podría tener una puerta secreta. (DC dificil) 20
La percepción se puede utilizar para detectar la puerta oculta al Área 36, la prisión, proporcionando otro medio de escape de la cámara. (DC moderado) 115
26. POZO CON ESTACAS OCULTO
Aquí no hay ningún obstáculo obligatorio, pero sí una trampa que los aventureros podrían no haber encontrado previamente. Ejecútelo tal como está en el módulo de la Casa de la Muerte: es necesaria una comprobación de Sabiduría (Percepción) DC 15 para notar la trampa. El primer personaje en pisar la sección atrapada cae propenso y recibe 1d6 de daño contundente, más 2d10 de daño penetrante de los picos. El pozo tiene 10 pies de profundidad.
A su discreción, esto puede servir como un obstáculo. Un jugador puede solicitar, incluso gritar, la oportunidad de evitar que un personaje caiga al pozo. Si es así, cuenta como un éxito o un fracaso para el desafío de habilidad; de lo contrario, trate esta área como un obstáculo. Algunas comprobaciones de habilidades sugeridas por los jugadores pueden incluir:
-Las herramientas de Carpenter o Woodcarver se pueden usar para notar cuán podridas están las tablas y entender que no son seguras antes de que todo se pierda. (DC moderado) 15
-Juego de manos se puede usar para agarrar el cinturón del personaje que cae o agarrarse en el borde, evitando su propia caída. (DC fácil) 10
-Las acrobacias pueden permitir que un personaje desvíe su impulso hacia un salto, aterrizando con seguridad en el lado opuesto. (DC moderado) 15
31. SANTUARIO DEL SEÑOR OSCURO
Entrais corriendo al santuario donde un silencio sepulcral se yuxtapone al ruido infernal que os perseguía. Alcanzais apenas a soltar un suspiro cuando un crujido retumba por la sala. Frente a ustedes pueden ver como una sonrisa diabolica se forma en la estatua al centro de esta mientras os sigue con la mirada. El orbe de su mano explota y enjambres de manos de las víctimas de la mansión en forma de sombras se lanzan hacia ustedes con el fin de reternlos para toda la eternidad.
Las manos trataran de atrapar al último de ustedes, en caso de fallar este sufrira 1d6 de daño y un fallo. Si los pc se mantienen en la sala por mucho tiempo, la estatua comenzara a moverse hacia estos mientras se ríe. No puede ser destruida y es extremadamente lenta
25. POZO Y APOSENTOS DE LOS CULTISTAS
La sala se ha oscurecido por una niebla negra antinatural. En el pozo, se ha despertado un esqueleto de su sueño y se enfrenta al último personaje que se mueve a través de esta cámara.
-La acrobacia o el atletismo se pueden usar para romper la garra. (DC fácil) 10
-La perspicacia puede usarse para recordar los pasos de uno, si los personajes exploraron esta sala de antemano. (DC fácil) 10
-La percepción se puede utilizar para navegar en la oscuridad, escuchar el esqueleto antes de que golpee o encontrar a su víctima. (DC moderado) 15
En un fracaso, el aventurero es casi tirado al pozo donde luchan contra el esqueleto que busca ahogarlos; en última instancia, la víctima escapa, pero no es peor por el desgaste.
27. COMEDOR
-Los gritos rasgan las profundidades oscuras. Grita por piedad, por ayuda, por un final rápido. Te encuentras con un hombre encadenado a la mesa de madera, golpeando, gritando. ¡Una herida recorre todo su vientre, desde el cual la sangre late al ritmo de su corazón! No importa cómo o de dónde vino, pero a lo lejos, los escuchas: ¡los cultistas, cantando, hambrientos! ¿Puedes silenciarlo antes de que esos voraces caníbales te ataquen?
Un fantasma del pasado sangriento de la Casa de la Muerte se ha hecho carne una vez más, y el balbuceo loco amenaza con atraer a los cultistas fantasmales a la ubicación de los aventureros. Tiene las estadísticas de un plebeyo restringido con 1 punto de golpe restante y está atado por cadenas. (AC 10)
Si los personajes permanecen aquí, cinco cultistas (sombras) llegan en 2 rondas y descienden sobre el hombre si aún permanece. Si es liberado, tropieza por los corredores oscuros, balbuceando locamente antes de desvanecerse. Si es asesinado, no muere en silencio.
-El atletismo se puede usar con un arma para romper las cadenas del hombre, mientras que -las herramientas de los ladrones pueden desbloquearlas. (DC dificil 20 / moderado15)
-El engaño o la persuasión pueden usarse para engañar al hombre a la calma. (DC moderado)15
-La medicina se puede usar para curar sus heridas, si el personaje tiene un kit de curación con 1 acción. (DC moderado)15
Los hechizos que restauran los puntos de golpe (palabra curativa, curar heridas) se pueden usar para curar al hombre que grita. (Éxito automático)
Un éxito aquí significa que este espíritu solitario, débil como puede ser, dedica todo su poder sobrenatural a ayudar a los aventureros.
3. MADRIGUERA DE LOBOS
Death House ha animado a los lobos disecados en la guarida e inundó la habitación con humo cegador. Los lobos tienen las estadísticas de un lobo pero con vulnerabilidad a los cortes, perforaciones y daños por fuego; su ataque de mordida inflige 1 daño penetrante; y no necesitan respirar. https://www.worldanvil.com/uploads/images/2c489381872ab61be7b7f8b06e549aaa.png
-El manejo con animales se puede utilizar para someter a los lobos; Los espíritus perdidos de las bestias todavía obedecen tales leyes primitivas de la naturaleza. (DC moderado)15
-El sigilo se puede usar para pasar a los lobos sin ser detectados. (DC fácil) 10
-Se pueden usar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 13 - Moderado) como ilusión menor o amistad animal para distraer o dominar a los lobos.
21. ESCALERAS SECRETAS
Las paredes de esta escalera se han cubierto con enjambres de arañas polito. A medida que las PC huyen por los escalones, una enorme araña gigante surge desde el techo hacia las profundidades, tratando de arrastrarlos hacia abajo. Una PC que falla aquí pierde tiempo luchando contra la araña.
-El manejo de animales o la intimidación se pueden usar para ahuyentar a la araña, especialmente si se usa fuego o se realiza un ataque. (DC moderado) 14
-El atletismo se puede usar para sacar al personaje de la red o para evitar que la araña lo arrastre. (DC moderado)15
-Se pueden lanzar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 8 - Fácil) para someter a la araña o quemar la telaraña (p. Ej., Amistad animal, producir llama y rayo de fuego).
15. APOSENTOS DE LA NIÑERA
-Cuando corres hacia la puerta, escuchas a una mujer gritar: "¡Dime que empuje, una vez más, Inala! ¡Una vez más, lo juro por el Señor de la Mañana!" pero sus maldiciones son rápidamente consumidas por gritos de dolor.
Entras en la habitación: las mujeres se agolpan alrededor de una niña acostada en la cama, con los pies en alto. Su cara se retuerce de dolor mientras una comadrona dice: "Viene el bebé, pero ... ¡Dios, primero son los tobillos!"
El balcón, la única forma de salir de esta maldita mansión, yace cerca, y con horror frustrado, ves que la puerta ha sido reemplazada por hojas de guadaña ensangrentadas que parecen girar aún más rápido cada vez que las contracciones de la chica se desatan.
Los recuerdos del pasado cobran vida: mientras Elisabeth echa humo con mudo desdén en la Sala del señor, la niñera está dando a luz al bastardo Walter. Varios asistentes abarrotan la habitación mientras el bebé está coronando, pero él sale primero con los tobillos. Las cuchillas de la guadaña giran en la puerta del balcón mientras la niñera está de parto, girando cada vez más rápido durante sus contracciones. Para escapar de la mansión, los aventureros deben atravesar esa puerta.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y llegan al Área 15C, el Balcón de la enfermera.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado) 15
-La perspicacia puede usarse para medir cuándo las contracciones de la niñera están a punto de comenzar o finalizar. (DC moderado)15
-Se pueden usar medicamentos para ayudar en el parto: Walter sale primero con los tobillos, lo que representa un riesgo significativo para él y la madre. Las cuchillas de la guadaña dejan de girar por completo si esta prueba de habilidad tiene éxito. (DC duro) 20
15.C BALCÓN DE LA NIÑERA
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
11. BALCÓN
La puerta del baño se abulta hacia afuera y luego explota en astillas. Una inundación de agua sucia se estrella, amenazando con empujar las PC lejos de las escaleras.
-El atletismo puede usarse para mantenerse firme y resistir la inundación; otros aventureros pueden prepararse contra el personaje o inclinarse para que él o ella se lleven la peor parte de la inundación. (DC moderado)15
-La naturaleza o la supervivencia se pueden usar para recurrir a experiencias pasadas o al conocimiento de inundaciones repentinas, lo que permite que un personaje en esa fracción de segundo tome las precauciones necesarias (colgar del otro lado del balcón, saltar a una puerta cercana, etc.). Los personajes con el fondo Outlander tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
-Juego de manos se puede usar para agarrarse del balcón o las lámparas de aceite montadas en la pared antes de ser barridas. (DC fácil)10
12. DORMITORIO DEL SEÑOR
Los recuerdos del pasado han cobrado vida; En la víspera del nacimiento de Walter, los Durst están inmersos en una guerra fría. La suite es tan fría e implacable como su matrimonio; mientras Gustav pasea por la habitación, Elisabeth echa humo con mudo desdén por su vanidad. De vez en cuando, los dos estallan en una nueva ronda de discusiones, y las guadañas giran cada vez más rápido.
No del todo fantasmas, pero no del todo ilusiones, los Durst son representativos de la carnicería emocional de la mansión. Las guadañas en la puerta están conectadas al temperamento de los dos. Y para escapar, la fiesta debe atravesar esas guadañas.
-La suite principal se ha vuelto extremadamente fría: un hombre bien vestido camina por la habitación mientras una mujer se mira en el tocador, sus ojos despreciativos como para preguntarse por qué no fue suficiente para su marido. Reconoces a los Durst vivos y en la carne: cómo o por qué no importa. Los dos caen entre episodios de silencio y rabia explosiva, discutiendo sobre la infidelidad de Gustav.
Miras hacia la esquina de la habitación, hacia el balcón, ese dulce, dulce balcón, la puerta para salir de esta maldita mansión, y en la puerta giran cuchillas de guadaña oxidadas. Miras hacia atrás: Elisabeth te está mirando y gruñe: "¡Sierva! ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Vuelve solo cuando haya nacido el bastardo!"
Notas con creciente frustración que mientras Elisabeth te gruñe, las cuchillas de la guadaña giran a toda velocidad, girando cada vez más rápido.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y entran al Área 12C, el Balcón Maestro.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado)
-La perspicacia puede usarse para medir las emociones de Elisabeth o Gustav, encontrando el mejor momento posible para dar el salto. (DC fácil)
-La persuasión puede usarse para calmar a los Durst, aunque sea por un momento. (DC moderado)
12.C BALCÓN DEL SEÑOR
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
6. SALÓN DEL PRIMER PISO
Las armaduras han sido animadas por Death House, pero no son verdaderas armaduras animadas. A los efectos del combate potencial, tienen un CA 12, 5 puntos de golpe cada uno, inmunidad al veneno y daño psíquico, y -1 a la Fuerza. Cada palo puede hacer un ataque de lanza (+2 al golpear, 1 daño de perforación) contra objetivos dentro de 5 pies; estos ataques pueden hacerse con ventaja (y los ataques cuerpo a cuerpo contra ellos con desventaja) dependiendo de si hay atacantes debajo de ellos en la escalera.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje con un escudo o protección similar para cargar los rangos, con la esperanza de derribar las estatuas. En caso de falla, pueden ser lanzados hasta cuatro veces. (DC moderado)15
-Las acrobacias se pueden utilizar para saltar al otro extremo de la escalera en espiral. (DC moderado)15
-Las herramientas o la investigación del herrero se pueden usar para determinar las debilidades de la formación, ya que sin los hombres detrás de la armadura, tienen significativamente menos fuerza. Los personajes con antecedentes de Soldado tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
4. COCINA Y ALACENA
A medida que un personaje entra o sale del montaplatos, el horno escupe una columna de fuego. Cualquier personaje en la habitación debe hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para trepar al montaplatos, trabajando la cuerda y la polea antes de quemarse. Si falla, una criatura sufre 1d6 de daño de fuego, pero continúa hacia arriba. La explosión sacude la totalidad de la mansión.
1.B ENTRADA
Para su horror, los personajes descubren que las puertas delanteras se están volviendo lentamente tapiadas, y detrás de ellas, las puertas del Salón Principal comienzan a cerrarse. Los personajes pueden hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para arrojarse al Salón Principal antes de que las puertas se cierren. De lo contrario, lea lo siguiente:
Las puertas de la sala de caoba detrás de ti se cierran con un trueno ominoso. Miras alrededor de la habitación, desesperado por escapar, y cuando miras hacia la salida, ves que el tercio inferior de la puerta principal ha sido reemplazado por ladrillo. Desafiando toda lógica, la madera se ha fundido en las filas de ladrillos mohosos. Parpadea, y para su creciente horror, en ese lapso de segundo, más de la puerta se ha convertido. Mantienes los ojos bien abiertos para no desperdiciar tu oportunidad de derribar la puerta ... Es entonces cuando una nube fétida de suciedad entra, picando tus ojos y llorando. Las paredes ahora son frágiles, podridas. El papel tapiz cuelga en astillas, y desde detrás del yeso, una avalancha de ratas irrumpe en el suelo, arrastrándose por los pies y rascándose la carne.
Un PC que intenta una prueba de habilidad en esta sala debe tener éxito en un tiro de salvación de la Constitución de DC 10, o el hedor de las ratas hace que vacilen, lo que les da desventaja en su verificación.
-Atletismo o combate pueden usarse para atravesar las paredes podridas y quebradizas (Easy DC 10); la puerta principal tapiada (Hard DC20); o las puertas atascadas del pasillo. (DC moderado15)
-La naturaleza, la intimidación o el trato con animales se pueden utilizar para mantener alejadas a las ratas. (DC moderado) 15
-La percepción o investigación puede permitir que una PC vea un punto débil donde los ladrillos se han debilitado y se han desmoronado. (DC moderado)15
1.A ENTRADA
Este desafío se lleva a cabo solo si un o más de los PC aún está en posesión de los espíritus de Rose y Thorn. A medida que las PC se acercan a la puerta de hierro, los fantasmas luchan con las PC por el control de sus cuerpos, y ruegan y suplican a las PC que se queden atrás.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje no poseído para forzar a un PC poseída a superar el umbral. La PC poseída debe tener éxito en una tirada de salvación DC 10 -Sabiduría o recibir 1d4 de daño psíquico a medida que el espíritu es violentamente arrancado de su cuerpo. (DC duro) 20
-La persuasión o la intimidación se pueden utilizar para convencer a los espíritus de sus riesgos involuntarios. (DC fácil) 10
-Conocimiento Arcanos o la Religión pueden permitir que un personaje recurra a sus reservas de magia o fe, respectivamente, disipando con fuerza el alma intrusa. (DC moderado) 15
ESCAPAN
Si alguno PC estaba atrapada dentro de la Casa de la Muerte, Norganus, el Dedo del Olvido les aparece como en un sueño. Los PC atrapados se ven arrastrados a través de las puertas de la Casa de la Muerte, sus piernas y tobillos incautados por espíritus chillantes y ghouls silbantes. Justo antes de cruzar el umbral, Norganus se les aparece:
Una sombra alta y oscura con rasgos indistinguibles. Con una voz suave y sibilante, les pide que tomen su mano, un vacío negro como la tinta gotea de sus dedos en forma un exudado y exuberante líquido. Él lamenta su potencial desperdiciado y promete liberarlos de estos "muertos inquietos".
Si los PC toman su mano y aceptan el oscuro regalo de Norganus, se despiertan en la hierba alta frente a la casa. Los PC que han resucitado de esta manera obtienen el rasgo “Tocado por las nieblas”, lo que las deja contaminadas por el malvado toque de Norganus. Los gatos maúllan y la leche se agria al acercarse, y detectan como muertos vivientes mal alineados a la magia de adivinación. Estos rasgos permanecen hasta que el personaje recibe un hechizo de eliminación de maldición. Además, cualquier PC marcada por Norganus gana específicamente uno de los siguientes Dark Gifts:
-Los ojos del personaje se derriten, dejando cuencas vacías. Él o ella tiene desventajas en las pruebas de Carisma (Persuasión), pero obtiene visión ciega a un rango de 60 pies. El personaje es ciego más allá de esta distancia.
-La piel del personaje es fría y pegajosa al tacto. El personaje gana resistencia al daño por frío y vulnerabilidad al daño por fuego.
-Por la noche, el personaje puede gastar 1 dado de golpe para moverse a través de objetos sólidos como si fueran terrenos difíciles. Un personaje que termina su turno dentro de un objeto recibe 5 (1d10) de daño de fuerza. El personaje cuenta como una criatura no muerta con el propósito de hechizos y efectos como convertir muertos vivientes.
Independientemente del resultado final del ritual, Strahd es consciente de los eventos que sucedieron en la Casa de la Muerte, y puede burlarse de los PC por sus decisiones en la mazmorra.
STRAHD:
La party encuentra una pequeña canasta de regalo en el suelo afuera de Death House. Dentro hay una nota con las palabras "Bienvenido a Barovia", firmada con una letra cursiva S; una botella de Purple Dragon Crush; y una carta con un sello elgante con las palabras: "Entregar a: Maestro Ismark Kolyanovich". Se lee de la siguiente manera:
Maestro Kolyanovich
Lamento tu pérdida, de verdad. Pero seguramente ahora deberia de entender la futilidad de sus esfuerzos. Te ofrezco un intercambio simple:
Entregame a Tatyana y veré que quedes en paz.
Tu temible señor y maestro,
Strahd von Zarovich
Creditos: Traducido por Cookiedemon24 y modificado en cierto lugares. Texto original de A Campaign Guide by DragnaCarta
submitted by Cookiedemon24 to CurseofStrahd [link] [comments]


2019.05.26 20:18 emiedoly La verdad detrás de una manipulación en masa.

Primero que todo llevo pensando mucho tiempo si hacer esto o no. Me da mucho miedo hacerlo. Mucho. No voy a decir nombres, primero que todo porque todos saben los nombres de los dos abusadores y segundo porque todo el sentido “anti violencia” que se supone que tienen las funas se pierde. Yo partí siendo amiga de mi abusadora. Le confié cosas demasiado personales que ni siquiera le había confiado a mi grupo de amigas de ese entonces. Entre esas cosas mi abuso sexual. Ella me dijo que la dejara piola, que iba a quedar como loca. Y yo nunca supe que a futuro lo usaría para cagarme la vida a mi y a la persona que amo. Ella me hizo gancho con mi actual pareja. Yo no voy a hablar de toda la mierda que le hizo a mi pololo, manipulándolo, celándolo, insistiéndole, incluso golpeándolo. Eso no me corresponde a mí. Yo voy a hablar de cómo me quiere cagar la vida. De todo lo que ha hecho. Yo me enteré de que ocupaba mi mismo relato de abuso sexual pero en contra de mi pololo en febrero. Casi me morí. Porque mierda le quiere hacer esto? Porque mierda me restriega en la cara que me violaron? Yo sabia que se joteo a mi pololo (ya estando con su actual pareja), obvio mi pololo no le siguió el juego y quizás por esto comenzó toda esta locura. Me enteré porque desde octubre-noviembre comenzó a tratarme muy mal con comentarios pasivo-agresivos. Comentando cosas como “creo que subiste de peso” cuando íbamos al baño (weas que lamentablemente me importan) me respondía historias cuestionando todo lo que hacía y un día decidí no responderle. A veces trataba de iniciar una conversación tipo “me encanta esta serie” “temazo” (estupida, lo se) pero fue mi amiga y yo SIEMPRE trato de arreglar las cosas. En ese entonces siempre veía un rayo de luz en la gente (me jugó bastante en contra). En febrero, comenté una webada en una página de memes y me respondió pasiva agresiva nuevamente. Yo me sentí mal. Hace mucho no me hablaba y cuando lo hizo fue para tratarme mal. Me dio rabia. Yo decidí dejar de seguirla porque en diciembre puteó a mi hermana por Instagram, diciéndole pendeja culia inmadura y weas. Yo luego del comentario en la página de memes le hablé a ella por Instagram le pedí que parara de molestarme por favor. Se rio en mi cara me trato de loca culia (yo no respondí puro amor) obviamente le dije que que le pasaba como trataba así a la gente que amo, que porfa parara. Le conté a una amiga que estaba discutiendo con ella. Mi amiga me dijo: para, weon la mina está inventando que el Diego se la violó. Yo me quedé en shock. Yo recuerdo haberle preguntado a la mina si con el todo había sido con consentimiento y me dijo que si, el 100% de las veces fue con consentimiento. Citándola textualmente: “era como ohhhh si quiero esto” (tono sexual) Obviamente le dije a la mina que parara de mentir, me trato como el pico. Como el real pico, me trato de loca, se rio de mi... yo lloraba. Llame a mi pololo, me dijo que la mina empezó a decir eso hace tiempo, que no sabía porque, pero que me calmara, que nada iba a pasar. Que no me contó ya que la mina uso mi relato y que el no quería que me preocupara por el ni que reviviera toda mi pesadilla otra puta vez. Yo salí a caminar como una hora después de todo esto y noto a un weon de negro hablando por teléfono, no le di importancia. Había más gente en la calle. En un momento quedé sola. Comencé a escuchar pasos rápidos, miré atrás y venía un adolescente con poleron Oakley negro, lentes, guantes de lana en pleno verano y una bandana del joker en la boca. De su físico alcancé a notar que medía como 1.70, era Moreno, nariz ancha, voz entre grave y aguda y tenía una especie de flaps de pelo negro y ondulado. Bueno, note esto, comencé a correr, el me dijo “oye oye” con una voz demasiado nerviosa. Me alcanzó. Me tomo de la cara con el puño entre cerrado. Me miro unos segundos. Me tiro al piso, me rasguño con una navajuela gillette o algo en el brazo, me pateo me grito “te gustaría” dos veces y corrió. No quiero recordar esa escena. No fue todo con una fuerza impresionante ni nada. El weon estaba nervioso. Salió corriendo y todo. No me robó, no me violo, no me rapto, me metió miedo. Llame a mi pololo y a dos amigas. Hablé con una amiga que me llamo. (Mi mamá está embarazada y no quería que perdiera a mi hermano por esto) me vino a buscar mi pololo. Me llevo a su casa. Me calmo. No recuerdo bien todo porque estaba llorando y en shock. Su mamá me calmo. Llamo a mi mamá. Ella y mi pololo me acompañaron a constatar lesiones. La solución que dieron fue poner una patrulla de carabineros al rededor de mi casa. Llegué a mi casa. Día de mierda en donde toda la seguridad que me costo años encontrar se fue a la cresta. Antes de salir yo había hablado sobre una mina que me webeo durante mucho tiempo y lancé ayuda a gritos, lo borré después. Cuando llego a mi casa veo mensajes de la mina diciendo “deja de hablar de mi lokita” yo no le respondí, la bloqueé. Empiezan a llegar WhatsApps a mi grupo de curso. Eran audios. Era el pololo de esta mina con el celular de un amigo que va en mi curso. Me amenazaba. Me decía que la cortara con su mina, que si seguía cagabamos yo y mi pololo. Que los cabros no andaban con weas, que pegaba un telefonazo y era. Puras weas así. Yo llore cagada de miedo. Weon me atacaron ese día y me llega esto. Durante esos días me empiezan a llegar mensajes de cuentas anónimas diciendo que nos iban a cagar la vida a mi y a mi pololo. Puta, no aguante. Yo siempre trataba de ver un poco de luz en la gente. Desbloquee a la mina. Le mandé UN audio pidiéndole que parara, que no nos atormentara más, que yo creía en ella y creía que tenía empatía. Que nos conocía y que por favor nos dejara en paz. Y ella me contestó risas. Se cago de la risa. Risas, taldos, me trato pésimo, de culia, de aweona. Yo lancé mi teléfono al piso. Me puse a llorar. Porque chucha hay gente así. Que mierda quiere lograr. Agarre mi celular para bloquearla otra vez y ella borró la conversación. Yo le saqué pantallazos a la conversación entera cuando todo empezó y no me preocupe tanto. La bloquee. Me siguieron llegando mensajes horribles. Con fotos de gente colgada. Brazos con cortes. Gente torturada. Puta yo me cuestioné todo como chucha me mandaba esto... será ella o su pololo, serán amigos o que mierda. Se acercaba el comienzo de clases y yo estaba mal. No quería verle la cara a estos weones. Además el papa de esta mina hacía lo posible para cambiar de curso a mi pololo. Se supone que fiscalía da la orden, pero fiscalía deshechó el caso ya que ella misma lo desmintió. El caso no existía. Ese caso lo tuvo que poner el colegio como protocolo de abuso. Nos llegaban amenazas de que si no se cambiaba iba a ver lo que pasaba. Puta su mamá cedió. El colegio diría que en meses la cambiarían a ella y sería transitorio y volas. Yo no quería ir al colegio, sentía que si iba me haría algo. Cuestioné mucho en cambiarme, estuve a punto. Pero yo no soy la que tiene que pagar los platos rotos de esta mina. Un par de días luego del inicio escolar me llegan más amenazas, esta vez de una cuenta de memes de su pololo, donde el confirma frente mi y frente autoridades que fue él. Más que nada amenaza a mi pololo. Me dice weas horribles. Me dice que su mina tiene miedo de salir a la calle por mi culpa. Que la puteamos desde cuentas anónimas. (Otra vez apropiándose de historias ajenas) y el decía que sus juntes no andaban con weas, que no repetía las cosas. Que la próxima vez nos iba a hacer algo. Weon obviamente me cague de miedo como chucha controlamos cuentas que no son de nosotros?? Mostramos todo al colegio. El colegio abrió el protocolo de acoso escolar. El weon sigue hasta el día de hoy haciendo weas pasivas cómo reírse, hacer sonidos de peos cuando pasamos. Empujones a mi pololo. Etc. Me toca mi diferenciado de inglés y el esta ahí. Me dio miedo. El primer día sus amigos y el comienzan a webear con que se siente conmigo y la wea. Yo salí de la sala caminando rápido y fui a Coordinacion a avisar. Pasa el tiempo, amenazas siguen llegando. Fui a carabineros. Fui a la brigada de cibercrimen. (No diré la info que me han dado, porque sigue en investigación pero creo que no necesito decirla para que se hagan una idea). El primer mes en el colegio la mina pasaba al lado mío, se reía, hacía comentarios como “watona culia” (ella sabe lo que significa ese “”””insulto””””“ para mi) “fea culia” y weas así. Me comenzaron a llegar las amenazas “anónimas” más fuertes, los “cuélgate para que esto pare” las instrucciones de cómo suicidarme, me pedía fotos de mis cortes, puras weas morbosas y horribles. Comenzó a llegarme mi info personal y la de los que amo. Voy a ser honesta. Lo pensé una y mil veces... pensé en suicidarme. Acechaba a mi pololo, familia, amigos hasta y yo sentía que era mi responsabilidad parar esto suicidandome. Las cosas son como una montaña rusa, a veces para unos días y otras le da con todo para hacerme la vida imposible, a mi y a más gente. Me siguió a mi y amigas en el colegio por muchísimo tiempo. Entraba al baño en el que estábamos a solo mirarse en el espejo, calentaba en el mismo microondas en el que nosotras, sino en el de al lado. Se sentaba al lado de nosotras. Con mi pololo lo mismo. Nos seguía. Inventaba weas de mi mejor amiga también. Las seguía a ellas también. Es horrible vivir así. Así a sido más de dos meses. Llega el día de la funa y yo en verdad no paro de llorar. Por un lado mi pololo, que me hace feliz, que amo, comienza a ganar odio por mentiras, comienzan a tratarlo horrible. Llegan amenazas de más de una persona. Mensajes incitando al suicidio. Amenazas de muerte. Mensajes como “mereces carcel violador culiao” “ojalá te violen en la carcel” weas horribles. A mi también me llegan mensajes horribles. Un fin de semana de mierda. Por otro lado, revivo mi abuso, siempre, todos los días. Todos los putos días. Y es un arma de doble filo, sufre mi pololo, sufro yo. Sufro por la condena social y sufro por que me abre la herida. Siempre trato de guardar el tema... pero escuchar mi propia violación como un chiste, como una funa a alguien que amo... de verdad pasar por algo así weon, no se lo deseo a nadie. Una semana cuesta ir al baño? Me sigue costando. No voy casi nunca. Me da miedo. Las secuelas duran 5 años (físicamente) en muchos casos. Pensé que fue lo peor que me podía pasar hasta esto. Una bomba que me ataca todos los días por todas partes. Y yo le conté esta pesadilla como amiga. Fui tan weona. Como no note su personalidad narcisista? La mayoría de los abusadores saben cómo son las personas, inseguras. Se acercan a ellos, son encantadores, dicen cosas para subirte el ánimo, saben tus puntos débiles por la chucha. Se aprovechan de eso. Se aprovechan además de que todos dirán “ay, es tan amable, imposible que sea así de mala”. Me tratan de loca, mentirosa, etc. Yo sé la verdad. Cada quien cree lo que quiere creer. Por eso no juzgo a mis hermanas que le creyeron. Porque nuestro deber como mujeres es creernos y apoyarnos. Lamentablemente se aprovechó de eso. Se rió de eso. Aludió al movimiento feminista para esto. Si me da paja toda la gente que en estos momentos nos odia, no nos habla. Nada. Gente que sé que fueron súper importantes en nuestras vidas. Pero puta que agradezco el apoyo. Agradezco a mis amigas que me ampararon siempre durante todo esto. Agradezco a mi familia que me ha apoyado. Agradezco a toda persona que me haya apoyado, defendido, ayudado. Agradezco a la gente que se preocupó por nosotros, que nos habló y apoyó. Gracias en serio. La historia sin el apoyo de esta gente sería trágica. El que te hagan la vida imposible y den vuelta toda la historia es horrible. Si, es una pesadilla 24/7. Pero me hizo más fuerte que la mierda. Fui débil muchos momentos, estuve a punto de dejar todo atrás. Pero no soy la misma mujer que hace un año. He ganado fuerza. Me siento una mujer fuerte. Menos ingenua. Más preparada para la vida, porque la vida es así, es dura. Yo subo esto sin aludir a ningún movimiento y sin obligar a nadie a creer. Vengo a decir la verdad. La verdad de la historia porque creo que todos merecen por lo menos escucharla antes de opinar. Tengan ojo con lo que cuentan, tengan ojo de con quien se relacionan. Pueden parecer las mejores personas, chistosas, amables, etc. Así son los abusadores. No soy psicóloga para diagnosticar a nadie ni tengo el derecho de hablar de un diagnóstico existente ajeno, pero así son las personalidades de abusadores narcisistas. Se disfrazan de muchas formas, de víctimas la mayoría del tiempo. Lo peor es que sé que no soy la única pasando por un momento parecido debido a esta persona. Sé que golpearon a un ex alumno debido a ella. Se que uno de mis cercanos fue golpeado y amenazado por culpa de las mentiras de esta mujer. Se que otras mujeres han sido amenazadas por ella. Yo voy a luchar, por mí, por mi pololo y por todas las víctimas de esta mujer. Basta. Basta de este maltrato. La verdad siempre sale a la luz. Y ya era hora.
Lo que pasó cuando me violaron.
Yo le dije mil veces que no quería tener sexo anal, mil veces. Un día íbamos a tirar vaginalmente y me insistió que me pusiera en cuatro, le dije que bueno. Tirando en cuatro el paro por unos segundos y antes de poder hablar me penetro por el ano muy fuerte y obviamente yo grité de dolor a lo que el empujó mi cabeza en contra de la almohada. El esperaba que mi ano se cerrara para volver a penetrarme y lo hizo con fuerza y rápido muchas veces para “acabar” más rápido y que no me molestara tanto. No se si se dio cuenta que yo lloraba contra la almohada, pero cuando me di vuelta seguí llorando y vi su cara de placer y vomité en mi pieza. Después de diez minutos me pidió perdón y me quedé callada. Le dije que no tenía ganas de hablar y que se fuera y lo hizo. No había nadie en mi casa. Me puse los pantalones y fui a buscar cosas para limpiar mi vomito porque no quería que nadie se enterara. Fui a hacer pipí y además de ver mis calzones con sangre, me dolía muchísimo. Me metí a la ducha y me costo muchísimo lavarme, pero lo hice porque me sentía inmunda y asqueada. Habían días en los que sangraba y una semana después tuve que ir al baño y sangre mucho, fue un dolor inmenso. Llore demasiado y se sentía cómo ese dolor que te invade el cuerpo y te deja sin respiración con una sensación rara en el pecho, el mismo dolor que sentí cuando me hizo esa mierda. Yo sentía que me causaría un prolapso anal, por eso cuando se volvió viral el video de los prolapsos sentía una incomodidad enorme. Asi fue como me fui aguantando lo maximo que pudiera hasta tener diarrea, que duele un montón también pero por lo menos no hago fuerza y algo contundente no pasa por ahí. A veces pasan semanas y simplemente tomo un laxante. Pero no puedo ir al baño regular.
Después de un tiempo decidí que era hora de hablar y le dije a mi mamá, me llevo al médico. Tenía una fisura anal crónica en el ano por lesiones. Es decir una lesión que siempre estará ahí, que causa hemorroides centinelas si se hace mucho esfuerzo o se causa una mínima lesión en el ano.
Muchas veces boto sangre al ir lo poco que voy al baño. A veces voy cada una semana, otras cada dos, y mi máximo 3 y media. Cada vez que voy al baño imágenes de mi violación pasan por mi cabeza. Después de un tiempo les conté levemente a unas amigas y a mi pareja. Una “amiga” me insistió por más detalles y le dije cómo fue la violacion, mis sentimientos y un par de consecuencias. Bueno, ya saben en lo que termino todo eso.
Ahora cada vez que me duele, me sangra, voy al baño, o simplemente existo, pienso en mi violación, y no solo en eso, también en lo que la Ignacia me hizo. Como se rió en mi cara de esto y lo convirtió en una pesadilla aún más grande para mi.
[la verdad de una manipulación en masa.](realidad.com)
submitted by emiedoly to testimonials [link] [comments]


2019.03.25 20:47 marvarlife El Gigante Urbano

Mi rutina diaria comenzó como siempre: peleas con el despertador, bostezos y quejas de que porqué la vida es tan difícil, que porqué debíamos trabajar, que porqué no quedarme en la cama unas horas más, dos, tres; podría seguir viendo Games of Thrones y terminar la sesión siete de una vez, antes que inicie la sesión final.
Pero el deber llama. Ducha, cafetera hirviendo el café cargado de una buena ración de cafeína, tan sólo el aroma y ya espabilo; preparo una rebanada de pan con mantequilla de Maní mientras me ajusto la corbata y veo el reloj y veo con satisfacción que me da aún diez minutos para desayunar y hacer mi ejercicio de meditación mientras observo el tráfico que ya aprieta allá abajo, cláxones y bullicio cotidianos colándose a través de la gran ventana de mi salón.
Todo parece igual, será un día más (o un día menos) de mi citadina vida a la que, después de cinco años en el sexto piso de el viejo edificio, aún no me acostumbro; y la mente caprichosa me trae melancolías de mis tiempos en el campo. Si, soy un hombre de campo, alguien que, por circunstancias de la vida, llegó a la gran ciudad, ciudad con vida propia, de paso acelerado, de mil y un eventos; impersonal, abrumadora, sin alma.
La vista es impresionante desde mi ventana; ya estoy bien despierto y listo para la nueva jornada; subgerente de piso en el Canadian Tire, listo para otro día más entre supervisión de empleados desmotivados, jefes buscando escalar a costas de mi trabajo, clientes rudos y exigentes.
Cómo quisiera quedarme este día olvidándome de todo y de todos. Recuerdo de pronto las caminatas con Jules a la vera de nuestro hermoso río, buscando monstruos y demonios escamados, Godzillas de aguas dulces, sirenas y piratas.
Suena mi alarma diciéndome irreverente, sin un ápice de vergüenza, mucho menos de simpatía, que es la hora de partir. Qué remedio queda, mi gerente me tiene en la mira, por alguna razón no soy santo de su devoción, creo que no aprecia mucho el hecho de que yo siempre me quedo tarde y que él siempre sale temprano cuando debería ser lo opuesto.
Tomo mi último sorbo de café mientras con mi otra mano tomo el abrigo Northland, excelente contra el intenso frío de enero -, estamos en pleno invierno- ; el pedazo de sándwich que sobra se lo lanzo a Indiana, mi preciosa perra mixta quien como siempre me agradece con rápidos movimientos de su larga y negra cola, aunque ya un poco estresada pues sabe perfectamente que estoy a punto de irme. Ella odia separarse de mi, puedo verlo en sus ojos marrones que los achica a media ojo, mirándome suplicante, pidiéndome que me quede. Me acompaña resignada hasta la puerta, le acaricio su cabeza y pecho y le digo, no sin cierto sentimiento de culpa “chau minina, te portas bien”.
Espero el ascensor, probablemente venga bajando el abogado del piso diez con quien salimos casi siempre a la misma hora. Efectivamente está allí con su traje de marca y su corbata de seda. “Buenos días me dice” y luego lleva su vista de regreso a su periódico. “Buenos días” respondo yo y bajamos al primer piso sin cruzar ninguna palabra más, la vida sigue igual.
Me doy cuenta que olvidé mi reporte del mes en la mesa y no salgo del ascensor, debo regresar. El abogado me mira pero no pregunta, sólo me dice adiós; en esta ciudad nadie pregunta nada, a nadie le importa nada. Yo estoy ya acostumbrado a lo impersonal, ni siquiera le respondo, el ni se inmuta ni le importa.
Presiono el botón del piso seis y siento la aceleración vertical, dos, tres, cuatro, cinco, seis. Salgo y rápidamente me encamino por el pasillo rumbo mi apartamento. Con pena me doy cuenta que Indiana está ladrando fuerte, con seguridad tendré muchas quejas del conserje esta noche. Apresuro el paso y en dos minutos estoy a la puerta. Indiana sigue ladrando sin parar, ni siquiera me busca como siempre lo hace, esta absorta y en pelea con algo o con alguien. Entro rápidamente y le digo que se calle, ni siquiera me mira, está con la vista fija hacía la ventana, pelo erizado, en posición de ataque. Instintivamente dirijo mi mirada hacia la ventana, no puedo dar crédito a lo que veo...
A menos que Indiana esté viendo visiones, dos enormes ojos azules están afuera, casi pegados a la ventana, viendo hacia adentro. No hay explicación aquí más que entender que aún no he despertado, que estoy soñando. Claro! me digo, es un sueño lúcido, es un gigante mental, debo despertar. Indiana sigue ladrando y es tan real que me cuesta creer estar soñando.
Los inmensos ojos parpadean, grandes pestañas abanican dos veces y todo aquello parece real, demasiado real. Trato de “despertar” y racionalizar que no existen los gigantes, excepto en las fantasías hollywooenses y, claro, los de mi serie favorita, Games of Thrones. Indiana sigue ladrando y ahora un enorme dedo hace dibujos sobre la humedad en la ventana, el dedo se mueve escribiendo “hola”; convencido que estoy en un sueño me acerco a la ventana y puedo verlo, es enorme, de cara afable y me sonríe saludándome con su mano derecha, lo saludo de regreso y lo veo ahora decir adiós. Me imagino que en cualquier momento la alarma del despertador sonará y despertaré. Indiana sigue ladrando y solo para cuando ya el gigante no está más.
Veo mi reloj de puño y marca las 7:25, la hora en que usualmente tomo el tren en la estación Cartier. Huele aún a café; Indiana está mirándome, está agitada, mira hacia la ventana y luego me mira, casi como preguntándome o diciéndome de aquel gigante. Me siento inquieto, no logro despertar y me veo allí en mi sala y me acerco a la ventana y allá abajo la vida sigue igual; cláxones y bullicio y ya no sé qué pensar.
El sillón me adormece y me convenzo que sigo en el sueño y cierro mis ojos y me digo “relax Thom, ya vas a despertar”. A las :8.25 am suena mi celular: alo, alo, Thom? Despierto en el sillón y extrañado respondo “Alo, si, quien habla?” “Soy Ralph, pasa Thom, porque no has llegado aún? “Como?!, Ralph?. Err, no sé, estoy aún en casa, tuve un contratiempo, te explico luego.
Te explico? Qué explico? Que un gigante se acercó a mi ventana? Que tuve un sueño con un gigante de ojos azules? Estoy aún aturdido, no tengo explicación y ya no sé si realmente he soñado todo o qué? Miro hacia la ventana y aún veo, ya medio esfumada, la palabra “hola”. Indiana sigue con su vista fija en la ventana; es posible que yo aún siga en un sueño pero cada es vez lo siento menos plausible.
Decido que ambos, Indiana y yo, aún si sólo es en “mi sueño”, necesitamos salir a tomar el aire frío de invierno, excelente tónico para la circulación sanguínea y oxigenación cerebral; así es que le pongo su collar y cadena, ella de inmediato se olvida de la ventana, sabe que vamos de paseo y su emoción la hace olvidar la visión del gigante.
Bajamos al primer piso, algunas personas saludan a Indiana con amabilidad, tal parece que en la gran ciudad sólo queda rasgos de humanidad para con las mascotas. “Hola perrita bonita”, “preciosa que pases buen día”, “que ojitos más lindos”...sólo sonrío y agradezco callado los cumplidos, al menos Indiana puede disfrutar de la bondad que aún queda por allí bien al fondo del espíritu humano. Salimos del gran lobby rumbo a la doble puerta de hierro forjado y cristales bajo la mirada ausente del portero.
Un gato callejero pasa frente a la puerta justo al nosotros salir; Indiana tira fuertemente y casi se me escapa, es una cazadora nata. El gato es callejero, acostumbrado a peleas con perros y gatos, le falta una oreja, seguramente producto de alguna batalla. No huye porque intuye que el peligro está contenido, se queda observando a Indiana con su vista aguda; le pela los dientes, mueve la cola y se marcha con desdén olímpico. Indiana continúa forcejeando hasta que el gato desaparece por la esquina.
El frío de la mañana cala intenso, Indiana se olvida del gato callejero y tira en dirección a la posición donde el gigante debió haberse parado. Olfatea cada pulgada buscando algo, tal vez un olor peculiar, una pista, una huella. La acera está limpia, no hay pisadas de gigantes ni mucho menos carros o bicicletas rotas al paso de descomunales pies. Me doy cuenta que no estoy dormido, que tuve una visión extraña, que confundí quizás algunas luces y nubes con ojos y formas mentales.
Me doy también cuenta que estoy en grave problema, son las 9:45am, ya demasiado tarde para la reunión de gerentes y subgerentes y la presentación de informes anuales a la gerencia general. Mi esperanza de un ascenso puedo ya ir descartándola; Ralph, mi poco amigable jefe, debe estar muy contento de mi ausencia, soy para él una amenaza real. El celo y la envidia son parte de la vida urbana, debemos conformarnos a la sociedad y a nuestro entorno o ser rechazados.
Indiana sigue afanada en su mundo sensorial, olfatea por aquí y por allá, orina por tercera vez en un poste de alumbrado eléctrico para marcar terreno, y como siempre, es ella la que me lleva en el paseo, a su ritmo y antojo. La veo tan feliz, inconsciente de mi preocupación, respirando harmoniosa con su lengua de fuera; estamos ya llegando al parque Lafontaine y me digo “Al diablo con Ralph, hoy nos tomamos el día libre!”
El sol brilla hermoso aunque no calienta gran cosa nos alegra el alma. Seguimos caminando; Indiana en su mundo y yo en el mío, pensando y diciéndome a mi mismos: “gigantes,ja!, los únicos gigantes son los rascacielos de la ciudad, los Gigantes Urbanos!”...y pronto llegamos de regreso a nuestro edificio, arriba en nuestra ventana aún se vislumbra la palabra hola, ya medio desdibujada,, noto que está escrita de derecha a izquierda “ALOH”...
submitted by marvarlife to espanol [link] [comments]


2018.09.18 07:25 Zetusleep5390 La leyenda de los estudios en el callejón del aguacate.

La leyenda de los estudios en el callejón del aguacate.
Los últimos señores Mexicas habían llorado ya la pérdida de las tierras que algún día los acogieron y fueron testigo de la gloria de Azcapotzalco, que por aquellos días era el señorío responsable de estos parajes del sur de la Ciudad de México.
https://preview.redd.it/ytfbhd0wmxm11.jpg?width=1829&format=pjpg&auto=webp&s=0d378d702fb3361927e955cfac275b117cb743ce
Don Hernán Cortes había invitado a capitanes, soldados y aliados a un enorme banquete con vino de Castilla y cochinos de Cuba. Años después, Bernal lamentaría en sus crónicas de la conquista que los lugares fueron insuficientes y por otras cosas acaecidas aquella noche, hubiese preferido que nunca se llevara a cabo. La más macabra de las cosas acaecidas es el origen de esta historia. La noche fue agridulce, estuvo manchada por la sangre aunque no tuvo lugar batalla alguna. Las crónicas y la historia se han esforzado por borrar los terribles hechos que en aquella noche larga de Coyoacán costaría la vida de dos inocentes. No sólo las quejas por el espacio ahogaron la noche gloriosa de Cortés. Pasadas las 11 de la noche todas las antorchas se extinguieron, como por acto de magia la penumbra abrazó el patio del real de Cortés, el embrujo lo rompió el llanto desesperado de uno de los niños que jugaba en los pasillos, ese llanto centró la atención de todos los presentes que corrieron a avivar las antorchas y velas para restablecer la iluminación de aquel lugar. Los perros que habían acompañado a Cortés, tesoro preciado del conquistador, ladraron con violencia estridente que heló la sangre de todos los asistentes. Dos espadas de madera fueron halladas en el suelo, ante la mirada atónita y desesperada del resto de pequeñines que no atinaban a decir nada más que: “Julian y Rodolfo, ¡la noche se los ha tragado!”.
Entre llantos y confusión una puerta se cerró, como señalando el punto de escape de esa oscuridad que se había tragado a los pequeños.
Dos soldados liberaron a los perros, los canes corrieron velozmente por la puerta que señalaba el punto de escape -en todo momento ladrando con violencia y autoridad, como si sus ladridos fueran a detener al mal que ya todos buscaban-. Una comitiva liderada por Don Rodolfo De Escalante salió acompañando a los canes para apresar al responsable y dar con el paradero de los dos hijos varones del capitán español. Corrieron todos por caminos rurales y parcialmente empedrados, en espera de los caballos, carruajes y coches que algún día transitarían esas calles (algunas de las cuales al día de hoy siguen manteniendo tan rudimentario camino) como lo son los palacios y casonas españolas de estilo colonial que por aquellos días no eran sino cimientos, hoy testigos de la historia de México que nacía con la Nueva España tras la muerte de Tenochtitlán.
Finalmente, uno de los perros tomó camino por lo que hoy en día sería el final de la calle Francisco Sosa, donde la calle se convierte en la Cerrada Francisco Sosa; lugar en el que hoy se levanta un muro de piedra que en una esquina guarda un antiguo altar a la virgen del Rosario, sobre el que se elevan las ramas de un árbol de aguacate. Aquel perro paró y comenzó a ladrar en la penumbra con desesperación. La comitiva apresuró el paso y todos como una marcha coordinada pararon súbitamente ante una escena francamente dantesca. El perro que los había guiado tenia las orejas gachas, no dando crédito el animal a lo que sus ojos veían: eran las piernas y brazos del pequeño Julian De Escalante. El perro se lanzó contra un ente que estaba parado en la penumbra, desapareció para no ser visto más.
La pierna derecha del pequeño, cubierta en sangre, antecedía en fila a la pierna izquierda que a su vez estaba antes del brazo derecho y luego el izquierdo; donde la pequeña mano del inocente terminaba señalando hacia adelante en dirección a aquel ente de espaldas anchas y tamaño descomunal. El ruido que salía de aquella bestia era el de un coyote hambriento devorando a su presa. En sus anchas espaldas el torso y rostro de dolor del pequeño Julian que aún agonizaba, al borde de perder la consciencia el niño lloraba con desesperación y a los pocos segundos de que los soldados llegaron a su encuentro el pequeño perdió la conciencia. Un grito rompió el hechizo: “dadme la cara, ¡hideputa!” gritó un arcabucero de la comitiva, quien al mismo tiempo descargó en contra de la criatura. Aquel ente volteó despacio, entre sus brazos el cuerpo del pequeño Rodolfo De Escalante, de quien quedaba todo menos las vísceras que devoraba aquella criatura infernal. Los ojos de aquel ente eran de un rojo tan ardiente como las brazas que cocinaron los cochinos que ahora vomitaban todos los presentes a tan grotesco espectáculo. Varios de los soldados que componían la comitiva no pudieron contener las lágrimas y la desesperación, quedaron desarmados ante la barbarie que atestiguaban pues no hubo horror en las guerras que muchos ya habían vivido que se equiparara a lo que estaban presenciando. El cuenco que contenía las vísceras del niño le servían de plato ceremonial para beber la sangre del pequeño, a quien tomó entre sus brazos y alzó dejándolo suspendido para drenar todo su líquido vital.
El arcabucero entre llantos cargó nuevamente el arcabuz y arremetió contra la bestia. No pareció dañarla en absoluto. La reacción que aquella afrenta suscitó fue que el cuerpo del pequeño Rodolfo terminó recargado en una de las rodillas de la monstruosa aparición que arrancó de su espalda el torso de Julian y mordió su cuello para drenarlo también, el sonido de aquello era espantoso y toda vez que hubo bebido la última gota de sangre tomó de la cabeza los restos del niño, con violencia sin más lanzó el tronco del infante en dirección a la comitiva que inmóvil e impotente no daba crédito a lo que estaba viviendo, fue tal la fuerza con la que realizó el lanzamiento que la cabeza se desprendió del torso y quedó en la mano de ese monstruo. Así fue que abrió la boca de la cabeza, desprendió la quijada y lanzó a la oscuridad el resto de la pequeña cabeza. Dicha mandíbula sirvió entonces como un cuchillo ceremonial, la bestia tomó el hueso que había obtenido de Julian y rompiendo el esternón del pequeño Rodolfo accedió a su corazón, lo sacó. Lo sostuvo en sus manos y lo elevó como ofrenda a los dioses de esas tierras, ante todos los presentes de un sólo bocado devoró ese órgano. Del cielo cayó un rayo, como dictando sentencia de aquel rito se escuchó el aullido de un coyote proveniente de esa fiera, el suelo se abrió y el ente lanzó una bocanada de sangre hacia el cielo y desapareció al sonido de un extraño vocablo náhuatl que retumbó en los oídos de todos los presentes: NETZONCUILIZTETLATZACUILTILIZTLI (un aliado luego lo tradujo para todos, la venganza se ha consumado). Aquella sangre bañó una pequeña planta recién sembrada en la esquina de la muralla que limitaba los terrenos que pertenecían a Don Rodolfo De Escalante.
Don Rodolfo yacía en el piso, con el gesto de quien ha sido absolutamente derrotado. El peor castigo aún estaba por llegar. Su esposa Aura había sido avisado por alguien de la comitiva de lo ocurrido y a toda velocidad puso marcha por la noche, su hermoso vestido de gala no fue obstáculo para la desconsolada carrera de una madre que no quería dar veracidad a lo contado… hasta que llegó y se encontró con la horrible escena. El llanto desconsolado de la madre fue tal que los testigos se persignaron y llorando se esfumaron dejando en la absoluta soledad a la pareja. La madre tomaba las manos del pequeño Julian, acariciaba el rostro de Rodolfo, su llanto era incesante y su dolor no tenía parangón. Los días con sus noches que siguieron a tal atrocidad fueron para la mujer, agonía e infierno en vida. Los días los pasaba Doña Aura de rodillas en aquella discreta planta, que algún día sería un árbol de aguacate, lamentando sin parar la irremediable perdida de sus dos hijos. Por las noches dos esclavos tenían que salir por ella para cargarla al interior de la casa cuyas ventanas eran el vitral de aquel dolor indescriptible que consumió a Doña Aura. Las únicas palabras que salían de su boca era un doloroso testimonio de su pérdida: “¡mis hijos!”, constante recordatorio que avivó el odio y la locura en el corazón de Don Rodolfo. La falta de comida y el sufrimiento de la pobre madre la consumió a penas seis meses después. A un costado del aún tierno aguacate, Doña Aura pidió ser enterrada para estar con sus pequeños para toda la eternidad. Los restos mortales de los pequeños también fueron trasladados a ese lugar por instrucción de Don Rodolfo. La barda de piedra aún no terminada ganaba altura y la casa de los De Escalante iba tomando forma, cuya ala principal hoy permanece en aquel sitio, sitio desde donde hoy se cuentan las macabras historias que habitan en las oscuras horas de la noches. Las historias para no dormir.
Terrorífica historia es la de Don Rodolfo y los De Escalante en la Nueva España. Rodolfo y Juan De Escalante fueron dos hermanos provenientes de Toledo que se habían unido a la expedición de Cortés con el afán de llevar el negocio de su familia a las Indias. La familia De Escalante poseía una forje de armas que en buena parte fueron responsables de la muerte de miles de habitantes de las tierras que conquistaron los españoles. Los hermanos escalaron rápidamente entre los soldados de Cortés por su fiereza e inclemencia contra los conquistados. Los hermanos escribían cartas de jubilo y esperanza de expansión para la herrería, por supuesto que dejaban fuera los temibles detalles de sus proezas militares en Cuba, las Antillas, La Villa Rica de la Veracruz y Tenochtitlán. Fue Tenochtitlán el inicio de una serie de desgracias para los hermanos, serie que no culminó hasta extinguirse la vida de Don Rodolfo… quizás.
América tenía preparado un reclamo de sangre insaciable para los De Escalante, el primero en pagar ese peaje fue Don Juan, a quien Cortés había encomendado la conquista definitiva del Señorío de Azcapotzalco. Precisamente fue en Coyoacán donde los soldados que comandaba cayeron en manos de fieros guerreros águila que no tuvieron piedad sino de Don Juan, a quien presentaron ante el señor Cuahupopoca quien ordenó su inmediata decapitación y ofrecimiento ceremonial. El cuerpo de Don Juan nunca fue hallado, los totonacos que habían acompañado a los españoles en aquella empresa dieron parte de la crueldad que sufrieron los capturados a Cortés, quien vio en este suceso el pretexto perfecto para ordenar el sitio definitivo de Tenochtitlán y la toma definitiva de los Señoríos aledaños. Don Rodolfo De Escalante pidió a Cortés dirigir personalmente al bergantín que desembarcaría para la carga contra Iztapalapa y Coyoacán. Don Rodolfo sometió con brutal crueldad esas tierras que no tuvieron otra opción que pasar al bando de los conquistadores para culminar la toma definitiva de la gran Tenochtitlán. Aquella fue la primer venganza que Don Rodolfo juró en América, no sería la última.
Desolado tras la muerte de sus dos varones y su señora, Don Rodolfo envió a la pequeña Carmen de vuelta a España para ser cuidada por su hermana Doña Julia De Escalante viuda De Torrecillas. Don Rodolfo permaneció en la Nueva España supervisando la construcción de su fortaleza que habría de servir de casa, encomendó construir montado en la pared un altar a la virgen del Rosario, altar que aún permanece en la esquina que inicia el callejón del aguacate y cuya virgen en algunas noches, muchos cuentan, llora sangre.
Don Rodolfo montó guardia por las noches, desde que terminó la novena en honor a sus pequeños hasta el día de su muerte. En la esquina donde encomendó su altar, Don Rodolfo pasaba las noches rezando, entre los habitantes indigenas de esas tierras surgió la advertencia de no cruzar esa esquina al caer la noche pues aquellos que osaban poner un píe en aquella propiedad no volvían a ser vistos jamás. Durante el restante de la longeva vida de Don Rodolfo desaparecieron 46 niños y 20 jóvenes que se esfumaron por completo de esas tierras, hasta el día de su muerte, cuando sus criados dieron cuenta de los horrores que aquellas pobres almas sufrieron. Las osamentas fueron mortero para fortalecer la pared, dentro de la casa los gritos de auxilio eran ignorados mientras en su estudio de los horrores Don Rodolfo extraía la sangre abdominal para consumirla, mientras que la carne forraba sillas y mobiliario del estudio y los huesos se los daba a sus perros como juguetes o premios. Los sesenta y seis muertos, como toda la población indígena de esas tierras era para Don Rodolfo de Escalante el rostro del enemigo responsable de su dolor y tragedia.
Para 1537 el muro y la casa estaban terminados, un Rodolfo con aspecto de ermitaño prohibía a sus esclavos y criados hablar de lo que acontecía durante los días, sólo permitía que salieran a los jardines a regar con un balde que él les daba el aguacate que empezaba a formarse en árbol en la esquina de la propiedad.
Cuarenta años después de aquella fatídica noche de septiembre, noche en que Don Rodolfo lo perdió todo, un estruendo demoniaco llegó hasta la casa de Don Rodolfo, los criados y esclavos dicen que el diablo mismo le visitó para reclamar su alma. En la madrugada de aquel día Don Rodolfo echó a reír en la esquina de su casa, sentado como un niño contemplando su aguacate estremeciendo a todos los que le escuchaban, con una daga que había traído consigo de Toledo puso fin a su vida. La lectura de su testamento dejó en propiedad toda su Hacienda a su hija Carmen De Escalante de Rodriguez, quien decidió limpiar un poco su conciencia transformado aquella casa en una residencia para enfermos que formó parte de la herencia de los De Escalante en México hasta la década de los ochentas.
La casona de los De Escalante vio pasar por sus cuartos a miles de heridos y enfermos que padecieron en aquel lugar. Siglos de dolor abrazan la casa que hoy es hogar de nuestros estudios. El pasar del tiempo se ha encargado de hacer crecer la leyenda de este sombrío lugar.
Muchos años después de los sucesos que comenzaron todo un descendiente de los De Escalante decidió volver con su familia a la vieja casona de Coyoacán. Gustavo Escalante era padre de familia de Emilio, Benito e Irma, esposo de Beatriz Rodriguez. La familia vivió días felices desde el final de la primer década hasta la oscura noche del 20 de septiembre de 1929.
Don Gustavo fue un abogado de origen Español, un hombre bastante respetado por sus colegas y la sociedad en general, tenía muy buenos contactos y su familia vivía una muy buena posición en México. Sin embargo, existió un lado oscuro de Gustavo, una obscena obsesión por el ocultismo. En ocasiones desaparecía por semanas enteras para visitar brujos negros en Catemaco Veracruz. La inquietud que le robaba el sueño era la maldición que aquejaba a su familia desde que su ancestro, Don Rodolfo De Escalante, sembrara el terror en los corazones de los habitantes indigenas de esas tierras y se enemistara con sus dioses jurándoles la más fiera de las venganzas.
Fue así que un brujo le dio a Gustavo una Ouija para que contactara con su ancestro y esclareciera sus inquietudes en torno a los acontecimientos que dieron origen al sufrimiento de muchas generaciones de De Escalantes que por siglos se rehusaron a habitar en México temiendo un trágico final. Muchos siglos habían transcurrido ya y Gustavo estaba determinado a poner fin de una vez por todas al maleficio.
Aquella oscura noche del 20 de septiembre de 1929, Gustavo llegó a casa y pidió a toda su familia reunirse en el salón principal de su residencia. Sobre la mesa de su precioso comedor no había más que 4 velas negras y una tabla con letras escritas en ella. Gustavo explicó para sorpresa de todos el misterioso propósito de sus constantes viajes a Veracruz. Sus hijos por aquel entonces ya alcanzaban como mínimo la adolescencia siendo Benito el menor de ellos con 16 años. Beatriz no sabía muy bien como interpretar la extraña petición de su esposo, los hijos lo tomaron con cierta intriga y curiosidad. Cuando el padre de familia terminó la historia pidió que se apagaran las luces y se encendieran las velas para formar una suerte de circulo en torno al tablero. Todos tomados de las manos dijeron las palabras que el brujo había preparado para Gustavo. Con voz de mando y cierta esperanza dijo: Estamos aquí reunidos, generaciones de Escalantes que exigimos hablar con el alma de Don Rodolfo de Escalante, Capitán español que conquistó estas tierras y habitó hasta el día de su muerte en esta casa.
Todos los integrantes de la familia estaban tomados de las manos, expectantes a una respuesta por parte del tablero. Un frío como jamás habían experimentado los atravesó a todos, las luces que a la distancia se veían se apagaron súbitamente, un silencio sepulcral reinó en la sala… únicamente lo descompuso el sonido de los pabilos de las velas que se extinguieron una a una, como si alguien o algo estuviera soplando para apagarlas. Irma trató de soltar la mano de su padre, Gustavo le gritó: NO, NO DEBEMOS ROMPER LA CONEXIÓN. La pobre no lograba salir de su espanto pero decidió hacer caso a su padre, quien guiaba la sesión con extraña y natural destreza en el oculto asunto. De pronto el oráculo que era sostenido por Gustavo comenzó a moverse. Deletreo letra a letra su respuesta: S-A-N-G-R-E. Se miraron incrédulos todos pero ninguno quiso romper la conexión. Gustavo volvió a preguntar: Don Rodolfo ¿está usted aquí con nosotros? El oráculo nuevamente se movió deletreando la palabra: M-U-E-R-T-E. Nadie daba crédito de lo que estaba sucediendo en aquella oscura noche. Emilio, un joven de 20 años, decidió que había sido suficiente seguirle la corriente a la excentricidad de su padre y sin más soltó la mano de madre y su hermano Benito, al tiempo que dijo: “¡En verdad espera, padre, que no nos demos cuenta que no está buscando más que la manera de asustarnos! Me voy a dormir, ya tuve suficiente locura por un día”. Caminó hacia la puerta corrediza, pesada puerta de madera que dividía el salón principal del estudio de su padre, se cerró violentamente.
Beatriz la madre cayó desmayada, Emilio no podía creer lo que había visto, no había explicación alguna para que una puerta corrediza tan pesada como esa se cerrara abruptamente sin que nadie la empujara. Así fue que sin pensarlo le pidió a su hermano Benito que le ayudara a abrirla, Benito corrió rápidamente a interesarse por su madre que yacía desfallecida en el piso a un lado de la mesa.
Irma no podía parar de llorar, privada por un profundo e inenarrable horror era testigo de una de la escena más escalofriante de su vida. Ninguna leyenda de horror que conociera se comparaba ya con lo que estaba viviendo, ni siquiera las exploraciones que de niños hacían los hermanos en las noches para visitar el árbol de los susurros, pues Emilio les había contado que por la noche si se ponía mucha atención en el tronco del árbol de aguacate en el que terminaba su jardín se podían escuchar los lamentos de una mujer y unos niños, así como desgarradores gritos de horror. Ninguno de los asistentes estaba preparado para lo que tendrán lugar aquella oscura noche.
Cuando Emilio se percató de que su madre estaba tirada a un lado de la mesa corrió a ayudar a Benito, ambos le pidieron ayuda a su padre… nadie les contestó. Alzaron la cara para ver si su padre se encontraba bien, o si también había sido derribado, víctima del miedo ante una situación que comenzaba a pintar para peor. Para asombro de los hermanos, el lugar en donde ellos esperaban encontrar a su padre estaba vacío, sólo asomaba por los ventanales del comedor que daban al jardín la sombra del árbol de aguacate al final de su jardín. Gustavo había desaparecido. Sin dar mayor importancia a la desaparición del jefe de familia, los hermanos esquivaron a una horrorizada Irma que no podía salir de la conmoción. Todo mientras el tablero seguía activo y funcionando como un portal. Llevaron a la madre hasta un pequeño sillón que se encontraba en la sala principal de la casa y decidieron abrir uno de los grandes ventanales de la casa, pensando que quizá un poco de aire fresco reanimaría a la señora.
Cuando Emilio y Benito abrieron el ventanal se percataron de la figura de un hombre que estaba sentado, como contemplando el aguacate, ambos pensaron de inmediato en que su padre habría salido a tomar un respiro al jardín, sobrecogido por la emoción del momento… estaba parcialmente en lo correcto. Cuando decidieron llamarlo el hombre volteó, no vieron más que un ente completamente oscuro del que no se podían distinguir más que un par de brazas ardientes en donde deberían estar sus ojos. Sin dar crédito a lo ocurrido, continuaron su intento por reanimar a su madre. Emilio entonces le dijo a Benito que iría al botiquín por alcohol. Emilio echó a correr y atravesó sin mayor problema el umbral que antes estaba bloqueado por las pesadas puertas corredizas que separaban la sala del estudio y el resto de la casa. Benito, decidió atender al mismo tiempo a su hermana Irma; sin embargo, Irma también había desaparecido. Sorprendido por el hecho, pero sin ánimo de dejar a su madre sola, Benito empezó a llamar por su nombre a su hermana, fue entonces que escuchó carcajadas infantiles, nuevamente en el jardín. Benito estaba convencido de que su imaginación le estaba jugando una mala pasada, se llevó ambas manos al rostro para frotarse los ojos, al abrirlos nuevamente vio claramente a su padre sosteniendo a Beatriz con una mano y empuñando una daga en la otra. ¡PADRE, ¿QUÉ ESTÁ HACiENDO? Grito, e inmediatamente, Gustavo cortó de un sólo tajo la garganta de su hermana para dejarla tumbada al lado del árbol regando éste con la sangre que emanaba a borbotones del cuello de la joven. Benito no podía creer lo que estaba pasando, fue entonces que Gustavo lo miró fijamente y echó a reír.
¡Benito, muévete carajo, que mi mamá no se despierta! –gritó Emilio– súbitamente Benito salió de su asombro sin poder articular palabra alguna. Fue entonces que desde la segunda planta de la casa escucharon al padre llamándoles, este les decía que llevaran a su madre al patio para que el césped húmedo y el aire fresco la reavivara. Cuando Emilio se dispuso a seguir la instrucción de su padre Benito lo detuvo. ¡Mi papá está como loco, acaba de matar a Beatriz… cabrón, vámonos de aquí, hay que sacar a mi mamá! le dijo Benito a Emilio. Ignorando lo que su hermano le imploraba lo apartó y cargó a su madre, como quien carga un costal de papas salió por la ventana que apenas tenía una caída de 30 cm respecto al jardín y la acostó justo en el medio. Al intentar reintegrarse Gustavo apareció detrás de él, tomó al joven de la cabellera, le alzó la cara y de un sólo tajo lo degolló; con una fuerza sobre natural lo lanzó al tronco del árbol, cubriendo éste con la sangre que emanaba con potencia del cuello del joven. Benito subió a toda velocidad a su cuarto, el muchacho no podía dejar de pensar que todo era un mal sueño y tendría que despertar eventualmente. Su idea fue correr a su habitación, quizá contemplándose a sí mismo durmiendo: despertaría.
En el jardín, el cuerpo de Beatriz seguía tirado, sin conciencia alguna de lo que estaba sucediendo, fue así que Gustavo la recogió, tomándola entre sus brazos la cargó hasta la base del árbol, empuñando su daga se la enterró de forma violenta en el corazón. Inmediatamente dejó caer el cuerpo de su mujer, todavía con la daga clavada en el pecho, ya en el piso con la maestría de un cirujano (o quizá la de un carnicero) rompió la barrera torácica de la mujer, extrajo su corazón y lo contempló… mientras el cuerpo sin vida regaba con más sangre las raíces de el árbol de aguacate.
Benito presenció aquel horror desde su ventana. Buscando la salida de su pesadilla únicamente se hundió aún más en la misma. Benito sabía que la situación que vivía era límite, debía de enfrentarla para sobrevivir así fue que puso marcha a toda velocidad al jardín. Era Benito quien tenía que enfrentar a un Gustavo que aquella noche parecía más un demonio que su padre, fue así que antes de salir al jardín tomó la ouija de la mesa. Lo que había empezado todo tendría que terminarlo. A toda velocidad se lanzó en dirección a su padre para golpearlo con la tabla y así desarmarlo; sin embargo, en un reflejo ante el ataque inminente el padre clavó la daga en la tabla. La fuerza del golpe de aquella daga contra la tabla fue más la de una explosión que la de un simple pedazo de acero afilado rompiendo una tabla de madera. Un chillido horrendo se escuchó en lugar del sonido de la madera rompiéndose. Benito y Gustavo quedaron tirados en el jardín. El esfuerzo final y absoluto sería recomponerse para asestar el golpe final al oponente, cuando Benito intentó hacer lo propio, Gustavo estaba encima de él. Lo miro fijamente y le dijo: ¡Hijo, tienes que ser tú quien termine con esto, no traigas más dependencia maldita a este mundo!.
Benito intentaba quitarse a Gustavo de encima, la daga empuñada en su mano ahora tenía como base el tablero ouija… Gustavo retiró su brazo para tomar impulso y cuando todo parecía perdido para el muchacho… el padre de un sólo golpe y sin meditación se clavó el cuchillo en la sien.
El cuerpo sin vida de Gustavo escurría sangre en la cara de Benito, el joven con apenas 16 años no podía terminar de entender como toda su vida se había venido abajo en a penas minutos de una oscura y desafortunada noche de septiembre. Benito perdió la conciencia.
Debido a la posición social de la familia De Escalante y a algunos colegas del licenciado Gustavo De Escalante y Casas, los periódicos no publicaron más que una esquela recordando a “Gustavo de Escalante y Casas, padre de familia de Emilio e Irma De Escalante Rodríguez, esposo de Doña Beatriz Rodríguez Martínez, a quienes sobrevive el joven Benito De Escalante Rodríguez. Perdieron la vida durante un intento de robo a su propiedad. Qué en Paz Descansen…” el periódico daba información sobre los horarios de la novena que se ofrecería por el descanso eterno de la familia. La versión oficial de la historia fue esa. Benito único testigo y superviviente sabía que la realidad había sido otra, pero nunca hasta el día de su muerte quiso contar lo ocurrido. El relato de aquella oscura noche lo guardó en una caja junto a otra memoria oscura. La caja sólo decía: “no abran nunca esta caja de la media noche”. Clavado en ese baúl de madera estaba el arma homicida, una preciosa daga antigua con una empuñadura de fina manufactura que tenía el escudo de armas de la familia De Escalante.
El 6 de septiembre de 1986 el cuerpo del capitán del Heroico cuerpo de fucileros Benito De Escalante Rodriguez fue encontrado por su asistente doméstica en su casa en el barrio de Santa Catarina en la delegación Coyoacán, murió de causas naturales según lo indicado su certificado de defunción.
Su casa en el número 34 de la calle Francisco Sosa estuvo abandona muchos años. Las únicas visitas que recibía la propiedad eran el sin fin de curiosos y amantes de lo paranormal que se daban cita en las madrugadas para comprobar si el llanto de sangre de la virgen del Rosario, que se encontraba en un altar cubierto por las ramas y hojas de un antiguo árbol de aguacate, eran reales. O bien, si los lloros y quejas de dolor de una madre y sus hijos eran audibles entrada la media noche. O si el hombre de la capa se aparecía por aquella esquina a las 3 con 33 de la madrugada. Finalmente la delegación Coyoacán tomó posesión del inmueble y fue rentado como espacio para oficinas. En la oficina, que hoy es un estudio se encontró el baúl con la daga, donde escrita estaba la historia antes contada y una carta cerrada que decía “el niño”.
El niño 
Todas las tardes al volver del cuartel tenía la única certeza de que me encontraría al mocoso regordete jugando con sus amigos fuera de mi casa. Por años toleré que ese infeliz chamaco me imitara y me siguiera como marchando a mi lado, pidiendo tocar mi uniforme e ignorando mi atenta petición de que me dejara en paz. Pero yo nunca creí ser un asesino, odiaba a ese niño sí, pero nunca lo suficiente como para matarlo. Escribo esta confesión que espero no sea leída nunca, porque no puedo más con la culpa, pero sobre todo con la imagen maldita del escuincle regordete que me sigue a todos lados a donde voy.
El día 15 de septiembre de 1949, lo recuerdo pues volvía de la ajetreada jornada del desfile militar, toqué la puerta del número 15 de la privada Mondragón. Hasta ese lugar había seguido al condenado chamaco. Me atendió un señor, no tendría más de 40 años, con algo de sorpresa el muy maricón pensó que tenía algún problema que el ejercito iba a resolver. Le aclaré que mi visita tenía como objetivo resolver un asunto urgente. Quería saber si el niño malcriado y regordete era su vástago. Toda vez que el imbécil me confirmó que la dolencia ésa era su niño, le pedí que le ordenara que dejara de estarme fastidiando, le advertí que no quería volver a ver a su hijo y a su panda de amigos jugando cerca de mi propiedad nunca más. Tengo derecho a estar solo, a no escuchar el infernal chillido de esos mal nacidos cuando quiero retirarme a descansar. Como no podía ser de otra manera, me juró por su madre que la molestia no se repetiría, me ofreció pasar a su casa, tomar un café… nomás no me ofreció a su esposa porque no tuvo oportunidad. Le dije que lo único que quería de él era que su niño no me estuviera jodiendo y no se apareciera más por mi casa y mi calle. Se le pusieron sus ojos rojos y me extendió la mano, como si yo quisiera estrechar la mano sudada de un blandengue como ése, di la media vuelta y le dije: estás advertido, cabrón.
Antes de matarse mi padre me dio el mejor consejo de la vida: no traigas dependencia maldita a este mundo.
Ciertamente no tolero la compañía de mujeres que no sea por más de unas horas, desnudas y en la cama, como para qué carajos querría yo además a un niño.
El día 20 de septiembre de 1949, pasaban las 1800 horas cuando regresé de una caminata por el barrio. Ahí estaba ese engendro del demonio, jugando a las canicas en solitario. Le grité: “le advertí a tu padre que no quería volverte a ver aquí, mocoso”. Lleno de ira me abalancé hacía él. La cara de espanto que tenía la pequeña bestia ése era castigo suficiente. Pero aún hoy a tres años de lo que pasó no puedo entender lo que se apoderó de mí, ese día.
Todo lo que hice, si es que yo lo hice fue en calidad de espectador, cuando tomé al niño era para llevarlo de las orejas con el bueno para nada de su padre, con el afán de que le dieran una merecida chancliza, juro que esa era mi intención.
Primero le tomé de la oreja y cuando lo quise arrastrar el mocoso empezó a llorar. Ese tipo de mariconerías francamente me encabronan pero no como para tomarlo del cuello. Mis manos, las dos apretaron su cuello y cargaron al niño en la esquina de mi casa, parecía que se lo estaba entregando a la virgen, el olor de los orines de ese mocoso era penetrante, pero parecía que no me importaba que sus meados fueran a manchar mi uniforme, porque con los dos brazos lo cargué más hasta que escuché finalmente como el pescuezo le tronó. Juro que cuando volví en mí el niño estaba tirada burlándose de mí. Abrí el portón de mi casa y cuando iba a entrar a mi sala para tomarme un tequila escuché un golpe muy fuerte, era un coche que se había estampado contra el muro exterior de mi casa, abajo del coche estaba el cuerpo del mocoso ése… La cruz y la policía dijeron que el conductor tratando de esquivarlo se lo llevó y lo mató, pero yo sé que eso no fue así, como también sé que el empedrado de la calle no deja que los coches tomen mucha velocidad, no sé cómo es que el conductor de ese Cadillac también se murió.
Creo que estoy perdiendo la razón, pero también creo que la maldición de la que tanto hablaba mi padre es real. Juro por la memoria de mi madre que los acontecimientos de ese día me tuvieron como mero espectador, pero aún así no puedo quitarme de la cabeza la imagen de ese niño entre mis manos, sus ojos que se apagaron cuando le tronó el cuello. Todo lo demás que pasó ese día ya no sé si es verdad, o sólo un sueño. ¿Yo maté a ese niño? ¿Qué se apoderó de mí, llenando mi ser de tanta rabia? Ya no sé si es verdad, pero necesito limpiar mi conciencia.
Ese niño viene a joderme la existencia, todas las madrugadas a las 3 me levanto, lo quiera o no. También, lo quiera o no lo veo y lo escucho jugando con sus canicas en la esquina donde murió.

submitted by Zetusleep5390 to Hparanodormirpodcast [link] [comments]


2018.07.12 07:22 master_x_2k Interludio VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio VI

La mandíbula de Paige le dolía. Ser amordazada como un animal hacia eso.
Las otras ataduras no eran tan molestas, pero eso era solo en un sentido relativo. Sus manos fueron enterradas en un par de cubos de metal reforzado, cada uno lleno con esa maldita espuma de color amarillo pastel. Los cubos estaban unidos detrás de su espalda, con enlaces de cadena cómicamente sobredimensionados. Hubiera sido intolerablemente pesado si no fuera por el gancho en el respaldo de su silla, en el que podía colgar la cadena.
Tiras de metal se habían ajustado justo debajo de sus axilas, cerca de la parte inferior de las costillas, la parte superior de los brazos y la cintura, con dos bandas más alrededor de cada uno de sus tobillos. Las cadenas parecían conectar todo, evitando que moviera los brazos o las piernas más de unos pocos centímetros en cualquier dirección antes de sentir la frustrante resistencia y el tintineo de las cadenas. El collar de metal pesado alrededor de su cuello, lo suficientemente grueso que podría haber sido un neumático para un vehículo pequeño, parpadeaba con una luz verde con la suficiente infrecuencia que olvidaba anticiparlo. Ella se distraía y molestaba por su aparición en su visión periférica cada vez que brillaba.
La ironía era que un par de esposas habrían bastado. No tenía fuerza mejorada, ni trucos para deslizarse fuera de sus restricciones, y no estaba dispuesta a correr de todos modos. Si algo de eso era una posibilidad real, no le habrían permitido entrar en la sala del tribunal. La fiscalía había argumentado que podría haber aumentado su fuerza, que podía ser un riesgo de huida, y su abogado no había hecho un trabajo lo suficientemente bueno para argumentar en contra, así que las restricciones habían continuado. Lo que significaba que estaba atada como Hannibal Lecter, como si ya fuera culpable. Incapaz de usar sus manos, su cabello, el vibrante y sorprendente amarillo de un limón, se había deslizado de donde estaba metido detrás de sus orejas y ahora había hebras colgando frente a su cara. Sabía que solo la hacía parecer más desquiciada, más peligrosa, pero no había nada que pudiera hacer al respecto.
Si hubiera podido, habría tenido un comentario o dos para hacer al respecto, o al menos podría haber pedido al abogado que le arreglara el pelo. Hubiera discutido con el hombre que había sido contratado como su defensa, en lugar de esperar horas o días para responder a cada uno de sus correos electrónicos. Ella habría exigido que se cumplieran sus derechos básicos.
Pero ella no pudo decir nada. Una máscara de cuero reforzada con las mismas tiras de metal que estaban en su cuerpo y una rejilla estilo jaula de pequeñas barras de metal estaba atada a la parte inferior de su cara. El interior de la máscara era lo peor, porque el mecanismo se extendía dentro de su boca, un entramado de alambres manteniendo su boca fija en una posición ligeramente abierta, su lengua presionada con fuerza contra el piso de su boca. El barbárico aparejo dejaba a su mandíbula, su lengua y los músculos de su cuello irradiando tensión y dolor.
“Silencio. Todos de pie, por favor. Esta corte está ahora en sesión, presidiendo el honorable Peter Regan.”
Era tan difícil moverse con las restricciones. Su abogado agarró la cadena que corría entre su axila y su brazo, para ayudarla a ponerse de pie, pero ella tropezó de todos modos, chocó contra la mesa. No había forma de ser elegante cuando usabas restricciones que pesaban la mitad que tú.
“Señoras y señores del jurado, ¿han llegado a un veredicto?”
“Lo hicimos, su señoría.”
Paige vio como el empleado le entregaba el sobre al juez.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de intento de asesinato, ¿cómo la encuentran?”
“No culpable, su señoría.”
Paige se relajó un poco con alivio.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de asalto agravado con habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Paige negó con la cabeza lo mejor que pudo. ¡No! ¡Esto no era justo!
Ella casi se perdió la siguiente línea. “... agresión sexual con una habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Asalto sexual. Las palabras le helaron la sangre. No fue así.
“¿Es este su veredicto?”
“Sí, su señoría.”
“Paige Mcabee, por favor dirija su atención hacia mí”, dijo el juez.
Ella lo hizo, con los ojos muy abiertos, con la boca abierta.
“Determinar la sentencia para este caso no es fácil. Como su abogado sin duda le ha informado, usted cae bajo el alcance del ATCP, la norma de las tres condenas.[1] A la edad de veintitrés años, no has sido declarada culpable de ningún delito anterior.
“Según los testigos escuchados en este tribunal, primero demostró sus habilidades a principios de 2009. Usted fue explicita en no querer ser miembro del Protectorado, pero también expresó su desinterés por una vida delictiva. Este estado, en el que un individuo no se identifica como héroe o villano, es lo que el ERP clasifica como un ‘renegado’.”
“Nos interesa promover la existencia de renegados, ya que la proporción de parahumanos en nuestra sociedad aumenta lentamente. Muchos renegados no causan enfrentamientos, ni buscan intervenir en ellos. En cambio, la mayoría de estos individuos vuelven sus habilidades al uso práctico. Esto significa menos conflicto, y esto sirve al mejoramiento de la sociedad. Estos sentimientos reflejan los que usted expresó a su familia y amigos, como escuchamos en este tribunal en las últimas semanas.”
“Esos hechos están a tu favor. Lamentablemente, el resto de los hechos no lo están. Entienda, señorita Mcabee, que nuestra nación usa el encarcelamiento por varias razones. Nuestro objetivo es eliminar a las personas peligrosas de la población y lo hacemos de manera punitiva, tanto por justicia contra los transgresores como para desalentar a otros delincuentes.”
“Cada uno de estos se aplica en su caso. No es solo la naturaleza atroz del crimen lo que debe considerarse con la sentencia, sino el hecho de que se realizó con un poder. Las leyes son aún nuevas frente a la criminalidad parahumana. Tomamos conciencia de nuevos poderes semanalmente, la mayoría de los cuales, si no todos, merecen atención cuidadosa e individual con respecto a la ley. En muchos de estos casos, hay poco o ningún precedente al que recurrir. Como tal, los tribunales se ven obligados a adaptarse continuamente, a ser proactivos e inventivos frente a las nuevas circunstancias que introducen las habilidades parahumanas.”
“Es con todo esto en mente que considero su sentencia. Debo proteger al público, no solo de ti, sino de otros parahumanos que podrían considerar hacer lo que tú hiciste. Colocarte en detención estándar resulta problemático y exorbitantemente costoso. Sería inhumano y dañino para su cuerpo mantenerla bajo restricción mientras dure su encarcelamiento. Deben organizarse instalaciones especiales, personal y contramedidas para mantenerla aislado de otros reclusos. Usted plantea un riesgo de fuga significativo. Finalmente, la posibilidad de que usted reingrese a la sociedad, por escape o libertad bajo palabra, es particularmente preocupante, dada la posibilidad de una ofensa repetida.”
“Es con esto en mente que he decidido que hay motivos suficientes para condenarla fuera del alcance del ATCP. Culpable de dos cargos, la acusada, Paige Mcabee, es sentenciada a encarcelamiento indefinido dentro del Centro de Contención Parahumana Baumann.”
La Pajarera.
El ruido en la sala del tribunal era ensordecedor. Un rugido de vítores y abucheos, movimiento, gente de pie, periodistas presionando para ser los primeros en salir. Solo que Paige parecía estar quieta. Fría, congelada en horror absoluto.
Si hubiera podido, ese podría haber sido el momento en que perdía el control. Ella habría gritado su inocencia, le habría dado un ataque, incluso habría dado algunos golpes. ¿Qué tenía ella que perder? Esa sentencia era poco mejor que una ejecución. Algunos dirían que era peor. No habría escapatoria, ni apelaciones, ni libertad condicional. Pasaría el resto de su vida en compañía de monstruos. Con algunas de las personas que estaban encerradas allí, la descripción de ‘monstruo’ era demasiado literal.
Pero ella no pudo. Ella estaba atada y amordazada. Dos hombres que eran más grandes y más fuertes que ella pusieron sus brazos debajo de sus axilas, prácticamente cargándola fuera de la sala del tribunal. Una tercera persona en uniforme, una mujer corpulenta, caminó rápidamente junto a ellos, preparando una jeringa. El pánico se apoderó de ella, y como ella no tenía forma de expresarlo, de hacer algo al respecto, la histeria solo se agravó, lo que hizo que se sintiera más presa del pánico. Sus pensamientos se disolvieron en una neblina caótica.
Incluso antes de que la jeringa de tranquilizantes fuera hundida en su cuello, Paige Mcabee se desmayó.

Paige se despertó y disfrutó de cinco segundos de paz antes de recordar todo lo que había pasado. La realidad la golpeó como un chorro de agua fría en la cara, algo literalmente. Abrió los ojos, pero los encontró secos, el mundo demasiado brillante para enfocarse. El resto de ella estaba húmedo, mojado. Gotas de agua corrían por su rostro.
Trató de moverse, y no pudo. Era como si algo pesado hubiera sido amontonado encima de ella. La parálisis la aterrorizó. Paige nunca había soportado ser incapaz de moverse. Cuando se fue a acampar cuando era niña, había preferido dejar su saco de dormir abierto y tener frío en vez de estar confinada dentro de él.
Era esa espuma, se dio cuenta. Las restricciones no fueron suficientes, le rociaron con esa cosa para asegurarse de que todo debajo de sus hombros estaba cubierto. Cedía un poco para permitirle exhalar, incluso podía mover los brazos y las piernas un poco, inclinarse en cualquier dirección. Sin embargo, cuanto más empujaba, más resistencia había. En el momento en que ella detuvo sus esfuerzos, todo volvió a la misma posición con el tirón elástico de la espuma. Sintió náuseas en el estómago, el latido de su corazón se aceleró. Su respiración se incrementó, pero la máscara hizo que incluso su respiración se sintiera confinada. El agua hacía que su máscara se humedeciera, por lo que se pegaba a su boca y nariz. Había ranuras para su nariz y boca, pero era muy poco. No podía tomar una respiración profunda sin llevar agua a la boca, y con la lengua presionada contra su mandíbula, no podía tragar fácilmente.
La habitación se tambaleó, y tuvo que detenerse antes de perder el desayuno. Si vomitaba con la máscara ella podría ahogarse. Débilmente se dio cuenta de dónde estaba. Un vehículo. Un camión. Había pasado por un bache.
Sabía a dónde estaba llevándola. Pero si no podía liberarse, iba a perder la cabeza antes de llegar allí.
“El pajarito está despierto”, una chica habló, con un toque de acento nasal de Boston.
“Mmm.” Un hombre gruñó.
Paige sabía que la referencia a un ‘pájaro’ se debía a las plumas sueltas que sobresalían de su cuero cabelludo. Sus poderes habían venido con algunos cambios cosméticos extremadamente menores, convirtiendo su cabello en el amarillo brillante de un plátano o un pato bebé. Afectó todo el pelo de su cuerpo, incluso las pestañas, las cejas y los finos vellos de los brazos. Las plumas habían comenzado a crecer un año atrás, exactamente el mismo tono que su cabello, solo un puñado a la vez. Al principio, alarmada y avergonzada, ella las había cortado. Una vez que se dio cuenta de que no estaban ocurriendo más cambios, se relajó y las dejó crecer, incluso las exhibió.
Paige dirigió su atención a las dos personas en el vehículo con ella, contenta por la distracción a su creciente pánico. Tuvo que obligar a sus ojos a permanecer abiertos, por dolorosa que era la luz, esperando a que sus ojos se enfocaran. Sentada en el banco a su lado había una chica de su edad. La chica tenía un aspecto asiático en sus rasgos. Sus ojos, sin embargo, eran de un azul muy pálido, traicionando un poco de herencia occidental. La chica llevaba el mismo overol naranja que Paige, y cada parte de ella, excepto los hombros y la cabeza, estaba cubierta por la espuma blanca amarillenta. Su cabello lacio y negro estaba pegado al cuero cabelludo por la humedad.
El hombre se sentaba en el otro banco. Había más espuma alrededor de él que alrededor de Paige y la otra chica juntas. Para colmo, una jaula de barras de metal rodeaba la espuma, reforzando el aparejo. El hombre también era asiático, no menos de dos metros de altura. Los tatuajes se deslizaban por los lados de su cuello y detrás de sus orejas, en medio de su húmedo cabello negro; Llamas rojas y verdes, y la cabeza de lo que podría haber sido un lagarto o un dragón, dibujado en un estilo oriental. Tenía el ceño fruncido, los ojos ocultos en las sombras, ajeno al chorro interminable de roció que los aspersores en el techo del camión estaban generando.
“Oye, pajarito”, dijo la chica sentada frente a Paige. Ella estaba mirando a Paige como si esos ojos fríos pudieran mirar a través de ella. “Esto es lo que vamos a hacer. Te inclinas hacia la derecha lo más fuerte que puedes, luego te empujas hacia la izquierda en mi señal. Pero sigues mirando hacia la puerta de atrás, ¿de acuerdo?”
Paige miró a su derecha. La puerta trasera del camión parecía una puerta de bóveda. Ella rápidamente miró a la chica asiática. ¿Realmente quería darle la espalda a esta persona?
La chica pareció notar la vacilación de Paige. Ella bajó la voz hasta un siseo que hizo que la piel de Paige se estremeciera. “Hazlo. A menos que realmente quieras arriesgarte ante la posibilidad de que pueda encontrarte en la prisión, si no haces lo que te digo.”
Los ojos de Paige se ensancharon. Este era el tipo de persona con la que la iban a encerrar. Ella sacudió su cabeza.
“Bien, pequeño pajarito. Ahora inclínate hacia tu derecha, mira hacia la puerta.”
Paige lo hizo, forzando su cuerpo para moverse tan cerca de la puerta como pudo.
“¡Y de vuelta!”
Ella se movió hacia el otro lado, con los ojos todavía en la puerta. Algo pesado crujió contra la parte posterior de su cabeza. Trató de alejarse, sentarse derecha de nuevo, pero fue detenida cuando la máscara se enganchó en algo.
Cuando sintió un aliento caliente en la parte posterior de su cuello, supo lo que había enganchado. La otra chica se había agarrado a la correa de la máscara con los dientes. Hubo un tirón, luego la chica perdió el agarre, y las dos fueron empujadas hacia atrás a sus posiciones individuales por la gomosa espuma.
“Mierda”, gruñó la chica, “Otra vez.”
Tomó dos intentos más. En el primero, la correa se liberó de la hebilla. En el segundo, la chica agarró la máscara y tiró. Paige giró su cabeza en dirección a la chica para que la jaula parecida a un chupete en el interior de su boca pudiera liberarse.
Zarcillos de baba se extendieron desde su boca mientras estiraba su mandíbula y su lengua, tratando de tragar apropiadamente. Ella dejó escapar un pequeño gemido cuando la sensación regresó a las partes de su rostro que se habían vuelto entumecidas.
“Dos pweguntash,” balbuceó la chica asiática, sus dientes aun agarrando el cuero de la máscara entre ellos, “¿Túh pohwed?”
Paige tuvo que estirar su mandíbula y su boca un segundo antes de poder hablar, “¿Mi poder? Yo canto. Realmente bien.”
La chica asiática frunció el ceño, “¿Gé mash?”
“Yo... hago que la gente se sienta bien. Cuando toma impulso, puedo afectarlos, alterar sus emociones, hacerlos susceptibles a seguir instrucciones.”
La chica asintió con la cabeza, “¿Eh collah?”
Paige bajó la mirada hacia el collar de metal pesado alrededor de su cuello, “Está preparado para inyectar tranquilizantes en mi cuello si canto o alzo la voz.”
“Okah”, balbuceó la chica, "Toma lah mahcaga.”
“¿Por qué?”
“¡Tomagah!”
Paige asintió. Se apartaron la una de la otra, luego se balancearon, la chica le pasó la máscara. Ella la apretó entre sus dientes, sintiendo su mandíbula dolorida.
“Suelta eso y te invierto la piel”, dijo la chica, “Lung. Oye, ¿Lung? Despierta.”
El hombre sentado frente a ellas levantó un poco la cabeza y abrió los ojos. Tal vez. Paige no podía verlo.
“Sé que es difícil con las cosas que te inyectaron, pero necesito tu poder. Pajarito, inclínate hacia adelante, muéstrale la máscara.”
Paige hizo todo lo posible para empujarse hacia adelante contra la espuma que estaba en capas contra su pecho y su estómago, agarrando la correa en sus dientes, la máscara colgando debajo de su barbilla.
“Necesito que calientes el metal, Lung”, dijo la chica. “Jodidamente caliente.”
Lung negó con la cabeza. Cuando habló, no había acento de Boston en su voz. El acento que estaba allí hacia cortas sus palabras, claramente no era la voz de un hablante nativo de inglés. “El agua. Está demasiado mojado, demasiado frío. Y no puedo verlo bien. Mis ojos no han sanado por completo, y es difícil ver a través de este rocío. No me molestes con esto.”
“Inténtalo , miserable hijo de puta. Fracaso de líder. Es lo mínimo que puedes hacer, después de que una niña te pateo el culo, dos veces.”
“Basta, Bakuda.” Gruñó. Él golpeó su cabeza contra el metal de la pared del camión detrás de él, como para acentuar su declaración.
“¿Qué? No pude escuchar eso”, la chica, Bakuda, sonrió con una pizca de manía en su expresión, “¡Tu voz es demasiado aguda para mi rango de audición! ¡Patético... mestizo... eunuco!”
“¡Basta!” Rugió, golpeando de nuevo su cabeza contra la pared del camión. “¡Te mataré, Bakuda, por estos insultos! Te arrancaré el brazo de tu zócalo y lo meteré-”
“¡¿Enojado?!” lo interrumpió, prácticamente chillando, “¡Bien! ¡Úsalo! Calienta el puto metal. ¡La tira de metal alrededor de los bordes!”
Todavía jadeando por el esfuerzo de gritar, Lung dirigió su atención a la máscara. Paige hizo una mueca ante la explosión de calor en su cara, comenzó a alejarse, pero se detuvo cuando Bakuda habló.
“¡Concéntralo!” Gritó Bakuda, “¡Céntrate en los bordes!”
La radiación de calor cesó, pero Paige se dio cuenta de un olor fuerte y ahumado.
“¡Más caliente! ¡Tan caliente como puedas!”
El olor era demasiado fuerte, demasiado acre. Paige tosió un par de veces, con fuerza, pero no perdió el agarre de la máscara.
“¡Ahora, pajarito! ¡La misma maniobra que antes, pero no la sueltes!”
Paige asintió. Ella se inclinó, luego giró en dirección a Bakuda. Lo que siguió la sorprendió más que cuando Bakuda había mordido la correa de la máscara.
La chica asiática comenzó a atacar salvajemente el metal candente con sus dientes, cavando en él incluso cuando tenían que alejarse. Más suave con el calor, la fina tira de metal se liberó de la máscara misma. El metal que corría a lo largo de la correa cortó el labio de Paige cuando salió. Ella casi-casi-dejó caer la máscara, pero logró chasquear los dientes para atrapar la hebilla en los dientes antes de que pudiera caer al suelo.
Cuando la tira se soltó, Bakuda se echó hacia atrás y sacudió la cabeza a un lado, con fuerza, empalándose en el hombro con un extremo. Ella gritó, y la sangre salió de una de las quemaduras en su boca.
Paige miró a Lung. El hombre enorme no hizo nada, permaneciendo en silencio. Solo miró desapasionadamente cómo el pecho de Bakuda se agitaba con el esfuerzo y el dolor, con la cabeza colgando.
“¿Qué diablos estás haciendo?” Respiró Paige.
"Sin manos, tengo que buscarle la vuelta”, Bakuda jadeó, “De nuevo. Antes de que mi cuerpo se dé cuenta de lo mal que lo estoy lastimando.”
Paige asintió. Ella no estaba dispuesta a discutir con el supervillano que amenazaba con darle vuelta la piel.
Los siguientes intentos no fueron más bonitos ni más fáciles. La segunda tira larga de metal fue liberada y Bakuda también la empaló en su hombro. Las rejillas de metal de las partes exteriores e interiores de la máscara estaban próximas a ser liberadas. A Paige solo le quedaba la parte de cuero de la máscara, las correas y la cubierta que le cubría la boca y la nariz. Al ver a Bakuda equilibrar con cuidado las rejillas de metal en su hombro libre, contra la espuma pegajosa para que no se resbalen, Paige hizo lo mismo con el cuero de la máscara.
“¿Qué hiciste para ser enviada aquí?” Preguntó Paige.
“Lo último que escuché, antes de que perdiéramos el poder en nuestro vecindario, era que el recuento de cadáveres era casi de cincuenta.”
“¿Mataste a cincuenta personas?”
Bakuda sonrió, y no era bonita, con sus labios tan devastados como estaban. “Lastime más, también. Y hubo quienes sufrieron daños cerebrales, uno o dos pudieron haberse vuelto locos homicidas, y sé que un montón fueron congelados en el tiempo por cien años más o menos... se vuelve borroso. El momento cumbre fue la bomba.”
“¿Bomba?” Preguntó Paige, sus ojos se abrieron de par en par.
“Bomba. Dijeron que era tan poderosa como una bomba atómica. Idiotas. Ni siquiera entendían la tecnología detrás de ella. Incultos. Claro, era más o menos igual de poderosa, pero ese ni siquiera era el daño real. Lo más increíble hubiera sido la onda electromagnética que generaba. Borraría cada disco duro, freiría cada placa de circuito para cada pieza de maquinaria en una quinta parte de América. ¿Los efectos de eso? Hubiera sido peor que cualquier bomba atómica.”
Incapaz de siquiera pensar en eso, Paige miró a Lung. “¿Y él?”
“¿Lung? Él es quien me dijo que lo hiciera. El hombre a cargo, es él.”
La cabeza de Lung se movió fraccionalmente, pero con las sombras bajo su frente, Paige no podía decir si él estaba mirando.
“¿Tú?” Bakuda le preguntó a Paige. “¿Qué hiciste para ser enviada aquí?”
“Le dije a mi ex que se fuera a la mierda.”[2]
Hubo una pausa, luego Bakuda comenzó a cacarear. “¿Qué?”
“Es complicado”, Paige miró hacia otro lado y hacia abajo.
“Tienes que explicar, pajarito.”
“Me llamo Paige. Mi nombre artístico era Canary.”
“Ooooh”, habló Bakuda, todavía cacareando un poco mientras agarraba una de las tiras de metal que le atravesaba el hombro y la liberaba. Sosteniéndola entre sus dientes, ella dijo, “Esho no esh bueno. ¿Llamahte Canary en prishion?” [3]
“No tenía la intención de ir a prisión.”
“¿Quiéh la tiede?”
“Quiero decir, ni siquiera soy un supervillano. Mi poder, me hace una cantante fantástica. Ganaba mucho dinero haciéndolo, se hablaba de ofertas discográficas, nos movíamos a escenarios más grandes y mis shows seguían agotando entradas... todo era perfecto.”
Bakuda dejó que la tira bajará de sus dientes hasta que colgaba, luego la maniobró con cuidado hasta que se aferró al extremo izquierdo de la misma. Se inclinó hacia atrás, con la cabeza mirando hacia el techo, mientras deslizaba la otra tira de metal, la que estaba empalada en su hombro, dentro de su boca, así que estaba sosteniendo un extremo de cada tira en su boca. Haciendo una pausa, ella preguntó: “¿Qué pasho?”
Paige negó con la cabeza. Era el testimonio que ella nunca había podido decir en voz alta, en su juicio. “Acababa de terminar mi espectáculo más grande hasta ahora. Dos horas en el escenario, un gran éxito, a la multitud le encantó todo. Hice el cierra y fui al backstage para descansar, tomar un trago y encontré a mi ex. Me dijo que, como él fue quien me empujó a salir al escenario en primer lugar, merecía crédito. Quería la mitad del dinero.” Ella se rió un poco, “Ridículo. Como si sé supusiera que fuera a ignorar el hecho de que me engañó y me dijo que nunca lo lograría de verdad cuando se fue.”
Bakuda asintió. Se apartó de las tiras, donde había logrado atarlas con la apariencia de un nudo. Usó sus dientes para doblar las tiras ahora unidas en forma de L. Con el extremo que no estaba empalado en su hombro ahora en una posición frente a ella, cerró la boca sobre él.
“Nosotros discutimos. Luego le dije que se fuera a la mierda. Se fue, y no lo pensé ni un segundo... hasta que la policía apareció en mi puerta.”
Bakuda apartó su boca del final de la tira. Ella lo había doblado en forma de 'v' suelta. Ella frunció el ceño y luego miró a Paige, “¿Y?”
"Y lo había hecho. S- Supongo que todavía estaba energizada con mi actuación, y los efectos de mi poder todavía estaban potenciando mi voz, o él estaba en la audiencia y se vio muy afectado. Entonces, cuando le dije que se fuera a la mierda, él, um, lo hizo. O lo intentó, y cuando descubrió que no era físicamente posible, se lastimó hasta que...” Paige cerró los ojos por un momento. “Um. No entraré en los detalles.”
“Mmmm, leh pasha por idiota. Oo 'oo” Bakuda alzó las cejas, todavía trabajando la tira de metal dentro de su boca. Se apartó, verificó que el extremo estaba en forma de ‘o’, y luego se agarró las tiras con los dientes para sacarse la cosa de su hombro con un gruñido. Puso el extremo que acababa de retocar contra el banco y deslizó su boca a lo largo del metal, para poder agarrarla del otro lado.
Tomándola con los dientes, volvió su atención a la pared del camión entre ella y Paige. Había cerraduras colocadas a intervalos regulares contra la pared, destinadas a asegurar la cadena de esposas estándar en su lugar, para aquellos que no se rocían con espuma. Ella comenzó a pasar la correa de metal a través del lazo de la cerradura. Las gotas de sudor se mezclaron con el agua que corría por su rostro mientras trabajaba.
El nudo que une las dos correas se atascó en el agujero. Bakuda empujó un poco más fuerte, y lo colocó firmemente en su lugar. La curva en L del metal colocó el asa cerrada de metal en forma de ‘o’ cerca del hombro de Paige.
“¿Alguna posibilidad de que Oni aparezca?” Preguntó Bakuda a Lung.
“Me sorprendería”, retumbó su respuesta.
Ella agarró una de las rejillas de metal en su boca y comenzó a trabajar con sus dientes. Era una sola pieza delgada de metal, doblada y tejida como una malla de eslabones, aunque con una malla más apretada. Ahora que las tiras de metal ya no lo sujetaban con seguridad, Bakuda podía comenzar a desenrollarlo y enderezarlo.
Cuando estuvo casi completamente desenrollado, ella ajustó su mordida y apretó la segunda masa de alambre, la que había estado en la boca de Paige, en sus mandíbulas, amontonándola en un desastre cilíndrico de unos cuatro centímetros de largo y una pulgada de ancho. Todavía mordiéndola, giró su cabeza para que el cable de un metro y medio de longitud apuntara a Lung, a menos de un metro de su rostro. Todavía con la boca alrededor de la maraña de alambre, murmuró: “Necesito punta caliente.”
Lung gruñó, pero hizo lo que le pedía. Cuando la punta estuvo al rojo vivo, Bakuda ajustó rápidamente su agarre, soltando y mordiendo otra vez hasta que la punta estuvo cerca de su boca. Con los labios hacia atrás, ella lo mordió.
“¿Cómo puedes hacer eso?” Paige preguntó: “¿No duele?”
“Ovioh ge duere, eshtupidah”, gruñó Bakuda. Se apartó, lo colocó de manera que el mango quedara contra el banco, con la longitud del alambre pegado a su hombro, y examinó su obra. “Pero el esmalte de los dientes es más duro de lo que piensas.” Escupió una gota de sangre en el piso del camión, luego mordió dos veces más, haciendo una pausa entre las mordidas para girar la longitud del metal con sus dientes, labios y lengua.
Cuando extendió la longitud del cable en dirección a Paige, deslizándolo a través del extremo en forma de ‘o’ de la banda de metal, Paige se dio cuenta de lo que Bakuda había pasado tanto tiempo armando. Ni siquiera necesitó que se le pidiera que se inclinara contra las correas de espuma y levantara el cuello hacia un lado, para poner su collar al alcance del extra largo destornillador improvisado. La tira de metal con el lazo en el extremo servía para sostener la parte más cercana a Paige, por lo que Bakuda podía dirigirla más fácilmente.
No fue un trabajo rápido. Bakuda tuvo que usar los dientes, la mandíbula y un giro de su cabeza para girar el destornillador, y era una tarea ardua recuperarlo si perdía el control sobre él. Diez largos minutos de silencio y gruñidos solo fueron interrumpidos por el sonido de dos tornillos cayendo al banco de metal, antes de que Bakuda se detuviera a descansar y aliviar su mandíbula.
“No podrás hacerla nada a mi collar sin activarlo”, dijo Paige.
“Perra tonta”, murmuró Bakuda, sacando su labio inferior y mirando hacia abajo como si pudiera investigar el grado de daño en sus propios labios. “Soy una experta en bombas. Entiendo detonadores y catalizadores en el mismo nivel fundamental que entiendes caminar y respirar. Puedo visualizar cosas mecánicas de una manera que no podrías con cinco títulos universitarios y cien años. Insúltame así de nuevo y estás muerta.”
Como empujada a probarse a sí misma, agarró el destornillador con los dientes otra vez y se puso a trabajar de nuevo. Arrancó un panel y se reanudó el desenroscado, más profundo en el collar.
Paige dudó en volver a hablar, sabiendo lo fácil que era provocar a la chica, pero el silencio era aplastante. “Supongo que tenemos suerte de que sea un viaje largo, desde Boston a Columbia Británica.”
“Estuviste dormida un tiempo,” Bakuda se apartó del destornillador, hablando en voz baja, como para sí misma. “No tenemos tanto como piensas.”
Paige sintió que algo se liberaba del pesado collar que llevaba al cuello, vio que Bakuda inclinaba el destornillador hacia arriba y deslizaba un tubo de vidrio con algo brillante dentro de la barra de metal. Luego de unos minutos, otra pieza de maquinaria se unió al tubo de vidrio, como si fuera un pincho de alta tecnología.
“Trágico”, habló Bakuda, en su próximo descanso. “Este es un trabajo hermoso. No el ensamblado, eso es una mierda. Es obvio que el Artesano que diseñó esto tenía la intención de que fuera armado por tarados. No tendría tornillos y esas mierdas de lo contrario. Pero la forma en que está diseñado, la forma en que todo encaja... hace que una científica se sienta orgullosa. Odio despedazarlo.”
Paige asintió. Ella no sabía lo suficiente sobre ese tipo de cosas para arriesgarse a comentar. Por aterradora como era esta situación, por curiosa que fuera, sentía el efecto persistente del tranquilizante en su sistema, un aburrimiento abrumador.
Ella cerró los ojos.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:44 master_x_2k Enredo V

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredi V

Mis piernas se abrazaron a los lados del cuerpo de Judas. Podía sentir su respiración debajo de mí, la expansión de su cuerpo mientras sus pulmones se llenaban, luego se vaciaba. Soltó un bufido e hizo vapor en el aire fresco de la noche.
Dio un paso adelante, solo un poco, y pude vislumbrar el mundo debajo de nosotros. Treinta y dos pisos más abajo, los automóviles en la calle solo eran visibles por los puntos amarillos y rojos de sus faros y luces traseras. Sentí que Tattletale me agarraba más fuerte, desde donde estaba sentada detrás de mí. La pata delantera de Judas descansaba sobre la barandilla de piedra del tejado, y la apretó con fuerza suficiente como para que las puntas de sus uñas se clavaran en el cemento.
Subir hasta aquí había sido bastante fácil: Tattletale había roto la puerta de acceso de los empleados y habíamos llevado el ascensor de suministros hasta el techo. ¿Alguien había sido alertado de nuestra presencia? ¿Nos había visto una cámara? Difícil de decir. Pero el tiempo era corto, y ya habíamos perdido suficiente tiempo esperando que los perros terminaran de crecer. En el momento en que Perra los considere listos, nos moveríamos.
Este plan había sido aterrador cuando solo hablamos de él. ¿En verdad estar a punto de hacerlo? Diez veces peor.
Todavía había tiempo de pensar en una razón para echarse atrás.
El silbido de Perra, uno de esos que te hace estremecer cuando los oyes a treinta metros de distancia, atravesó el zumbido tenue y ambiental de la ciudad que está debajo de nosotros.
Última oportunidad, Taylor.
Un segundo después, Brutus, con Perra y Grue a montados sobre su espalda, pisó el borde del tejado. Judas se adelantó y siguió.
Al caer desde una altura así, no puedes gritar. El viento te quita tu voz. Si tienes algo a lo que aferrarte, te aferras a eso como por tu vida y rezas, incluso si no eres del tipo que reza. Mis manos agarraban ganchos de hueso a cada lado del cuello de Judas con tanta fuerza que pensé que podría romper el hueso o mis manos.
Tres pisos más abajo del techo, había un patio. Mientras Perra silbaba y señalaba desde su posición debajo de nosotros, Judas pateó la pared justo detrás de nosotros, empujando y alejándose del edificio. Mi corazón se elevó en mi garganta y se quedó allí cuando vi el borde del patio debajo de nosotros, seguramente fuera de nuestro alcance. ¿Había saltado demasiado pronto? La próxima oportunidad que tendríamos de tocar una superficie sería cuando nos desparramemos violentamente contra la carretera.
Sus instintos parecían mejores que los míos. Sus garras delanteras se extendieron y se aferraron al borde del patio. Cada músculo de mi cuerpo se tensó en mi esfuerzo por no ser arrojada de él cuando nos detuvimos, incluso con su poderoso cuerpo absorbiendo lo peor de la caída. Se agarró a la cornisa, luego empujó contra ella mientras apalancaba sus patas traseras en su lugar. Con cada músculo de su cuerpo, parecía, saltó. No hacia abajo, esta vez, sino fuera.
El tiempo pareció detenerse cuando dejamos el edificio atrás. Lo único debajo de nosotros era la calle, veintinueve pisos más abajo. El viento soplaba por mi cabello con un doloroso frío punzante. Habíamos cruzado el punto en que podíamos dar vuelta atrás, era ganar o morir de aquí en adelante. Eso hizo que fuera inquietantemente fácil dejar de lado todas las dudas y vacilaciones y prepararme para lo que venía después.
La Galería Forsberg tenía veintiséis pisos de altura y era uno de los edificios más reconocibles que se podía encontrar en el centro de la ciudad. Si recuerdo bien, fue diseñado por estudiantes de arquitectura en la universidad hace unos años. No era realmente una fan del diseño, que se parecía a las últimas etapas de un juego de Jenga, con cada sección formada en vidrio templado con barras de acero y vigas que proporcionan el esqueleto base. Todo estaba iluminado por luces que cambiaban según la hora de la noche.
En el gris azulado de la noche, la torre era rosada y anaranjada, haciéndose eco de la puesta de sol que había terminado hacía apenas una hora. Cuando el salto nos llevó por encima, un foco de color rosa consumió mi visión.
Mis lentes absorbieron lo peor del resplandor, y un segundo después, pude ver lo que estaba sucediendo de nuevo. Brutus, a unos cuantos metros de nosotros, se estrelló contra el cristal del techo, provocando grietas que lo atravesaron en forma de telaraña. Grue prácticamente rebotó desde donde se sentaba en la espalda de Brutus, perdiendo su asiento, golpeó el cristal del techo con su hombro, y comenzó a deslizarse. Apenas había tracción, ni siquiera en la viga de acero que separaba los enormes paneles de vidrio, y lo único al final de esa caída sería una caída muy larga.
Extendió la mano y agarró el extremo de la cola de Brutus, poniéndose en pie en el mismo momento en que Judas, Tattletale y yo chocamos contra el cristal a su derecha.
El daño que Brutus había causado en el momento del impacto fue suficiente para garantizar que pudiéramos atravesar la ventana en lugar de simplemente quebrarla. Hubo un momento en el que se podía escuchar el sonido del metal en tensión, seguido por el sonido de un montón de vidrios rotos.
Juntos, todos caímos en el centro del último piso de la Galería Forsberg, unidos por un chaparrón de fragmentos de vidrio. Grue aterrizó sobre sus pies y se tambaleó hacia atrás cuando Brutus aterrizó justo en frente de él. A nuestro alrededor, había personas con vestidos elegantes y uniformes. Trajes, vestidos... traje de capa. La gente corría gritando y buscando donde cubrirse. Los héroes dieron un paso adelante, algunos tratando de comprender la situación en medio del caos, otros poniéndose entre nosotros y los civiles.
Una cuestión de latidos después de tocar tierra, Regent y Angelica se sumergieron en la habitación, aterrizando justo detrás de nosotros. Regent perdió su asiento cuando Angelica aterrizó, pero se las arregló para rodar cuando él golpeó el suelo, poniéndose en cuclillas mientras se detenía. Casi logró que pareciera intencional. Angelica se acercó al lado de Perra, vistiendo el mismo arnés que le dimos en el asalto al banco, pero con dos grandes cajas de cartón atadas a sus costados, en lugar de bolsas.
Me sentí extrañamente calmada mientras mis ojos recorrían la habitación. El Protectorado estaba reunido alrededor del escenario en la parte posterior de la sala. Armsmaster, Miss Militia, Assault, Battery, Velocity y Triumph. Dauntless estaba ausente.
No muy lejos estaba la "mesa de los niños" con algunos de los héroes del momento. Clockblocker, Vista, Gallant y Shadow Stalker, siendo interrumpidos en su socialización con los niños ricos, los actores adolescentes y los hijos e hijas de las figuras locales. ¿La rubia platinada con el vestido de noche blanco que me estaba mirando feo? Esa sería Glory Girl, sin traje.
De pie frente a la sala, levantando sus armas en nuestra dirección, estaba un escuadrón de ERP en servicio. Sus uniformes muy reconocibles eran malla de cadena reforzada con kevlar, coronados con cascos sin rostro. El único medio que tenías para identificarlos eran los números de placa impresos en sus chalecos con números blancos gruesos. Cuatro de los cinco tenían lo que parecían lanzallamas. Todavía no estaban disparando, no podían. Estaban cargando lo mejor en armamento no letal, pero había ancianos y niños en la multitud, y según Tattletale, eso significaba que tenían prohibido abrir fuego contra nosotros por el momento.
Los civiles... hombres y mujeres con sus mejores ropas y joyas. Una combinación de las personas más ricas y poderosas de la ciudad, sus invitados y aquellos dispuestos a pagar los precios exorbitantes por las entradas. Los boletos empezaron a doscientos treinta dólares y habían trepado abruptamente a medida que los compraban. Inicialmente, consideramos asistir como invitados, para un plan de ataque, antes de decidir que era demasiado peligroso arriesgarnos a que nuestras identidades secretas fueran captadas por una cámara, o que algo saliera mal mientras intentábamos contrabandear nuestros equipos, disfraces y perros dentro. Una vez que decidimos eso, dejamos de verificar el costo de las entradas, que llegaron a los cuatrocientos dólares por persona. Los invitados podían usar treinta dólares del precio del boleto para pujar en una subasta, pero aún así era bastante exorbitante.
Reconocí al alcalde, la primera vez que lo había visto en persona. Hubo un tipo que podría haber sido un actor poco conocido, pensé que lo reconocí también. El resto solo eran personas, tal vez un poco mejor aspecto que la norma, un poco mejor vestida.
Y Emma.
Podría haberme reído. Ella estaba allí de pie en medio de la multitud con sus padres y su hermana mayor, con aspecto asustado y un pequeño vestido azul cielo y sandalias azules. Su padre era un abogado de divorcios de alto perfil. Supuse que era posible que hubiera trabajado para alguien famoso o lo suficientemente poderoso como para que su familia no hubiera necesitado una invitación o boletos caros para entrar.
De alguna manera apestaba, sabiendo que estaba a punto de darle una historia increíble para compartir con el resto de la escuela cuando terminara su suspensión. Realmente, en serio esperaba que no fuera una historia como "estos villanos idiotas intentaron una estupidez que avergonzaría hasta a Über y a Leet, y los arrestaron en cuestión de segundos.”
Tattletale se rió, con nerviosismo, “¡Mierda! ¡No haré eso de nuevo! Jodidamente intenso... " Su voz se apagó cuando Grue ennegreció a la multitud, dejando solo el lugar donde estábamos y los mismos bordes de la habitación libres de la oscuridad. Ella le lanzó una mirada asesina.
“¡Perra, Regent, adelante!” Él gritó, mientras caminaba, agarró mi mano y prácticamente me sacó de un tirón de donde estaba sentada en la espalda de Judas. Tattletale saltó hacia abajo, siguiendo un paso o dos detrás de nosotros.
Los tres corrimos hacia el frente de la habitación, mientras Perra silbaba por sus perros y corría hacia la parte trasera. Sentí cuando Regent desenganchó las dos cajas que estaban atadas a Angelica. Las cajas eran pesadas y golpearon el suelo con fuerza, rompiéndose en las costuras. Mejor de lo que esperaba. Hice que salieran mis bichos de la parte superior de la caja y de los lados divididos, y los ordené entre la multitud.
Si un poco más de los mordedores y picadores se dirigían en la dirección general de Emma, ​​no se debía a una elección consciente de mi parte.
Si todo iba según lo planeado, Perra, Regent y los perros podrían retrasar o detener a cualquiera que se aventurara más allá de la nube de la oscuridad. Todo lo demás, nuestro éxito o nuestro arresto humillante, dependía de Grue, Tattletale y yo.
Mis bichos llegaron al frente de la sala unos segundos antes que nosotros. Pude sentir sus ubicaciones, y esto a su vez me dio la capacidad de identificar dónde estaban las personas, las paredes, la puerta y los muebles.
Me estaba moviendo con mi cuchillo desenvainado incluso antes de que Grue desapareciera algo de su oscuridad para revelar una parte del escuadrón ERP que estaba estacionado en la entrada. Mientras la nube de negro se disipaba en volutas de humo, me estaba acercando a uno de los miembros del equipo, sacando mi cuchillo contra la manguera que se extendía entre el dispositivo parecido a un lanzallamas que sostenía en sus manos y el tanque en su espalda. No se cortó inmediatamente, lo que me obligó a intentarlo por segunda vez. Cuando el cuchillo cortó el material de la manguera, el miembro del equipo de PRT se dio cuenta de mí y me golpeó la cara con el codo. Mi máscara recibió lo peor del golpe, pero ser golpeada en la cara por un hombre adulto no es divertido con ninguna cantidad de protección.
Caí hacia atrás a través de la puerta incluso cuando el tanque comenzó a vaciar su contenido en el suelo. Era de un blanco amarillento, y cuando se derramó en el suelo, se expandió como crema de afeitar. El tanque probablemente tenía cerca de doce litros, lo que significaba una gran cantidad de espuma.
Grue aprovechó todo su peso para patear en el pecho a uno de los miembros del escuadrón contra la espuma, y ​​luego golpeó la palma de la mano contra la barbilla del siguiente tipo. Cuando el hombre se tambaleó, Grue agarró el tanque en su espalda y se lo puso sobre su cabeza. Esto no solo hizo que el hombre perdiera el equilibrio, sino que el peso del tanque lo mantuvo así. Grue, con las manos todavía en el tanque, tiró del casco del miembro del escuadrón hacia abajo al mismo tiempo que levantó la rodilla. El panel del casco se rompió, y el hombre ni siquiera tuvo el reflejo de levantar las manos para suavizar la caída antes de golpear el suelo.
Un cuarto miembro de la brigada salió de la oscuridad, y Tattletale se apoderó de la boquilla del arma del hombre, forzándola a un lado antes de que pudiera abrir fuego. Me puse de pie para ayudarla. Mientras Tattletale comenzó a perder el forcejeo por el arma, salté sobre la pila de espuma que aún se expandía, y luego me lancé por lo bajo para golpearle las piernas y hacerle perder el equilibrio. Cayó, fuerte, y Tattletale le arrancó el arma de las manos. Cuando él se puso de pie, ella apretó el gatillo y lo roció en la cara. Grue desvaneció suficiente oscuridad para revelar al último miembro del equipo, y Tattletale lo enterró bajo una explosión de espuma.
Había visto un especial del Discovery Channel sobre esta cosa. El EPR, el Equipo de Respuesta Parahumana, estaba equipado con armamento no letal diseñado por Artesanos para someter a los supervillanos. Esta espuma de contención era equipo reglamentario. Se eyectaba como un líquido, luego se expandía en una espuma pegajosa con algunas propiedades útiles. Era flexible y poroso cuando estaba completamente expandido, para que pudieras respirar mientras estabas dentro de él, por lo menos el tiempo suficiente para que lleguen los equipos de rescate con un agente disolvente. También era resistente a los impactos, por lo que los escuadrones de EPR podían cubrir el suelo con él para salvar a las personas que caían o evitar que los pesos pesados hicieran mucho daño.
Por la forma en que se expandía, podrías cubrir casi a cualquier villano, menos los más fuertes, y los incapacitaría. Debido a la forma en que te negaba el movimiento y era resistente a los impactos y al desgarro, incluso personas como Lung tendrían problemas para liberarse. Rematándolo todo, era resistente a las altas temperaturas y era un fuerte aislante, por lo que servía para manejar a los pirokinéticos y aquellos con poderes electromagnéticos.
Mientras el miembro del ERP luchaba inútilmente por quitarse el casco cubierto con espuma, le quité el tanque y ayudé a Tattletale a ponérselo. Grue ya tenía el suyo, y estaba obteniendo un tercero de uno de los miembros del equipo ERP capturados con espuma para mí.
Era pesado, y casi no podía soportar el peso. En lugar de tambalearme, me agaché y dejé que la base del tanque descansara contra el suelo.
Grue señaló a nuestra izquierda, y apuntamos. Un segundo más tarde, hizo que la oscuridad se disipara, mostrando la mesa del buffet rodeada por los varios Custodios y Glory Girl volando a unos pocos pies sobre el suelo. Estaban aplastando a los bichos que se arrastraban sobre ellos, pero no estaban tan distraídos para no notar la repentina aparición de la luz, o de nosotros.
“¡Glory Hole!” Tattletale insultó a la heroína, antes de abrir fuego contra ella. Grue dirigió un chorro contra Clockblocker, a la izquierda, así que volví mi atención a la persona en el extremo derecho del grupo. Shadow Stalker.
Lo admito, tenía una razón que me irritara, ya que ella escribió una nota para el padre de Emma, ​​dándole combustible para ese maldito cargo de asalto. Fue con cierta satisfacción que le descargué una corriente de espuma.
La corriente fue al blanco, pero no pareció importarle mucho mientras evadía a un lado. Le di en el pecho con otro chorro, haciéndola tambalearse un poco, pero no se cayó ni se vio atrapada en la cosa como los demás. En vez de eso, se agachó un poco, su capa ondulándose, y luego rodó hacia un lado, preparando su ballesta cuando sus pies tocaron el suelo y ella empezó a correr a toda velocidad.
Fuera eso un dardo tranquilizante o una flecha real, estaba jodida si ella me daba.
Esparcí la corriente, con el objetivo de atraparla un poco y disminuir su velocidad o arruinar su puntería. Pisó un poco de espuma y se tropezó un poco. Tattletale agregó su poder de fuego al mío, y con nuestras corrientes combinadas, Shadow Stalker cayó. Nos tomamos un segundo para enterrarla bajo la espuma, y ​​Grue le agregó algo de oscuridad.
“¡Siguiente!” Grue gritó, señalando. Arrastré el tanque pesado del suelo y me acerqué a nuestro próximo objetivo antes de volver a bajarlo y apuntar.
Esta vez, moví deliberadamente una serie de bichos al área para distracción extra. La oscuridad se disipó, y esta vez era el Protectorado, la mitad de ellos. Battery, Assault y Triumph.
Battery ya estaba cargada cuando Grue disipó la sombra impenetrable que los había cubierto, y se movió como un borrón tan pronto como pudo ver a dónde iba. Sin embargo, ella no salió corriendo hacia nosotros. En cambio, ella saltó hacia un lado, pateó a Assault en el medio del pecho con ambos pies, y luego se alejó en la dirección opuesta.
Assault era un manipulador de energía cinética, y podía controlar las energías del movimiento, la aceleración y el movimiento de forma muy similar a como otros héroes podrían manipular la llama o la electricidad. Usó la energía de la patada de Battery para lanzarse como un cohete hacia nosotros, mientras Battery se movía para flanquear.
Grue dirigió una corriente directamente hacia Asalto, pero el primer segundo espuma pareció deslizarse del hombre. Comenzó a asentarse después de eso, pero los efectos retrasados ​​le dieron a Assault el tiempo justo para golpear a Grue y enviarlo volando contra la pared junto a los Custodios. Después de eso, la expansión de la espuma le impidió avanzar mucho más.
Tattletale y yo enfocamos nuestro fuego en Battery. La mujer se agachó y esquivó el camino de nuestras corrientes, moviéndose demasiado rápido para seguir de manera confiable con nuestros ojos. Pareció tropezar con una mesa de cóctel, una de esas redondas lo suficientemente grandes como para que cuatro personas pudieran pararse alrededor, pero cualquier torpeza de su parte era una ilusión. Un latido más tarde, ella tenía la mesa en sus manos y giró en un círculo completo.
Tiró la mesa como un frisbee de gran tamaño, y empujé a Tattletale en una dirección mientras me arrojaba en la otra. El borde de la mesa le dio a arma en las manos de Tattletale y la tiró de su agarre con la fuerza suficiente para hacer que Tattletale ruede mientras golpea el suelo.
Lo cual me dejó solo a mí en pie, contra Triumph y Battery. Armsmaster, Miss Militia y Velocity estaban por ningún lado. Podría haber usado mis bichos para sentirlos en la oscuridad, pero tenía asuntos más urgentes en los que concentrarme.
Battery se estaba cargando de nuevo, aprovechando que estábamos desequilibrados para acumular una reserva de energía de nuevo. Diablos, ella probablemente había construido todo su estilo de lucha alrededor de eso. Pude ver las líneas normalmente azul cobalto de su traje brillando en un brillante azul-blanco eléctrico. Concentré mi atención en ella, atrayendo cada bicho en el área inmediata hacia ella mientras trataba de orientarme para abrir fuego otra vez. Avispas, mosquitos y escarabajos se posaron en ella, mordiendo y picando.
Por solo una fracción de segundo, vi el brillo de las líneas de su traje atenuarse, antes de encender de nuevo. Ella necesitaba concentrarse, al parecer, y mis bichos habían servido para distraerla. Cuando me puse de pie y abrí fuego, ella fue un paso demasiado lento para salir del camino de la corriente. La atrapé bajo el rocío y comencé a amontonar espuma encima de ella.
Una onda de choque me golpeó. Me tumbaron por segunda vez en cuestión de segundos y me quedaron los oídos zumbando.
Triumph tenía una temática de gladiador / león para su traje, con un casco de león dorado, hombreras y cinturón, y traje ceñido en el resto. Había logrado arrancar suficientes bichos de su cara para usar su grito sónico. Era uno de esos muchachos que era grande, musculoso y lo suficientemente fuerte como para no querer pelear con él incluso si no tuviera ese otro poder, y su otro poder era uno que le permitía perforar agujeros en el concreto.
Grue apuntó y disparó una corriente hacia él, pero Triumph fue sorprendentemente rápido al apartarse del camino. Cuando Grue reorientó su objetivo, Triumph pateó una mesa de cóctel y la agarró con una mano para usarla como escudo contra la espuma. Intenté alejarme para atacarlo desde otra dirección, pero él abrió la boca y soltó otra onda expansiva que me hizo resbalar por el suelo, peligrosamente cerca de las pilas de espuma que habían atrapado a los Custodios. Cuando intenté elevar mi boquilla en su dirección para rociarle con más espuma de contención, mi visión se distorsionó y vi doble, y un gemido agudo amenazó con ahogar todo lo demás. Bajé el arma, envié más bichos en su dirección y me concentré en recuperar mis sentidos.
“¡Aquí!” Grue gritó. Él levantó su mano. Triumph inhaló, preparándose para otra ráfaga-
Y Brutus corrió por el corredor que Grue había creado en la oscuridad para golpear a Triumph como un toro a la carga.
Tal vez un poco más duro de lo que yo habría golpeado al hombre, si hubiera sido el monstruo del tamaño de un humvee tomando la decisión. Aun así, no puedes culpar a un perro por no saberlo.
Justo a mi izquierda, Shadow Stalker liberó la parte superior de su cuerpo de la espuma y comenzó el lento proceso de liberar su ballesta. Normalmente no es posible, pero su capacidad para entrar en un estado de sombra aparentemente la hizo más resbaladiza que la mayoría.
“No”, le gruñí. “Quédate abajo.” La enterré bajo más espuma.
Me puse de pie, me tambaleé, me enderecé, tambaleé un poco más y luego trabajé en mantener el equilibrio.
“¡Skitter!” Rugió Grue, “¡Muévete!”
No perdí tiempo en arrojarme al suelo. Por el rabillo del ojo, solo vi una mancha azul y plateada donde había estado parada.
Tuve que dejarme caer sobre mi espalda para ver a Armsmaster parado a dos metros de mí, nivelando la hoja de su alabarda en mi dirección. La plata de su visor dejaba muy poco de su expresión visible. Todo lo que podía ver era la delgada y dura línea de su boca.
“Lo siento”, murmuré, lo suficientemente despacio como para estar segura de que Tattletale y Grue no lo escucharían. Apunté con el rociador de espuma.
En un instante, agitó su arma para que el extremo del mango quedara frente a mí. Hubo un sonido amortiguado de ‘whump’, y sentí algo así como una ola de aire intensamente caliente que hizo que todos los pelos de mis brazos, piernas y la parte posterior de mi cuello se erizaran. Me di cuenta de que el gatillo del rociador de espuma de contención estaba hundido y nada salía del extremo del arma. Lo intenté de nuevo. Nada.
Eso sería un pulso electromagnético arruinando la maquinaria. Mierda.
Antes de que pudiera organizar mis pensamientos y advertir a Grue y Tattletale, Armsmaster giró el arma en sus manos como verías a los cadetes militares haciéndolo con sus armas durante una marcha. Mientras giraba a su alrededor, escuché el sonido ‘whump’ dos veces en rápida sucesión.
De alguna manera, dudaba que hubiera fallado.
“Llama a tu mutante”, dijo, con ese tipo de voz que la gente obedecía. “Te lo prometo, solo se lastimaría si me ataca, y prefiero no someter a un animal a eso, cuando el amo es el culpable.”
“¡Perra!” Gritó Grue, “Dile que se detenga. Él tiene razón.”
Desde un punto que no pude ver, Perra silbó. Brutus retrocedió por el pasillo que Grue había hecho para reunirse con ella.
“Te estabas moviendo como si pudieras ver en mi oscuridad”, Grue habló, con una nota de cautela en su voz resonante.
“He estudiado tus poderes”, nos dijo Armsmaster, golpeando con la culata de su arma en el suelo. Cada bicho a menos de cinco metros de él cayó del cielo, muerto. “Esto terminó desde el momento en que entraron en la habitación.”
Miss Militia salió de la oscuridad junto al escenario, con lo que parecía una ametralladora en sus manos, Regent como su rehén. Él no tenía su cetro.
Mierda.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.10.21 05:24 Rogged12 La Barda - por. A.A.G

Mi padre es mi héroe, cada vez que lo veo me siento orgulloso de él, es tan fuerte y astuto , yo lo amo por eso. Hoy nos avisó a mi madre y a mi que nos llevaría a un picnic en un parque nuevo cerca del rio que cruzaba la cuidad, estaba tan emocionado , no solo porque me gusta ir a los parques, si no porque estaría con el y mi madre juntos, ya que hace unos días que discuten por que mi padre llega muy tarde de su trabajo y casi nunca está con nosotros. En fin yo estaba tan feliz de poder estar con las dos personas que más amo, pero con mi padre más ya que el es mi héroe. Nos preparamos y llevamos un par de emparedados con jamón y queso y algo de aceitunas, a mi no me gustan tanto pero tratare de probar una , igual nos llevamos un par de golosinas y mis padres llevaron un vino para ellos, aunque tal vez me dejen probar un sorbo . Me puse un pantalón y dos camisas ya que generalmente me gusta usar dos de distintos colores.. y claro también un gorro , siempre me han encantado. Me preparé en el auto, en el asiento de atrás y mis padres adelante, como siempre. Mis padres hablaban entre ellos, con un tono alegre, vaya por fin están felices de nuevo, este es el mejor día de mi vida. Mi padre no conducía rápido, le gustaba sentir el aire tranquilo con las ventanas abiertas, y claro a mi igual . Yo observaba todos los edificios y las personas que pasábamos, me divertía en mis pensamientos y el paisaje al mismo tiempo, aunque no podía esperar el llegar para poder jugar y correr en un parque , vaya eso me agradaba tanto, aunque no hago amigos muy fácilmente ya que soy muy tímido con personas que no conozco, pero no importa, tan solo estar con mi padre y poder jugar con el me llenaba de alegría.
II Cuando llegamos al parque pude observar todo lo que había en el, era increíble, era un parque muy largo pero angosto, ya que estaba a la orilla del rio, con muchísimo pasto muy verde y liso, y claro algunos juegos y fuentes. Aunque había una barda muy larga que impedía el acceso al río, tal vez era por precaución para que los niños no cayeran al agua y se ahogaran . En fin había mucha gente , ancianos y niños y madres con sus hijos y claro algunos padres. Pero yo estaba tan feliz de tenerlos a los dos. Mi padre estaciono el auto a una calle al lado ya que aunque había una plaza justo en frente del parque, pero el no quería pagar el estacionamiento, así que lo estacionó un poco alejado , pero en fin me encantaba caminar. Iba tan feliz , mi padre me cargo sobre sus hombros, me sentía alto pero muy feliz de poder estar con el. Al fin llegamos a la entrada, muchos niños gritando y jugando y muchas madres comiendo. Cuando entramos el pasto era tan suave, aún con zapatos lo sabía y me daban ganas de aventarlos y estar descalzo por todo el lugar. Cuando por fin encontramos una mesa donde sentarnos , note que había un anciano justo en frente de nosotros, lo vi detenidamente, se veía feliz ya que tal vez vino con sus nietos a pasar el tiempo con ellos aunque yo no los veía. El también me miró y sonrió , como un gesto de alegría, yo también le sonreí y lo salude un poco tímido desde lejos . En fin cuando nos sentamos , empezamos a comer los emparedados y a charlar un rato , yo quería jugar pero tenía mucha hambre, creo que comí 4 emparedados. Mis padres reían juntos y felices, yo sabía que aún se amaban tanto como yo a ellos. Cuando termine convencí a mi padre de que jugará conmigo, y así lo hizo, tan feliz me llevo cargando a los columpios, estaba tan contento , me subí por todos los juegos que encontré y todas las resbaladillas que había. Era fantástico , nunca me había divertido tanto, pasaron aproximadamente 2 horas cuando mi padre y yo regresamos con mi madre, ella lucia contenta y con una gran sonrisa de vernos regresar, tome agua ya que estaba sediento, aunque mi padre tomo un poco de vino. Empezaba a oscurecer así que estábamos próximos a irnos pero note algo extraño en la barda que separaba al río de nosotros, había hecho un destello muy brillante , casi como una luz de un faro, todos nos quedamos sorprendidos y algunos se tallaron los ojos por lo brillante que fue, pero 1 minuto después lo volvió ha hacer , todos muy sorprendidos y algo curiosos se dirigieron a la barda y quisieron tocarla para ver que causaba esos destellos. Yo quise ir pero mi padre lo impidió, como si algo en el supiera que algo malo estaba pasando. Pude notar como el anciano que había visto se dirigió hacia la barda también, así que mis padres y yo solo nos resignamos a observar con algo de inquietud. Cuando el anciano toco la barda, pude notar como el destello volvió , pero junto con el muchos gritos, algo horrible, fueron tantos y tan fuertes que no sabía que estaba pasando, el anciano solo cayó al pasto, como si algo lo hubiera tirado, pero no solo el, todos los que tocaron la barda cayeron fulminantemente , como si algo los hubiera aturdido. Mi madre empezó a gritar del miedo y nunca jamás había escuchado algo así, se me estremeció el alma, mi padre estaba serio pero note algo de miedo en sus ojos. Yo estaba tan impactado que no hice sonido alguno.
III El parque lucia como un lugar de un tiroteo, había muchas personas en el pasto, aturdidas pero sin moverse, parecían estar muertas, como si el destello hubiera sido una bala en el corazón. Me quede mirando al anciano, con el que hace horas estaba saludando , solo lo veía tirado , muerto y sin respiración alguna, hasta que note algo terrorífico. El anciano se estaba moviendo pero de manera tan extraña y rápida, parecía un muñeco de trapo sin vida pero que se movía, era algo brutal y horrible, se movía torpemente tratando de levantarse, primero una pierna y luego otra, pero parecía que sus piernas fueran de goma, se doblaban torpemente y sin un estilo humano conocido. Se logró levantar pero de espaldas, estaba tambaleándose y se veía extraño , mi padre hablo con un poco de tartamudeo y le dijo si se sentía bien , si le podíamos ayudar o pedir una ambulancia para el, luego todos los que se habían desmayado se empezaron a mover de la misma manera, era como ver cientos de muñecos de trapo vivientes pero humanamente hechos. El anciano no contesto, solo se quedo quieto de espaldas, pero empezó a voltear muy lenta y torpemente, y lo que vi fue algo tan horrible que no pude evitar gritar de miedo al igual que mi madre. El anciano no tenía ojos, solo eran huecos negros sin vida, sin movimiento, y su boca era un agujero enorme , había crecido y no se cerraba, no emitía ninguna palabra ni ningún sonido, estaba gritando de miedo y mi padre nos tomó , a mi madre de la mano y a mi me cargo tan rápido que no lo note, nos llevó apresuradamente fuera del parque, yo solo miraba atrás , con pavor y miedo todos los que se habían desmayado lucían igual, eran monstruos deformes que parecían muñecos y se movían torpemente hacia nosotros, aunque no pude evitar observar a una pequeña niña que estaba llorando y gritando sola , tal vez sus padres habían tocado la barda y yo solo me quede viéndola y como lloraba del miedo , cuando esos monstruos de trapo se acercaron a ella no pude creer lo que paso, la tomaron y la despedazaron , como si fuera de papel, tenían una fuerza sobrehumana, la partieron en dos, solo vi como sus tripas y su cerebro cayeron en un charco de sangre que tiño de rojo el pasto, se comían todo lo que había , todo su ser se destruyó y se lo comieron . Yo no podía respirar de la impresión . Cerré los ojos y trate de pensar que era un sueño , pero no era así, era tan real que lo veía todo. Mi padre solo respiraba rápidamente y mi madre estaba histérica gritando tan fuerte que me dolían los oídos. No pudimos ir por el auto ya que estaba al lado del parque y ahí estaban esos monstruos así que rápidamente nos llevó hacia la plaza, pero del miedo no pudo pensar y nos fuimos directamente hacia la entrada del estacionamiento, era una pendiente en caracol que es muy alta, ya que tiene como 10 curvas, empezamos a subir desesperadamente aunque los monstruos nos seguían ,parecía que nos buscaban o querían matarnos. Subimos y procuramos guardar silencio máximo , mi madre solo gemía del miedo pero en silencio, yo solo intentaba olvidar y aferrarme a mi padre quien solo subía y subía desesperadamente. Estábamos en la 8 curva cuando presenciamos unos perros que estaban descansando en medio del camino , cuando los perros nos observaron no pudieron evitar ladrar , y eso puso más nervioso a mi padre que sabía que los monstruos nos podían escuchar y seguirían , mi padre rezo por que se callaran pero fue en vano, los perros ladraron y nos empezaron a seguir, cuando estábamos en la 9 curva, los perros se detuvieron y levantaron sus orejas, habían escuchado algo de abajo, así que dejaron de seguirnos y ladrando, bajaron para encontrar el sonido . Mi padre pareció dar un respiro de alivio pero no duró tanto, cuando llegamos a la 10 curva, escuchamos los horribles chillidos de los perros, eran tan horribles que yo no conocía que un perro podía hacer tan semejante sonido. Pronto se callaron y ahí supe que los monstruos los habían destrozado. Cuando llegamos al estacionamiento hasta arriba mi padre empezó a buscar algo una puerta o algo para defendernos pero no encontró nada, al parecer no había ningún auto, y era tan extraño , como si la toda la gente se hubiera esfumado , solo estábamos nosotros tres , mi padre empezó a ponerse más y más histérico, y pude presenciar que lloraba de la desesperación, nunca lo había visto llorar, solo iba de un lado a otro tratando de buscar algo que nos salvara. Ya era tarde , pudimos escuchar algo que venía de abajo, parecían demasiados y venían directamente hacia nosotros. En ese momento me di cuenta que iba a morir, sabía que ese era mi fin y el de mis padres, mi madre lloraba sin parar, abrazándome y solo esperando el final.
IV Era mi fin, un día tan hermoso y feliz que había empezado y de pronto terminaría en la muerte de mis padres y la mía. Cuando mi padre se asomó hacia la pendiente en caracol noto que ya estaban en la 8 curva. Desesperado tratando de encontrar algo que nos salvará, se asomó hacia los lados del edificio , como si saltar al vacío fuera una opción, se dio cuenta que a la derecha había un gran castillo inflable que habían colocado un negocio justo al lado de la pendiente , sabiendo que si no lo lográramos y pudiéramos morir de una caída, nos tomó a mi madre y a mi y nos dijo que saltáramos. Mi madre lo miro de forma impactada aunque sabía que era una locura, podría ser nuestra única salvación , y si moriríamos por lo menos sería rápido y no sufriríamos siendo destrozados por los monstruos. Mi padre suspiro y trató de ser fuerte, se paró en la orilla del edificio y miro hacia abajo. Los mutantes ya estaban casi llegando cuando se armo de valor y se aventó al vacío, cayó tan rápido que no pude asimilarlo y sorprendentemente cayó en el inflable saliendo ileso, luego mi madre sabía que si nos lanzábamos los dos podríamos desviarnos y morir así que me dijo que fuera yo solo. A mis 6 años tendría que lanzarme de un edificio , aunque tal vez sería mi salvación , no podía evitar sentirme aterrado. Me paré en la orilla y mire hacia abajo, mi padre que ya había salido del inflable me hacía señas que fuera rápido , así que me apresuré y me lancé, cerré los ojos desde el primer momento, fue tan rapido caer que no me di cuenta hasta el momento en que rebote con el inflable, di otro salto tan alto ya que yo era muy ligero, cuando mi padre me atrapó y me tomo fuera del castillo inflable. Ya solo faltaba mi madre que estaba aterrada porque observó que los mutantes estaban casi llegando por ella, cuando se apresuró y salto lo más rápido posible, la vi desde el suelo caer, fue como si fuera en cámara lenta, cayendo al vacío y su expresión de angustia en su rostro observando el suelo, cuando cayó casi en el borde del inflable, por poco y pudo morir si hubiera caido unos cuantos centímetros más a la derecha. Cuando se levanto solo tenía un ligero golpe en la rodilla pero no fue nada grave. Mi padre solo suspiro y agradeció a dios por habernos salvado , miramos una vez más hacia arriba y observamos cómo nos veían los monstruos, con esos huecos negros en vez de ojos, nos dimos cuenta que teníamos que irnos, pero antes de intentar huir hacia nuestro automóvil, se abrió la puerta trasera de la plaza, mi madre casi se desmaya del susto y mi padre casi le da un golpe cuando nos dimos cuenta que era un joven de la plaza que había oído los ruidos de nosotros al caer, nos dijo que entráramos rápido y que era seguro ya que la plaza la habían cerrado y las puertas las habían obstruido.
V El joven de al parecer unos 25 años nos hablo de forma sigilosa y nos dijo que la plaza tenía todas las entradas obstruidas y que estábamos a salvo, pero que no debíamos hacer ningún ruido, nos dijo que lo siguiéramos y nos llevó a un local de ropa , ahí se encontraba un grupo de al menos 5 personas, una pareja joven , una anciana de aproximadamente 67 años y un adolescente de 17 años y el joven que nos ayudó . Yo era el único niño , pero por suerte tenía a mis padres conmigo. El joven empezó a decirnos que desde el momento que avistaron el segundo destello en la barda la gente se empezó a asustar y se fueron a ver lo que pasaba en el parque, aunque el se quedo por que trabaja en la plaza y no podía salir, cuando observaron que en el tercer destello toda la gente cayó fulminada pensaron que era un ataque o un tiroteo y cerraron la plaza obstruyendo todo, aunque mucha gente decidió huir con sus autos de forma despavorida, al final solo quedaron esas 5 personas. La joven pareja estaba en una esquina, el novio estaba abrazando a su chica que estaba desconsolada y en estado de shock, mirándonos , el empezó a decirnos que el piensa que fue una especie de ataque químico o algo muy avanzado, y que al parecer al destello de la barda fue una especie de electricidad que tenía instalada y que cuando la encendieron emitió una energía tan grande que emitió una luz como un faro, y sabiendo que la gente se acercaría a tocarla la electrocutaron con una especie de tecnología avanzada que destruía su cuerpo o su mente y los hacia una especie de mutantes vivientes que solo destruían y destrozaban a la gente para saciar su hambre infinita . - Nos atraparon como moscas!! Exclamo enojado, al parecer el creía que se trataba de una nueva arma química o nuclear, aunque solo lo balbuceaba con tartamudeos, como si se empezará a volver loco. La anciana estaba en el otro costado, solo mirando sus fotografías de sus nietas, al parecer sollozaba y lloraba de que nunca las volvería a ver, al parecer ella nunca se dio cuenta de los destellos ya que su vista no estaba bien, y fue el joven el que la salvo llevándola hacia la tienda, cuando la encontró estaba quieta mirando y tratando de entender porque la gente corría y gritaba de manera eufórica. El adolescente fue el último en entrar al grupo antes que nosotros, al parecer el estaba afuera y había visto el segundo destello, cuando de repente se dio cuenta que que todos corrían de la plaza para observar la barda desde cerca, el se regresó a la plaza para intentar robar sin que nadie lo sorprendiera. Cuando notó que cerraban y bloqueaban la plaza , se quedó atónito y se escondió en un baño de una dulcería. Cuando salió para ver que había pasado no encontró a nadie y solo camino hasta toparse con el grupo, quien le avisaron que había una especie de ataque afuera. Mi madre se tranquilizó poco a poco y comenzó a hablar con la anciana, quien la abrazo tratando que reconfortarla y hacerla sentir mejor. Mi padre estaba conmigo y el joven, quien estaban tratando de idear algo para poder salir de aquí y acudir al ejército o a la policía donde pensaba que podía haber una base para los sobrevivientes. Yo empecé a obsevar a la pareja que se abrazaban , ya que la chica estaba en estado de shock mirando hacia la nada. Me acerqué y le pregunté al chico - Que le pasa a ella? - Lo que pasa es que ella observó como una niña fue destrozada y devorada en el parque - Oh lo se, yo la vi también, fue horrible, pero al parecer no pudimos hacer nada por ella - Lo se amigo , pero ella se quedó pasmada y ahora no puede hablar Tratando de ayudarla , me acerqué hacia ella y me inque , y la mire de cerca y le dije - Yo sé cómo te sientes, y yo también lo vi y fue horrible , pero no pudimos hacer nada por ella, aunque yo sé que está en un lugar mejor ahora Ella solo me miró por unos segundos y me dijo - Tu lo crees? - Claro, es una niña pequeña y los niños van al paraíso cuando mueren Suspiro y me tomó de la mano - Gracias , te creo y gracias por hacerme sentir mejor. - De nada , siempre trato de reconfortar a mis padres cuando están tristes, y tú me recordaste a mi mama. - Gracias amiguito, nosotros también trataremos de cuidarte si algo te pasara- dijo el chico Me sonrieron y trataron de descansar. Mi madre estaba hablando con la anciana quien le decía que no podría morir sin decirle a sus nietas que las amaba y que no podía estar tranquila sin poder verlas una vez más. Pero mi madre solo la abrazaba y le decía que las vería pronto y que todo saldría bien , que solo imaginara que harían juntas cuando todo esto se acabe. La anciana sollozaba y sollozaba aunque se estaba tranquilizando, cuando finalmente se quedo dormida también . El adolescente estaba caminando en círculos , y repitiéndose así mismo que no lo podía creer. Me acerqué y hable con el - Que te pasa ? - No lo se, no puedo creer lo que está pasando, quiero despertar, quiero irme y estar con mis padres, voy a morir !!! - No digas eso, nosotros ahora estamos juntos y juntos nos apoyaremos y podremos regresar a nuestras casas - Pero y si no? Y si morimos todos, y si nos matan y nos devoran, que vamos a hacer? - Solo tener fe- le dije , yo creo en mis padres y si ellos me dicen que todo estará bien le creo, y aunque tal vez no sea cierto, es mejor creer que lo es. El solo me miró de forma que trataba de comprender lo que le había dicho. Así que solo se callo y se sentó en una silla y trató de dormir. Mi padre seguía hablando con el joven, estaban discutiendo como poder salir e ir algún lugar seguro , ya que en cualquier momento los mutantes sabrían que estamos a dentro. Ellos discutían sobre cómo poder matarlos de alguna manera , si quemándolos o disparandoles, pero desgraciadamente en la plaza no había ningún arma y los machetes o sierras y cualquier arma de filo estaban al otro lado de la plaza , pero todos temían salir y cruzar hasta la bodega. El joven sugirió que nos quedáramos hasta la mañana y que seguramente la policía entraría y nos salvaría, pero tendríamos que pasar toda la noche en la tienda, así que mi padre creyó que podría ser buena idea y llamó a mi madre, en ese momento ella dejo a la anciana descansar sola y se dirigió a el, estábamos los tres juntos y el dijo que nos quedaríamos aquí toda la noche y que por suerte mañana la policía nos salvaría, ella comprendió y nos dirigimos a dormir. Nos sentamos en una esquina y tomamos unas chamarras para taparnos, hacia un poco de frío y no había luz eléctrica, aunque yo estaba totalmente cansado , no podía evitar pensar que esos mutantes estaban allá afuera y podrían matarnos en cualquier momento. Así que solo abrazé a mi madre y me empezó a quedar profundamente dormido.
VI Estaba profundamente dormido cuando escuche unos gritos, abrí mis ojos lentamente y todavía adormilado, cuando pude entender que era el joven que nos decía que nos despertáramos rápidamente. - Que pasa , que está pasando??!- dijo mi padre - Entraron! Entraron por el techo, están en la planta alta y nos están buscando !! - Pero! Como es posible- dijo el chico - No lo se! Pero vi a uno de lejos, y se que están aquí, debemos tratar de escondernos en otro lugar más seguro - Pero donde demonios lo encontraremos, son más que nosotros y nos van a matar si nos ven! - dijo mi padre - No lo se pero tenemos que salir de aquí, este no es un lugar muy seguro. La anciana se levanto y se dirigió rápidamente hacia la puerta tratando de buscar un escondite , estaba histérica y casi le da un infarto. Así que el joven la tomo fuertemente de la mano y le dijo que no hiciera ruido y que esperará a que todos salieran juntos. Mi madre se enojo y lo dijo con un tono enojado pero en silencio que no la maltratara y que todos aquí tienen diferentes formas de afrontar el miedo. El joven solo la soltó y la empujo fuertemente hacia el otro lado. Mi padre exclamó y dijo que todos nos calmáramos y que no podíamos pelear entre nosotros y que sea como sea debemos a salir todos juntos de este lugar y encontrar un escondite. Todos asintieron y nos preparamos para salir. El joven mencionó que había un cuarto frío en una tienda de autoservicio cerca y que podían esconderse ahí ya que era un espacio pequeño y si guardábamos silencio podíamos pasar desapercibidos. Todos estuvieron de acuerdo y nos dirigimos hacia alla. El camino no era muy largo, tal vez teníamos que atravesar por 6 tiendas hasta llegar a la de autoservicio, así que nos preparamos para ir muy sigilosamente, cuando pasamos al lado de la primera tienda , pude observar a un mutante que estaba arriba , caminando de un lado a otro , tratando de buscar algo, se movía tan torpemente pero tan flexible como si fuera de trapo, un muñeco sin vida pero que caminaba , así que abraze más a mi padre, que me estaba cargando en ese momento. El joven iba al frente y mi padre y yo detrás junto con mi madre, la anciana y el adolescente iban juntos cuidándose el uno del otro , y la pareja al final abrazados. Estábamos pasando la tercera tienda cuando de repente oímos un fuerte golpe, todos volteamos con pavor y pudimos observar cómo un mutante se había caído de la planta alta, estaba tirado como si estuviera muerto otra vez pero el chico sollozo - Lo ven! No sangro ni se rompió un solo hueso - Es verdad- dijo el joven, como si toda su sangre se hubiera evaporado y se hubiera hecho de goma y sus huesos desaparecieran. - Caminemos muy despacio porque no sabemos si en verdad está muerto- dijo el joven Así que nos dispusimos a caminar más despacio, pero de manera tan rápida y repentina volteámos de nuevo y nos dimos cuenta de que ya no estaba el cuerpo, como si se hubiera levantado y esfumado, todos con un miedo mayor empezamos a buscar y mirar por todos lados y no encontramos nada. Nos pusimos a caminar más rápido y casi corriendo cuando vi que la anciana se había quedado atrás , ya casi llegando a la tienda observe como la anciana al último , que fue tomada fuertemente por el mutante y de una manera horrorosa y horrible metió su mano dentro de su cabeza y la destrozo de un solo golpe , todo su rostro, sus ojos y su boca y nariz desaparecieron y solo veía un agujero. La chica empezó a gritar y gritar y pronto todos los mutantes nos observaron, sin poder terminar de darnos cuenta de cuántos eran nos metimos en la tienda y todos nos metimos en el cuarto frío para las bebidas . Era un cuarto muy angosto y con una puerta muy dura y gruesa. Todos entramos y el joven con un fierro rompió la manija de afuera y nos metimos todos encerrándonos a nosotros mismos. El cuarto estaba helado, extremadamente frío y con ventilación ,que al parecer seguía recibiendo a pesar de no haber electricidad ,así que aparte de frío recibíamos viento helado, apenas cabíamos todos así que nos dispusimos a quedarnos en la orilla y no hacer ningún ruido posible. Por suerte estaba lleno de bebidas de todo tipo así que todos nosotros tomamos agua ya que estábamos sedientos desde hace horas y aunque estuviera fría nos la terminamos toda. La chica estaba en pánico, tenía demasiado miedo y no paraba de llorar en silencio. El joven la insulto y le reclamo que gracias a ella los mutantes nos habían visto y que ahora si íbamos a morir. El chico se enojo y lo amenazó con lanzarlo afuera para que lo mataran. Todos estábamos muy tensos en ese momento y no podíamos dejar de culparnos los unos a los otros, incluso mi padre estaba furioso con la chica ya que decía que gracias a ella podríamos morir. Todos nos empezamos a tranquilizar y a tratar de poder descansar y hacer el menor ruido posible ya que podíamos ser descubiertos y aún con el frio helado tratamos de dormir. Una hora después yo solo dormía por ratos y entrecerraba mis ojos y los volvía a abrir hasta que logre avistar entre las botellas de agua a un mutante que estaba justo afuera, estaba paralizado, no podía hablar, estaba justo en frente solo protegido por una puerta de vidrio y muchas botellas de agua, lo mire y ya no parecía humano , seguían teniendo los huecos pero había algo rojo en el centro de esos huecos, sus bocas eran enormes y estaban tan pálidos y con manchas negras como un cuerpo putrefacto , se movían torpemente pero rápido y podían doblar su cuello o sus brazos. Yo solo los mire hasta que con muy bajo volumen de voz de dije a mi padre. - Papa, papa (sollozando) están aquí afuera El solo me miró y con los ojos le apunte hacia afuera, el los vio , eran 3, así que el empezó a despertar a mi madre y ella al joven y así de manera sucesiva ya que estábamos todos demasiado juntos, hasta que el chico trató de despertar a su novia, ella no despertaba, no abría los ojos, el la movia y la movia y ella no despertaba. Empezó a llorar cuando le sintió su corazón, se dio cuenta que ya no latía , ella había muerto , tal vez del frío o tal vez le dio un infarto. El lloraba y lloraba y no paraba de tratar de no hacer ruido pero seguía llorando. Todos nosotros estábamos muy débiles por el frío y nos movíamos lento pero no podíamos movernos rápido hasta que el joven de manera lenta se dirigió a otra puerta más pequeña donde estaban las cervezas, era otro cuarto pero más pequeño y muchísimo más frío. El pudo encontrar que en la pared había una puerta que conducía a una bodega donde estaba todo el alcohol , pero tenía llave así que desesperadamente trató de abrirla, no pudo así que el chico que estaba totalmente destrozado nos dijo que siguiéramos sin el, que el ya no tenía por que más vivir así que nos dijo que el se quedaría para ser una distracción mientras nosotros escapamos. Al principio solo mi madre trató de convencerlo de que no lo hiciera , pero al ver que sería la única opción todos acordamos hacerlo. Así que el joven tomo una botella de vidrio de cerveza y con todas sus fuerzas rompió el cerrojo de la puerta y la abrió, pero el ruido que hizo causó que los mutantes nos vieran así que de una manera tan increíble trataron de romper la puerta , todos nos apresuramos a ir a la bodega , primero fue el joven y luego yo, después fue mi madre, el adolescente y al último mi padre, ya cuando el estaba entrando a la bodega pudimos escuchar como rompieron la puerta y el chico solo grito y al final no se escucho más de el. El joven y mi padre tomaron cajas y cajas de cerveza y las pusieron en la puerta para poder bloquearla totalmente.
VII Al parecer el adolescente era el único que tenía un reloj y nos avisó que ya eran las 4:00 de la mañana , así que solo faltaban 3 horas para que el sol apareciera y tal vez nuestra salvación. Todos estábamos perdiendo las esperanzas pero aún así yo seguía creyendo que posiblemente alguien nos salvaría. La bodega era grande y muy hueca, estaba muy oscuro y no había luz más que una ventana muy grande arriba que hacia que entrara la luz de la luna y fuera nuestra única luz. Nos dispusimos a sentarnos en el único lugar donde llegaba la luz de la luna, así que simplemente ya aterrados y sin sueño solo nos quedamos callados y sin hablar. Fueron pasando los minutos y las horas , hasta que le dije a mi padre que tenía sed, y en ese momento el joven mirándome de una manera cruel dijo - No hables niño estupido, cualquier ruido nos puede llevar a la muerte Mi madre quedo tan asombrada de lo que dijo que solo se acercó al joven y lo abofeteó , el reaccionó y la empujo muy fuerte, así que mi padre lleno de ira le dio un golpe en la nariz. Mi padre era solo unos centímetros más alto que el y los dos se veían igual de fuertes pero el joven era rápido así que rápidamente reaccionó y le dio otro golpe a mi padre que lo hizo sangrar de la boca y el joven se fue a otro rincón. Ya habían pasado 2 horas y media y la luz del sol de la mañana estaba llegando, aunque tenue todos nos sentimos aliviados, así que nos dimos cuenta que había una escalera en la esquina y era lo suficientemente larga para que pudiéramos salir por la ventana , así que mi padre la tomo y rápidamente la colocó en posición para la ventana, cuando estábamos por subir escuchamos un ruido de zumbido afuera de la bodega, todos nos quedamos petrificados cuando de repente logramos ver un helicóptero arriba de nosotros apuntándonos con una luz muy fuerte, era por fin la policia que nos había encontrado y nos venía a salvar. Todos nos llenamos de alegría al ver el helicóptero , observamos que había dos hombres ahí y uno nos hacía señas de que nos alejáramos , así que nos pusimos en las esquinas, al parecer iban a romper la ventana para así nosotros poder subir y escapar. De repente simplemente con dos disparos rompieron la ventana y todo el vidrio y los pedazos cayeron y azotaron el suelo, algunos nos cayeron y nos provocaron pequeñas heridas, así que rápidamente nos dispusimos a subir las escalera. Pero cuando mi madre que era la primera estaba a la mitad se escucharon golpes en la puerta bloqueada que llevaba al cuarto frío, al parecer los mutantes seguían ahí y escucharon el ruido que hizo la ventana al caer. Todos entraron en pánico, mi madre estaba en la mitad del camino pero no podía regresar por mi porque la escalera era muy delgada y ella no me podría cargar, por lo que se apresuró y subió al helicóptero, ella fue la primera en salvarse, luego ella me gritó que subiera , así que estaba tan horrorizado que me quedé pasmado, mi padre me tomo y trató de subir conmigo pero el joven lo detuvo y le dijo que si subíamos los dos juntos podríamos romper la escalera y no salvarnos ninguno, yo empeze a llorar y a gritar que mi padre se fuera conmigo pero el me abrazo y le dijo que tenía que hacerlo por mi solo, me dijo que me amaba y que sabía que si el moría, por lo menos moriría feliz al saber que su hijo y su esposa se habían salvado. Llore lo más que pude pero con fuerzas que jamás conocí que tenía subí las escaleras lo más rápido que pude, eran de madera y muy delgadas, sentía que en cualquier momento caería, pero cuando al fin llegue abraze a mi madre y suspire al saber que me había salvado, pero aún lloraba con todas mis fuerzas porque mi padre aún no subía. La puerta estaba a punto de abrirse y los mutantes estaban a punto de entrar a la bodega, en ese momento mi padre le dijo al adolescente que el seguía, yo grite porque el no fue el siguiente, pero luego entendí que mi padre vio en el adolescente a otro hijo de alguien más que tenía que regresar con sus padres, así que el fue el siguiente en subir la escalera. Cuando llegó al helicóptero ya solo estaba mi padre y el joven en la bodega , pero en el momento en que mi padre iba a subir el joven lo empujó y el trató de subir, en ese momento mi alma sintió morir y mi cuerpo empezó a temblar, grite lo más que pude Papa!!!!! Papa!!! Pero solo podía verlo a un lado tratando de subir la escalera, el joven que era rápido le dio una patada en la cabeza y mi padre cayó, al ver eso los hombres que estaban con nosotros le dispararon al joven ya que el estaba tratando de matar a mi padre dejándolo para que los mutantes lo destrozaran. Una bala le dio a la cabeza del joven y cayó y murió al instante. Mi padre algo desorientado trató de incorporarse lo más rápido posible pero los mutantes abrieron la puerta, rompiéndola con una fuerza tan increíble que desde el helicóptero la escuche. Solo pude observar a mi padre tratar de subir por última vez, lo único que pude ver es cómo casi llegando a la ventana un mutante subió tan rápido que no lo vi hasta que tomo a mi padre por la espalda, en ese momento entre en shock, solo pude observar cómo el mutante le atravesó el pecho y le saco el corazón, vi tanta sangre que sentí ganas de desmayarme, mi madre estaba gritando tan fuertemente que salía sangre de su boca, lo último que vi de el fue como lo partieron en dos y lo devoraron con tanta furia que al fin me desmayé.
Tal vez mi padre murió de una forma horrible pero el sabía que al vernos a mi madre y a mi a salvo el podía morir feliz. Yo nunca me podré quitar esa imagen de mi cabeza, y tendré que llevarla conmigo hasta que yo muera, pero al fin y al cabo mi padre murió como un verdadero héroe porque claro el siempre va a ser mi héroe.
FIN
submitted by Rogged12 to creepypasta [link] [comments]


La asiatica mas hermosa, sexy y caliente con pechos ... Mujer con pechos gigantes causa revuelo  Al Rojo Vivo ... Tomo Agua con Limón por 5 días Seguidos ¿FUNCIONA ... 10 Personas con Superpoderes Reales - YouTube Las Personas con los Atributos Más Grandes del Mundo - YouTube Los 5 Monstruos Marinos Más Grandes del Mundo - YouTube Esposa con senos grandes - YouTube Chica de enormes pechos TRUCO SENOS  PECHOS MAS GRANDES USANDO TOALLAS SANITARIAS ... Por esta razón debes salir con una mujer de caderas anchas ...

Basado en pechos reales - blogs.20minutos.es

  1. La asiatica mas hermosa, sexy y caliente con pechos ...
  2. Mujer con pechos gigantes causa revuelo Al Rojo Vivo ...
  3. Tomo Agua con Limón por 5 días Seguidos ¿FUNCIONA ...
  4. 10 Personas con Superpoderes Reales - YouTube
  5. Las Personas con los Atributos Más Grandes del Mundo - YouTube
  6. Los 5 Monstruos Marinos Más Grandes del Mundo - YouTube
  7. Esposa con senos grandes - YouTube
  8. Chica de enormes pechos
  9. TRUCO SENOS PECHOS MAS GRANDES USANDO TOALLAS SANITARIAS ...
  10. Por esta razón debes salir con una mujer de caderas anchas ...

Hooooola Preciosas, Nuevo Vídeo mostrandole los 2 trucos que uso yo para que se vean mis pechos mas grandes. Puedes usar el truco que elijas porque los 2 son... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Todos en algún momento, hemos intentado presumir algunas partes de nuestro cuerpo, ya que es una forma de sentirnos bien con nuestro físico. Pero la genética... Hola mis hermosas! 😘Hice un reto y tomé agua con limón por 5 días todas las noches. AQUÍ LES MUESTRO CÓMO ME FUE Y CUALES SON SUS BENEFICIOS ¿REALMENTE SIRVE... TechZone https://www.youtube.com/channel/UCX2kb6ORLImkfraxpn3lT3w 10 PERSONAS CON SUPERPODERES REALES A la mayoría de la gente le gusta, o le gustaba, ver ... Los 5 Monstruos Marinos Más Grandes del Mundo ¡Suscríbete es gratis! https://goo.gl/QZWk2q UBICACIÓN DEL KRAKEN: https://goo.gl/maps/A1Sz3GYFme92 -63.048979,... TWERK ON THE ROOF 360 VR Video • Chris Brown - Wobble Up • Тверк на крыше в 360 Градусов (#VRKINGS) - Duration: 3:01. VR KINGS Recommended for you. 360° Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Esta ex maestra de piano en California ha gastado 75 mil dólares en cirugías estéticas. Sus pechos gigantes capturan todas las miradas por donde va. SUBSCRIB... Las mujeres siempre nos van a causar sensación y no solo porque son del sexo opuesto y es normal que nos sintamos atraídos hacia ellos sino que además pueden...